EN 0,6 PUNTOS PORCENTUALES

Podría aumentar la producción mundial de granos

La  producción mundial de cereales para el ciclo 2016, podría ubicarse en los  2 543 millones de toneladas, 0,6 por ciento más que en 2015 y sólo 0,7 por ciento menos que el nivel sin precedentes de 2014, consignó el último informe semestral elaborado por la FAO (Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura).

Con ese este nivel, la producción superaría las previsiones de mayo en 17,3 millones de toneladas, como consecuencia de las revisiones al alza de las producciones de trigo de Argentina, la UE y la Federación de Rusia, y de las de maíz de Argentina, Canadá y los Estados Unidos.

Según un informe, las previsiones apuntan a una producción mundial de cereales en 2016 apenas insuficiente para atender la demanda prevista para 2016/17, con lo que los inventarios de cierre de campaña en 2017 se situarían ligeramente por debajo del nivel casi sin precedentes de 2016.

Las perspectivas de la oferta mejoraron en los últimos meses, debido a unas existencias mayores de las previstas anteriormente a comienzo de la campaña de comercialización de 2016/17, y a una expectativa favorable de la producción en 2016.

Con respecto a 2015, es probable que la producción de trigo disminuya, mientras que las producciones de arroz y cereales secundarios deberían de aumentar.

La utilización mundial de cereales en 2016/17 se cifra actualmente en 2 546 millones de toneladas, es decir, 0,9 por ciento más que la estimación relativa a 2015/16. El pronóstico es inferior en 3,5 millones de toneladas al de mayo, debido a la revisión a la baja de la utilización mundial de piensos.

Ahora, las previsiones apuntan incluso a una disminución del 0,1 por ciento de la utilización total de trigo en 2016/17.

El pronóstico de las existencias mundiales de cereales al final de las campañas en 2017 se ha elevado en 27 millones de toneladas desde mayo, situándose ahora en casi 642 millones de toneladas. El aumento de los pronósticos de la producción, la disminución de los pronósticos de la utilización y las revisiones históricas de las estimaciones de los inventarios de trigo de China son los motivos principales que explican el ajuste de este mes. Con el nuevo nivel previsto, las existencias mundiales totalizarían apenas 1,8 millones de toneladas menos que su nivel de apertura más alto de todos los tiempos.

Con 369 millones de toneladas, se prevé que el comercio mundial de cereales en 2016/17 disminuya en un 1,9 por ciento con respecto a 2015/16, debido principalmente a la reducida demanda de importación de cebada y sorgo. Es probable que la contracción general del comercio mundial de cereales intensifique la competencia por cuotas de mercado entre los principales exportadores, una perspectiva que podría mantener los precios internacionales controlados.

¡Deja un Comentario!

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *