COLUMNA DE OPINIÓN

Poco ha cambiado con el cambio de gobierno local

Desde que Cambiemos asumió el gobierno, cambió el país. No es poco haber logrado que se viva en un clima distinto, sin la crispación provocada por las frecuentes e interminables cadenas nacionales utilizadas para propaganda política y denostar opositores.Hemos entrado en la normalidad donde se discute, se propone, se acuerda, se rectifican rumbos y en fin se realiza una construcción colectiva republicana alejada del populismo.

Se encontraron dificultades, quizás más serias que las previstas, pero se las enfrenta buscando la forma de superarlas. El país tiene otra imagen y reconocimiento internacional, el conflicto de la deuda se encarrila en el tratamiento correspondiente, tanto con los acreedores como a través de quien tiene la responsabilidad constitucional de arreglarla; el Congreso de la Nación donde -a diferencia de antes- habrán de acordar todos los sectores políticos, como corresponde en democracia.

Una de las peores situaciones heredadas es la pobreza, a la cual se ha colocado como un objetivo primordial a resolver, por el camino de la educación, el trabajo y la asistencia de los grupos más vulnerables. Y vemos a diario en acciones concretas; aumento de asignaciones, inicio de clases en tiempo, suprimir retenciones que impedían producir. No es suficiente pero recién empieza y el rumbo está claro, vamos a un país de producción que generará más riqueza y oportunidades para todos, con crecimiento y desarrollo como ocurre en los países desarrollados del planeta.

En Azul nos alegramos de ver que un azuleño esté al frente de la Delegación de PAMI, y no dudamos de que el Dr. Ramiro Ortiz cumplirá eficazmente con la función asignada.

Vemos con preocupación el Municipio. Desde la asunción de las nuevas autoridades, y sin desconocer el fenomenal descalabro que provocó la gestión anterior, no apreciamos acciones conducentes a equilibrar el presupuesto y se repiten errores de nombrar un abultada planta política sin tener en cuenta la opinión del pueblo, que comienza a perder su confianza en los dirigentes, de contar con un gabinete de pocos y eficientes funcionarios. No sabemos cuál es el plan económico, de salud, de obras públicas, la urgente solución del basural y demás áreas de gestión. La sociedad colabora permanentemente con su ayuda, logrando dar prestaciones que al estado le corresponden y no cubre, pero todo tiene un límite y habrá que decir cómo y cuándo volveremos a un municipio normal.

Hay actos que no ayudan. Reconocer a Omar Varela $200.000 estando condenado, indigna a los que aportaron donaciones para el Hospital, asfalto, etc. Es de esperar que se rectifiquen y no se concrete algo a todas luces negativo para el pueblo y el gobierno de Azul.

Luces y sombras, avanzar con dificultades, pero hay que tener claro el rumbo, consultar y ser transparente para que la confianza de la gente se fortalezca y Azul salga de la decadencia actual, y vuelva a tener la pujanza de otras épocas.

 

Dr. Rodolfo H. Alvarez Prat

Presidente Comité Azul

Unión Cívica Radical

¡Deja un Comentario!

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *