Pensar antes de hacer

 

El año 2015 terminó con una luz de esperanza. La democracia continua es una luz de esperanza y la sociedad en general terminó con una luz de esperanza. El comienzo del año 2016 fue menos alentador. Cuando comenzaron los conflictos laborales, por la cantidad de gente que convoca y por los sueldos que se pagan, comenzó a empañarse esa luz de esperanza.

Hoy existe una preocupación muy grande, una incertidumbre y sobre todo se va perdiendo la paz social, que es cuando la familia empieza a perder estabilidad laboral. Cuando se inquieta su situación laboral la gente se pone mal y termina siendo una lucha de pobres contra pobres donde los que tienen posibilidades de decisiones importantes a veces la resuelven desde lo que hacia adentro parece lo mejor, pero no siempre pensando en el bien de todos. Lo expresó Mauricio Scoltore que tiene un peso específico que excede la importancia que el sacerdote pueda tener como representante de la palabra de Dios.

Es importante hacer prevalecer el diálogo y el consenso como herramienta para utilizar en la búsqueda de las soluciones que hagan falta a cada conflicto.

Siempre hay que tratar que no se apague esa luz de esperanza, después no hay que perder el aspecto solidario del pueblo argentino y particularmente de los azuleños.

Hay que pensar con serenidad que se sale adelante de una crisis buscando el diálogo y consenso. Sobre todo, cuidando algo que ha costado mucho conseguir, que es la paz social. Cuando empieza a deteriorarse la paz social, cuando empieza a ser lucha de pobres contra pobres, la cosa se torna más preocupante.

Es necesario alentar a tener una mirada de esperanza, a pensar antes de hacer y decir cada cosa, sobre todo a pensar cuál tiene que ser el aporte a esa paz que hace bien a todos y además permite pensar con mayor claridad para salir adelante.

Esa luz de esperanza, frente a las familias azuleñas que están en la incertidumbre de su trabajo que altera el ritmo de todo, puede subsistir y salir adelante entre todos si no se bajan los brazos. Cada uno desde donde le toca. Desde su sector aportar el granito de arena.

Este año el Papa Francisco propuso como lema “vence la indiferencia y construye la paz”, o sea abrir los ojos y ver que le pasa al que vive al lado. Es el camino para construir la paz y sobre todo, no ver de primera mano al que está al lado como un enemigo a vencer o que me puede vencer, sino a un hermano que tiene dificultades y problemas al que es necesario ayudarlo. Juntos buscar un camino de solución buscando el diálogo, el encuentro y la unión de toda la comunidad para salir adelante.

Somos un cuerpo y el cuerpo humano tiene sus distintos miembros y se los necesita a todos para la construcción, también, de una sociedad. Cada uno tiene que hacer su aporte y todos son necesarios y todos son importantes. Nadie tiene que olvidarse desde su lugar el lugar que ocupa el otro para que pueda llevar adelante su don, su capacidad, su talento.

Es responsabilidad de toda la comunidad, y el único camino para llegar a un encuentro con la luz de la esperanza y de la solución, sea cual fuera la luz es la de la serenidad, la de la paz, la del encuentro en positivo y la de evitar todo gesto de violencia, sobre todo porque a veces la violencia termina no afectando a los más grandes, a los más poderosos sino que termina siendo una lucha de pobres contra pobres que no lleva a nada.

El ser humano es pensante, es práctico, es constructivo y creativo. Cuando las dificultades se van dando, va tratando de encontrar una solución. Sabiendo que cuando toda la comunidad crece, también uno personalmente se enriquece y se beneficia. Se puede salir de la nada y aún en el peor momento del conflicto hay que tener una luz de esperanza y pensar que, desde la construcción de la paz, es mucho más fácil apuntar hacia una salida.

El padre Scoltore reafirmó que todo lo que sea para sacar adelante la ciudad, siempre se está dispuesto. El Obispo Diocesano está comprometido en ésto también, dijo, para tratar entre todos ver cómo se puede salir adelante. El Papa Francisco dice que prefiere una Iglesia herida, por estar en la calle que enferma por estar adentro de la Sacristía. Y la misión es esa. Ver como se acompaña al que camina por la calle.

¡Deja un Comentario!

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *