Policiales

Policiales

Cuatro aprehensiones que podrían servir para esclarecer robos en varios comercios

11 de septiembre de 2019

Sospechados de ser los autores de dos asaltos y de un intento de robo, en todos los casos a mano armada, que sucedieron en los últimos días en diferentes comercios de Azul, los tres varones y la mujer arrestados ayer en esta ciudad luego de una persecución policial iban a ser trasladados hoy a Tribunales para ser indagados.



En un principio, en esas audiencias -que está previsto se desarrollen en la Unidad Funcional de Instrucción número 2, la Fiscalía a cargo de David Carballo- van a ser indagados por el delito de desobediencia.



De todas maneras, voceros allegados a la causa penal que se está instruyendo por uno de los episodios delictivos mencionados, un intento de robo que el lunes por la noche derivó en que un carnicero resultara herido de un disparo, señalaron a EL TIEMPO que los ahora aprehendidos van a ser sometidos a diferentes diligencias. Las mismas apuntan a determinar si tuvieron participación en ese ilícito ya mencionado y, también, en otros de características similares. Concretamente, un asalto en una pollería, uno en otra carnicería y, también, el robo a mano armada registrado el viernes de la semana pasada en un comercio que está en la vecina ciudad de Tapalqué.



“Hay diligencias pendientes próximas a realizarse, que van a ser de utilidad para encauzar estas investigaciones y poder, definitivamente, establecer si estas personas son las autoras de esos diversos ilícitos que han ocurrido”, señaló ayer a la tarde una fuente judicial consultada por este diario.



Por tres de esos robos que ahora son materia de investigación -el sucedido el miércoles de la semana anterior en una pollería, el que se registró el viernes por la mañana en una carnicería que está en Tapalqué y el que se produjo el sábado a la noche en Azul, que tuvo como víctimas a dos hermanos que son dueños también de una carnicería- las causas penales que se iniciaron se tramitan a través de la UFI 13, la Fiscalía a cargo de Adrián Peiretti.



En tanto, en el hecho del lunes que pasó, que a escala penal es considerado un “robo en grado de tentativa y un abuso de armas” y había derivado en que otro carnicero recibiera un disparo cuando se resistió al asalto que intentaron llevar a cabo dos sujetos, interviene la UFI 2.



En esa Unidad Funcional de Instrucción, en turno esta semana en Azul, los aprehendidos van a ser indagados hoy por ese delito ya referido de desobediencia que se les está atribuyendo. Una situación surgida de lo que en horas de la mañana de ayer fue esa persecución donde efectivos policiales ligados a este procedimiento, en diferentes vehículos oficiales y también particulares, finalmente pudieron arrestar en la zona de la Costanera a los sospechados, cuando fue interceptado el automóvil Citröen C3 en el que se trasladaban (ver nota en Página 13 de esta misma edición papel de EL TIEMPO).



Un automóvil, el principal indicio



Según trascendió, cuando el viernes que pasó se registró en horas de la mañana el asalto a mano armada en una carnicería que está en Tapalqué, comercio donde a su propietario, tras reducirlo al apuntarle con un arma de fuego y después atarle sus manos con precintos plásticos, le robaron unos 4.000 pesos y dos teléfonos celulares, se tuvo un primer indicio fuerte.



Ese dato surgió del auto en el que se movilizaban quienes fueron los dos autores de aquel hecho, rodado que después testigos vieron circular por la Ruta 51 en dirección a Azul.



Teniendo en cuenta la modalidad que tuvo aquel robo, en esta ciudad se ligó a ese hecho registrado en Tapalqué con el que dos días antes, el miércoles por la noche, se produjo en una pollería que está en una de las esquinas de Burgos y Guido Spano.



Hace una semana, en ese local dos delincuentes ingresaron armados y con fines de robo. Y tras reducir a un varón y una mujer, que en ese entonces atendían el comercio, huyeron llevándose unos diez mil pesos.



Cuando el sábado por la noche los hermanos propietarios de la carnicería que está en la zona del Hospital Pintos, en una de las esquinas de Diab y Alvear, también fueron asaltados, en diferentes cámaras de seguridad instaladas en inmuebles de ese sector de la ciudad también fue observado que los dos autores de aquel robo a mano armada huyeron en un auto cuyo aspecto coincidía con ese rodado que la Policía buscaba.



“De averiguaciones practicadas, se estableció que los sospechados de cometer estos hechos se movilizarían a bordo de un vehículo marca Citröen, modelo C3, de color gris y con vidrios polarizados”, revelaron voceros policiales.



Un automóvil de esa misma marca y modelo fue el que ayer los efectivos de seguridad interceptaron, después de esa persecución que en la zona de la Costanera finalizó con estas cuatro aprehensiones.



La noche anterior se había registrado ese otro intento de robo en la carnicería que está en Bogliano y Necochea.



En ese hecho el propietario del comercio -que tiene 71 años de edad- fue herido por uno de los delincuentes, que con el arma que portaba le efectuó un disparo que impactó en su muslo izquierdo.



Después, testigos que auxiliaron al comerciante antes de que fuera trasladado al Hospital Pintos, vieron a ambos autores de ese ilícito huir corriendo por la ex calle Tucumán, en dirección hacia las vías.



Pero los investigadores sospechan que, a pocas cuadras de la carnicería convertida en escenario de este episodio delictivo, a los dos autores de ese frustrado robo los aguardaba también, con al menos un ocupante en su interior, ese mismo auto que ayer fue secuestrado cuando los tres varones y la mujer que fueron aprehendidos intentaban escapar de la Policía, que en varios móviles los venía persiguiendo.



En el marco de estas pesquisas, también había sido individualizado un número de patente que tenía colocado el auto que era buscado. Pero ayer, cuando se cotejaron los datos del Citröen en el que se trasladaban los sospechados, se comprobó que tenía colocadas chapas pertenecientes a otro vehículo, un Volkswagen Fox.



Según lo informado por la Policía, los ahora aprehendidos “mutaban” los dominios del auto en el que se trasladaban, con claras intenciones de que el rodado no pudiera ser individualizado por su número de patente.





Efectivos de seguridad revisan el auto en el que se trasladaban los sospechosos, que después fue incautado. NICOLÁS MURCIA



Una mujer y tres varones 



En el marco del hermetismo con el que se trabaja en todas estas investigaciones por los robos en los comercios, ni fuentes policiales ni judiciales consultadas por este diario revelaron ayer las identidades de la mujer y de los tres varones que fueron aprehendidos en horas de la mañana sobre la Avenida Cacique Catriel, en cercanías al puente de la calle San Martín.



Sólo se informó que uno de los sospechados vive en esta ciudad y que los demás tienen domicilios en Bahía Blanca.



También se indicó que la mujer aprehendida tiene 36 años de edad y que entre los varones hay un joven de 26 años. Los demás sospechados son dos hombres de, respectivamente, 34 y 40 años de edad.



El mayor de todos los varones es el azuleño que se trasladaba, junto a los demás investigados, en ese auto que ayer, poco antes del mediodía, la Policía interceptó en la zona de la Costanera.



Ese hombre, meses atrás, estuvo siendo investigado por el robo de un cargamento de bolsas de cebollas que se produjo en una ciudad del sur de la provincia de Buenos Aires.



La mercadería, posteriormente, había sido hallada en uno de los parques industriales de Azul, en un camión en cuyo interior policías que intervinieron en aquella investigación incautaron un pistolón.


Comparte tu opinión, dejanos tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales.