Policiales

Policiales

El juicio por la muerte de una enfermera ya tiene fecha confirmada de realización

10 de febrero de 2020

Los días 8 y 9 de octubre de este año figuran en la agenda del Tribunal Oral en lo Criminal número 2 con asiento en el Palacio de Justicia local como aquellos durante los cuales se desarrollará el juicio por la muerte de una enfermera, un hecho que en enero de 2019 se produjo en esta ciudad, cuando la víctima, que circulaba en una moto, fue atropellada por una camioneta guiada por un hombre que, según lo demostrado a través de una pericia, conducía alcoholizado.



Hermenegildo Florio Gorosito, un azuleño de 56 años de edad que está preso, figura acusado de lo que a escala penal es considerado un homicidio simple “con dolo eventual” por lo que había sido aquel hecho, sucedido el 12 de enero.



La enfermera que falleció, al ser embestida y arrastrada varios metros sobre la cinta asfáltica por la camioneta que manejaba el encausado, tenía 55 años y se llamaba Blanca Susana Peralta.



El luctuoso suceso que acabó con su vida tuvo como escenario la Avenida Mitre, en la cuadra comprendida por Castellar y Leyría.



Sobre esa última calle mencionada, después de recorrer en contramano varios metros por Mitre, la camioneta que Gorosito conducía se terminó estrellando contra el frente de una vivienda.



Durante toda esa secuencia, la víctima quedó, junto con la moto que conducía, debajo del rodado.



Instantes más tarde, una vez que personal policial se hizo presente en el lugar, Gorosito fue aprehendido cuando al parecer intentaba darse a la fuga a pie.



Su arresto se llevó a cabo en la estación de servicios que está en una de las esquinas de Mitre y Rauch. Y prácticamente al mismo tiempo, personal médico que también intervino en lo sucedido constató el deceso de la enfermera, cuyo cuerpo yacía debajo de la camioneta que la embistió y la arrastró más de cuarenta metros sobre la cinta asfáltica.



No bien la aprehensión de Gorosito -que en la camioneta, cuando protagonizó este siniestro vial, se trasladaba junto a un acompañante que se convirtió en testigo de lo ocurrido- fue convertida en detención por un juez de Garantías, el hombre quedó acusado de un homicidio simple.



De prosperar esa calificación en el juicio a realizarse en el TOC 2 en octubre de este año y de demostrarse su autoría en el hecho, el azuleño imputado podría ser condenado a una pena que va desde los ocho a los veinticinco años de prisión.



El año pasado la causa penal que se sustanció por este hecho desde la UFI 6, la Fiscalía a cargo de Karina Gennuso, había quedado radicada en el tribunal con asiento en el segundo piso del Palacio de Justicia local.



Esa misma Fiscal representará a la Acusación en el proceso, mientras que a Gorosito lo estará patrocinando la defensora Oficial Mariana Mocciaro, según se había informado una vez que la causa -sorteo mediante- quedó radicada en el TOC 2 y se realizó la audiencia preparatoria de ese futuro debate.



Desde ese tribunal, ahora voceros judiciales informaron a EL TIEMPO que ya quedó confirmada la fecha en que se iniciará el juicio que tendrá en el banquillo de los acusados al hombre que manejaba la camioneta Chevrolet C10 implicada en lo que pasó cuando habían transcurrido los primeros minutos del día sábado 12 de enero del año pasado.



Conducía alcoholizado, en contramano y a una velocidad mayor a la permitida





El 19 de enero del año pasado, a una semana de ocurrido su deceso, se realizó una marcha en reclamo de justicia por Blanca Susana Peralta, la enfermera atropellada por el hombre que será juzgado en octubre próximo. MARTÍN LABORDA/ARCHIVO/EL TIEMPO



Blanca Susana Peralta regresaba en moto desde el trabajo a su casa cuando, en los primeros minutos del 12 de enero del año pasado, fue atropellada y arrastrada varios metros sobre la cinta asfáltica por la camioneta que conducía Hermenegildo Florio Gorosito, el hombre que comenzará a ser juzgado en octubre próximo en el Tribunal Oral en lo Criminal número 2 de Azul.



De la mano de diferentes testimonios y otras pruebas colectadas en el marco de lo que fue la instrucción del sumario penal, ha sido posible determinar que el encausado cometió una serie de irregularidades cuando embistió a la víctima. Concretamente, varias infracciones de tránsito. Además, una pericia sirvió para demostrar que conducía alcoholizado.



En esas circunstancias, manejando una camioneta Chevrolet C10 Gorosito chocó de frente a la moto en la que se trasladaba la enfermera.



Para ese entonces, el hombre que actualmente sigue preso ya había impactado con su vehículo contra otra camioneta.



Además, derribó una farola que está en el boulevard divisorio de la Mitre e invadió el carril contrario de circulación de la avenida, donde en contramano impactó contra la moto en la que iba Peralta, a quien arrastró durante más de cuarenta metros sobre la cinta asfáltica.



Ya totalmente fuera de control, después de que todo eso sucedió, en su camioneta Gorosito dobló hacia la calle Leyría desde la avenida, sector donde terminó estrellando la Chevrolet C10 contra el frente de una vivienda.



Todo lo descrito se produjo en momentos que el cuerpo de la mujer -al igual que la moto en la que circulaba- había quedado prácticamente “enganchado” debajo de la camioneta.



Según versiones de testigos, no bien el luctuoso suceso sucedió el hombre descendió del rodado e intentó huir a pie, sin auxiliar a la víctima; aunque instantes más tarde efectivos policiales lograron arrestarlo cuando se encontraba en la estación de servicios situada en una de las esquinas de Mitre y Rauch.



Para ese entonces personal médico que también fue convocado al lugar pudo constatar que la enfermera había fallecido a causa de las graves lesiones sufridas al ser atropellada.



En la previa a que toda esa secuencia mencionada se registrara, Gorosito venía conduciendo por Cáneva su camioneta, acompañado por un hombre que -según declaró después en sede judicial- estuvo con él desde varias horas antes consumiendo alcohol en diferentes lugares a los que ambos habían ido.



En la rotonda que une a Cáneva con Mitre, la camioneta guiada por el encausado dobló hacia la avenida donde después terminó atropellando a la victima de este luctuoso suceso. Y tras pasar cuando el semáforo estaba en rojo el cruce de la avenida con Lavalle, al mando de ese rodado comenzó a desarrollar todo la trama que terminó con la vida de la víctima fatal de aquel siniestro vial por el que dentro de ocho meses comenzará a ser juzgado en los Tribunales de Azul.


Comparte tu opinión, dejanos tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales.