DESDE EL CONCEJO

Piden a Bertellys la aplicación de la ordenanza que apoya a los centros culturales independientes

Concejales de todas las bancadas que componen el Legislativo presentaron un proyecto de comunicación que será tratado en la primera sesión del año con la finalidad de que el intendente ponga en vigencia la ordenanza aprobada por unanimidad mediante la cual se creó el Régimen de Fomento Municipal para Espacios Culturales Alternativos en Azul y las localidades del partido.

 

Se pondrá a consideración del cuerpo el próximo martes un proyecto para pedirle al Ejecutivo políticas de apoyo para los centros culturales independientes. ARCHIVO/EL TIEMPO
<
>
Se pondrá a consideración del cuerpo el próximo martes un proyecto para pedirle al Ejecutivo políticas de apoyo para los centros culturales independientes. ARCHIVO/EL TIEMPO

Concejales de todos los bloques que conforman el Concejo Deliberante presentaron un proyecto de comunicación que será tratado en la primera sesión ordinaria que se realizará el próximo martes 5 de abril mediante el cual solicitan al intendente municipal, Hernán Bertellys, la aplicación en todos sus términos de la ordenanza nro. 2869, sancionada por unanimidad en el año 2009, mediante la cual se creó el Régimen de Fomento Municipal para Espacios Culturales Alternativos en Azul y las localidades del partido.

La citada iniciativa entre sus fundamentos sostiene que la cultura representa en este distrito un eje del desarrollo local y que en ese contexto, los sectores independientes hacen un aporte importantísimo a través las distintas actividades que, con mucho esfuerzo, llevan adelante.

En ese sentido, mediante la citada ordenanza se creó el Régimen de Fomento Municipal para Espacios Culturales Alternativos en el partido de Azul, considerándolos como centros multifuncionales donde se realizan actividades culturales, artísticas y de educación no formal, administrados por entidades de bien público y que cumplen con los requisitos legales pertinentes para su funcionamiento.

En su articulado, el proyecto de ordenanza faculta al Departamento Ejecutivo en su planificación anual a asignar una partida, dentro de sus posibilidades presupuestarias, con el fin de apoyar las actividades programadas por cada espacio cultural alternativo, con la posibilidad de asignar una subvención mensual cuyo monto será establecido por la autoridad de aplicación.

Trabajo conjunto con el municipio     

En el marco de aplicación de esta norma se establece que se deberán fijar las prioridades de cada espacio, colaborar en la elaboración de las actividades tendientes al logro de los objetivos de cada uno de ellos, evaluar los resultados de sus actividades, promover y difundir las distintas acciones que lleven a cabo, recibir y elevar la rendición de cuentas a la Dirección Municipal de Cultura y Educación, articular políticas culturales que impliquen la participación del municipio en los espacios alternativos, como así también otras iniciativas comunes y complementarias.

En sus fundamentos se manifiesta asimismo que, a solicitud de centros independientes culturales durante el año 2009, se planteó la necesidad de conformar un marco legal que cree un Régimen de Fomento a los Espacios Culturales Alternativos o Centros Culturales Independientes entendiendo a lo cultural como herramienta de inclusión social.

También se afirma que estos centros son espacios de gestión cultural inclusiva que permiten desarrollar las potencialidades de quienes participan ayudando a forjar nuevos artistas, con llegada a los diferentes barrios de esta comunidad.

Función de contención social y comunitaria   

“Son fuente de generación de propuestas abiertas a toda la comunidad de música, teatro, danza, cine, actividades literarias, plásticas, fotográficas, charlas, siendo lugares de encuentro entre los artistas y el público; siendo además receptores de vecinos de la comunidad quienes asisten y participan cotidianamente desde la práctica de alguna disciplina artística o desde la contemplación de las actividades que se suceden con  regularidad, sosteniendo así cotidianamente una función social y comunitaria concreta”, expresan los concejales en este proyecto de ordenanza.

Que en la actualidad, centros culturales independientes de Azul como La Criba, ADIFA y Equipo Delta – Trabajo Teatral (Vivero Cultural Otoño Azul) han solicitado la aplicación de la citada ordenanza, la cual, al entender de los ediles, no ocasionaría un gasto relevante en relación a otras demandas.

Por eso y en virtud a la loable tarea que cada uno de ellos cumplen, consideran que la medida sería auspiciosa para contribuir a sostener estos espacios que “de forma independiente realizan una importante contribución al desarrollo social y cultural de nuestro distrito, sosteniendo su actividad más allá de las épocas y las distintas administraciones municipales”.

 

 

 

 

¡Deja un Comentario!

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *