EL DETENIDO DECLARÓ AYER EN LA FISCALÍA

Peritan el arma secuestrada en la casa de Rodrigo Esquibel y un proyectil extraído a una de las víctimas

Se intentará determinar si el revólver hallado en el domicilio de Villa Piazza Norte donde se realizó el allanamiento, fue el utilizado en el grave incidente ocurrido el sábado a la madrugada en inmediaciones de un bar. Un vocero judicial confirmó la unificación de esta causa penal con una que se inició contra el mismo joven por un robo en perjuicio de un menor de edad. 

Presencia policial en la casa del joven detenido.
<
>
Presencia policial en la casa del joven detenido.

Mediante una pericia balística se intentará determinar si el proyectil que fuera extraído de la humanidad de uno de los tres músicos tresarroyenses baleados el sábado a la madrugada, salió del revólver que se secuestró al cabo de un allanamiento que la policía realizó el domingo en el domicilio del único detenido que hay en relación con el caso. A propósito de esto Rodrigo Esquibel, que fue arrestado por disposición judicial por su presunta intervención en el incidente armado, compareció ayer ante el Fiscal Marcelo Claudio Fernández, interinamente a cargo de la UFI N° 2. Si bien el joven de 19 años aceptó ser indagado, según señalaron a este diario fuentes del caso no aportó nada trascendente para ayudar a su defensa, que estuvo a cargo de la Defensoría Oficial N° 2.

En tanto el vocero judicial confirmó la unificación de causas penales en las que ahora está sindicado Esquibel ya que, como se informó en la anterior edición, al caso ocurrido en inmediaciones del bar Oktubre, donde tres músicos que momentos antes habían tocado en ese local nocturno recibieron impactos de bala durante un confuso episodio, se le suma un robo a mano armada denunciado horas antes de la balacera del sábado. Este último hecho tuvo lugar el martes pasado, alrededor de las 13.30, cuando el ahora detenido habría acordado con el damnificado, vía Facebook, la venta de una consola Play Station III en la suma de 1.500 pesos. Las partes quedaron en reunirse en Piazza e Industria, lugar donde el delincuente esgrimió un arma de fuego que apoyó en la cabeza del adolescente y le indicó: “Dáme la plata y que nadie se entere de esto porque se pudre”. Acto seguido el sujeto le sustrae al chico 1.500 pesos y huyó del lugar a bordo de una motocicleta.

“El arma incautada será sometida a una pericia; de ahí que esté en parte pendiente la calificación definitiva para sumarle la acusación de portación de arma de fuego. Hubo una calificación intermedia hasta que se realice esa pericia balística”, precisó el informante.

En tanto que más allá de no haberse establecido inicialmente el origen de los proyectiles de fusil hallados en la casa del acusado, sita en Industria 260, los peritos balísticos deberán determinar si estas municiones estaban aptas para su uso. De la misma manera se obrará respecto de los cinco proyectiles que estaban en el tambor del revólver incautado.

También indicó el vocero que las prendas de vestir secuestradas guardan similitud con las utilizadas por el autor de los disparos, aunque las mismas serán exhibidas a los eventuales testigos en una diligencia de reconocimiento. La justicia ya cuenta con los registros fílmicos del interior del bar, donde estaría acreditada la presencia de Rodrigo Esquibel en compañía de otras dos personas. Respecto de éstos últimos, aclaró la fuente, “hay que ver el grado de participación que eventualmente tuvieron”.

Un detonante poco claro

Si bien faltarían tomarse algunas testimoniales en la causa penal que en relación con este incidente armado instruye el fiscal Fernández, no surge de las actuaciones un detonante claro que pudiera haber desencadenado los hechos que tuvieron lugar en San Martín esquina España.

“Habría habido alguna queja de parte de las víctimas (los músicos tresarroyenses) hacia la gente que estaba en el local, después de haber tocado y constatado que el auto en el que habían llegado junto a un cuarto integrante de la banda no estaba estacionado fuera del bar. Cuando fueron a reclamar por el auto, al principio nadie le dio mucha atención y después salió este muchacho y, sin hablar mucho, los baleó. No se sabe el motivo exacto ni de si lo mandó alguien o lo hizo por iniciativa propia”, subrayó el vocero.

En principio Esquibel –alias “Rocho”- fue remitido a la comisaría primera, pero teniendo en cuenta los inconvenientes edilicios que tiene esa dependencia, seguramente la Justicia de Garantías dispondrá el alojamiento del detenido en una seccional policial de la zona.

Como se informó en la edición de ayer, tres integrantes de una banda de rock de Tres Arroyos resultaron con lesiones leves después de ser baleados en inmediaciones de un bar donde se habían presentado instantes antes. Los músicos -Gonzalo Cappa, de 26 años; Maximiliano Alonso, de 22; y Emiliano Johansen de 24- resultaron con heridas por las que tuvieron que ser atendidos en el Hospital Pintos, el centro asistencial municipal donde horas después fue dado de alta el único de los tres que permaneció internado.

Disparos al amanecer

El hecho se produjo minutos antes de las 6 del sábado en inmediaciones del boliche “Oktubre Rock Bar”, situado en una de las esquinas de San Martín y España. Instantes antes, la banda de la que forman parte los jóvenes lesionados se había presentado en ese local junto con un grupo de la ciudad de Benito Juárez. Para ese entonces un cuarto integrante de Loma Negra, llamado Jesús María Balestrini -de 30 años y, al igual que los heridos, con domicilio en Tres Arroyos- se había ido del local en un automóvil en el que todos ellos andaban. Ese vehículo -un Peugeot 207- fue localizado y el hombre les refirió a los policías que los demás integrantes del grupo sabían que él se había ido antes del local. Incluso, que el dueño del rodado le había dado las llaves del auto. En medio de la confusión originada porque el vehículo no era localizado y los demás integrantes del grupo sospechaban que había sido robado, algo que finalmente no fue así, se produjo el incidente donde tres de los músicos fueron baleados.

Los jóvenes estaban en las afueras del local donde instantes antes habían tocado cuando imprevistamente un sujeto que portaba un revólver, acompañado por otros dos que no estaban armados, salió de “Oktubre” por la puerta que da a calle España y les disparó por circunstancias desconocidas. Fueron al menos cinco los tiros efectuados por el agresor, quien después habría ingresado nuevamente al local antes de darse a la fuga.

 

¡Deja un Comentario!

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *