EL HECHO OCURRIÓ EN AZUL EN NOVIEMBRE DE 2014

Pidieron la elevación a juicio de una causa penal relacionada con el robo de un camión

Por el hecho, que en formato de causa penal instruyó la fiscal Neli Rosas,  figura como acusado un azuleño de 25 años que está en libertad. El camión sustraído pertenecía a la firma PECOM SRL. Cuando fue robado, en momentos que su chofer lo había dejado estacionado en cercanías a la Parroquia de Lourdes, estaba cargado con ocho toneladas de trigo. El vehículo nunca pudo ser hallado.

PECOM SRL tiene sede en la Ruta 3. En noviembre de 2014, uno de los camiones de la empresa había sido robado. Por el caso, el mes pasado una fiscal pidió que vaya a juicio un azuleño que está acusado de sustraer el rodado.
NACHO CORREA/ARCHIVO/EL TIEMPO
<
>
PECOM SRL tiene sede en la Ruta 3. En noviembre de 2014, uno de los camiones de la empresa había sido robado. Por el caso, el mes pasado una fiscal pidió que vaya a juicio un azuleño que está acusado de sustraer el rodado. NACHO CORREA/ARCHIVO/EL TIEMPO

 

Una fiscal que instruyó una causa penal relacionada con el robo de un camión cargado con cereal que en noviembre de 2014 se produjo en esta ciudad formuló la requisitoria de elevación a juicio del expediente.

Como acusado de un robo doblemente calificado de vehículo dejado en la vía pública y por el uso de llave verdadera -tal la calificación de ese sumario que instruyó la fiscal Neli Rosas, titular de la UFI 1 de Azul- figura un azuleño de 25 años identificado por voceros judiciales como Juan Ignacio Sebastián Arias.

En los primeros días de septiembre del año pasado, Arias -que está en libertad- había sido indagado en Tribunales por el hecho que se le atribuye, ocasión durante la cual se negó a declarar.

El robo

El camión sustraído pertenecía a la firma PECOM SRL, una empresa dedicada a la comercialización y transporte de cereales.

En representación de esa firma comercial, como querellante, está interviniendo en esa causa penal, cuya requisitoria a juicio fue formulada a finales de diciembre pasado, el abogado Gabriel Di Giulio.

En tanto, al joven acusado de la sustracción del camión lo está defendiendo el abogado Julio Vélez.

En la investigación llevada adelante, la fiscal pudo demostrar -con el grado de certeza requerido al momento del pedido de elevación a juicio del expediente judicial que hiciera a fines del mes pasado- que Arias no sería ajeno a la sustracción del rodado de carga.

Según testigos, luego de que el Mercedes Benz de la firma PECOM SRL fuera sustraído en horas de la tarde del 24 de noviembre de 2014, cuando el chofer que lo conducía lo dejó estacionado en cercanías a la Parroquia de Lourdes, en momentos que había ido a visitar a un amigo con el que se fue de viaje a Rauch y ambos regresaron horas más tarde, el rodado de carga fue visto por última vez en la rotonda de la Ruta Provincial 51 que conduce a la ciudad de General La Madrid.

Desde ese entonces nunca más se supo sobre el paradero del camión, como así tampoco de la carga.

Cuando el camión fue robado, estaba cargado con ocho mil kilos de trigo en su chasis.

Joaquín Alberto Valbuena fue el chofer que denunció la sustracción del rodado.

Según su testimonio, aquel ya señalado 24 de noviembre fue a visitar a un amigo y dejó el camión cargado con cereal estacionado por la calle Sarmiento, entre Rivadavia y Alvear.

Al descender del Mercedes, dejó cerradas las puertas con llave. Y esa llave quedó en la casa del amigo al que había ido a visitar y con el que luego, ese mismo día, ambos viajaron a la vecina ciudad de Rauch, donde permanecieron por algunas horas y después regresaron.

Al volver, señaló el denunciante, descubrió que el camión había sido sustraído, luego de que a la casa de su amigo una persona ingresó para tomar las llaves del rodado de carga y, de esa manera, concretar el ilícito.

El robo del camión se le atribuye a Arias, el joven que ha sido procesado por este caso.

Uno de los principales elementos que lo vinculan con el hecho está relacionado con los análisis de las llamadas telefónicas de su celular. El otro, a que un automóvil que solía conducir fue observado circulando junto con el camión, cuando el rodado de carga fue visto por última vez en la ya mencionada rotonda de la Ruta 51 cercana a la ciudad de General La Madrid.

Con esos y otros elementos probatorios, básicamente testimonios reunidos en lo que fue esta Investigación Penal Preparatoria llevada adelante por la fiscal Neli Rosas, la funcionaria judicial titular de la UFI 1 de Azul había solicitado la requisitoria de elevación a juicio de esta causa a la jueza Mariana Irianni, a cargo en forma interina del Juzgado de Garantías número 1 departamental.

El dato

El camión sustraído, un Mercedes Benz 1620, era modelo 2005. Actualmente, una unidad similar a la robada está valuada en 600.000 mil pesos. Las ocho toneladas de trigo con las que el chasis estaba cargado al momento de la sustracción del rodado valen actualmente unos 12.000 pesos.

 

¡Deja un Comentario!

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *