Policiales

Policiales

Prisión preventiva para el acusado del femicidio de Valentina Gallina

7 de febrero de 2020

El considerado autor del femicidio de Valentina Gallina, crimen ocurrido en Olavarría el mes pasado, fue procesado con prisión preventiva por el Juez de Garantías que entiende en la causa penal que por el caso se continúa sustanciando.



La medida cautelar para Alejandro Diego Ezequiel Pais, que actualmente tiene 29 años de edad y era pareja de la víctima, fue ordenada por el magistrado Carlos Villamarín, el titular del Juzgado de Garantías número 2 con asiento en Olavarría y perteneciente al Departamento Judicial Azul.



La conversión en prisión preventiva de la detención de País fue dispuesta al ser considerado “prima facie” autor penalmente responsable del delito de homicidio triplemente agravado por haber sido cometido contra una mujer con la que mantiene relación de pareja, mediante violencia de género y por su comisión con ensañamiento, ilícito que -en caso de resultar condenado- implicará que le dicten la prisión perpetua.



Hasta el momento el olavarriense imputado continúa privado de la libertad en la Unidad 38, una de las cárceles del Servicio Penitenciario Bonaerense situada en la localidad de Sierra Chica.



Había sido arrestado el mismo día en que se produjo el deceso de la víctima, después de que diera una versión a través de la cual intentó desligarse de lo sucedido, al afirmar que esa joven con la que convivía -hija de una mujer que años atrás también fue víctima de un femicidio- había sido baleada cuando un grupo de sujetos irrumpió a los tiros en la vivienda del barrio Isaura donde ambos se domiciliaban.



Brutal agresión



El hecho materia de esta investigación penal, que a través de una causa se está tramitando desde la Fiscalia que en la vecina ciudad conduce Viviana Beytía, había ocurrido el pasado 4 de enero.



Teniendo en cuenta los elementos colectados hasta el momento, en la resolución donde el magistrado Villamarín le dictó la prisión preventiva a Pais se menciona que la víctima fue asesinada aquel ya mencionado día domingo “en horario próximo y anterior a las 11 horas”.



Una casa ubicada sobre la calle 108 de la vecina ciudad, el inmueble en el que la joven convivía con País, se convirtió en el lugar donde el imputado, “con claras intenciones de acabar con la vida de quien fuera su novia y pareja” la atacó, aplicándole “una cantidad indeterminada de golpes en todo su cuerpo”.



También Valentina Gallina, que tenia 19 años de edad cuando falleció, fue agredida en la cabeza con un “elemento punzocortante”. Eso hizo que sufriera “a nivel externo múltiples lesiones punzocortantes compatibles con elemento productor que posee punta y filo, en cuero cabelludo, en un número superior a quince, múltiples equimosis esparcidas en diferentes sectores del cuerpo, y a nivel interno pequeña hemorragia encefálica, signos de edema cerebral postraumático, congestión visceral generalizada (cerebro, pulmón, hígado y riñón)”.



La brutal agresión que la joven sufrió le provocó la muerte mientras permanecía internada en el Hospital Cura de la vecina ciudad, “luego de un período agónico indeterminado, durante el cual fue sometida a un sufrimiento innecesario, todo ello en medio de un contexto de violencia de género en el cual el agresor mantenía inmersa a la joven”, se menciona también en la resolución donde anteayer le fue dictada a Pais la prisión preventiva como el presunto autor de este femicidio.



Consideraciones



“El dictamen médico revela que la agresión que sufrió Valentina fue de extrema violencia, persistente, lineal y con diferentes elementos de impacto - ninguno de ellos con arma de fuego- y se localizó en diferentes lugares de la vivienda y en tiempo no cercano a que fuera encontrada por los funcionarios policiales”, concluyó el magistrado Villamarín en uno de los párrafos de la resolución.



También, al evaluar las pruebas incorporadas al sumario penal, el Juez de Garantías sostuvo: “De lo dicho se puede proyectar que la agresión tuvo su inicio y de mayor vigor violento en el dormitorio de la vivienda, luego continuó y tuvo resistencia en el baño, y el desenlace fatal -con signos de intentar una huida- se materializó en la zona del comedor que tiene su salida a la calle”.



Cuando aquel domingo 4 de enero pasado personal policial fue convocado antes del mediodía a la vivienda convertida en escenario de este femicidio, en un principio los efectivos de seguridad se entrevistaron con Pais.



Durante el diálogo mantenido con el ahora imputado, se menciona en la investigación penal que el joven “presentaba posibles manchas hemáticas en sus manos y cuerpo, estaba nervioso y refirió que su pareja se encontraba en el suelo y no respondía”.



Ante eso, los policías ingresaron a la casa y hallaron a la chica gravemente herida, inconsciente y tendida en el suelo, por lo que inmediatamente se dispuso su traslado en una ambulancia al Hospital Cura, donde horas después falleció.



“Valentina Gallina fue víctima de una violencia extrema, materializada con diferentes elementos de porte, en forma persistente, continua y sostenida por parte del agresor, en diferentes sectores de la vivienda, de la cual no podía salir a pesar de sus intentos de escaparse, que le demandó un sufrimiento agónico innecesario provocado por el victimario, que procuró instalar una coartada en vez de solicitar asistencia a la joven, la cual estuvo signada por la desidia de su atacante, por un tiempo suficiente y en esa instancia -seguramente- interminable para la víctima, hasta que falleció pese a los intentos frustrados de los asistentes de la salud”, señaló también el magistrado a cargo del Juzgado de Garantías número 2 con asiento en Olavarría.



“No tengo dudas -por la presencia de indicios suficientes y vehementes- que Diego Ezequiel Pais ha sido el autor penalmente responsable del hecho narrado anteriormente”, refirió en otro tramo de lo dispuesto.



Más allá de esa primera versión que brindara el acusado, la cual después quedó descartada, el magistrado concluyó que el día del femicidio País “estuvo con Valentina durante todo el transcurso de las horas en que se produjo la agresión, y fue encontrado con ella cuando ya la misma estaba agonizando”.



“De allí -conocedor que iba a ser indicado como el principal responsable- decidió dar su versión, pero previo a ello la enmascaró. Lo hizo voluntariamente en primer lugar a sus familiares, luego al personal policial que acudió al lugar, lo materializó en una declaración testimonial en sede policial, y ya en calidad de imputado prestó su descargo donde, previamente a ello, se había negado a declarar”, afirmó también el juez en la resolución fechada anteayer. “De allí que, más allá de demostrar un ensañamiento absolutamente innecesario y que privó a la víctima de asistencia inmediata, lo cierto es que ello marca que terminada su agresión y estando la misma en estado agónico él mismo se tomó un tiempo suficiente para pergeñar su coartada antes de requerir la ayuda de terceros”.



En otro tramo del fallo el magistrado Villamarín escribió: “La relación que mantenía Valentina con Pais era de extrema vulnerabilidad, estando sometida mental y psicológicamente a sus impulsos, seguramente por el consumo de estupefacientes, donde se había naturalizado la violencia como comportamiento tanto hacia ella como a otras personas”.



Para el Juez de Garantías, no hay dudas que Alejandro Diego Ezequiel Pais fue el autor de este femicidio, el sujeto “penalmente responsable de la muerte violenta de Valentina Gallina. Y su presencia e inmediatez con la víctima, su comportamiento previo hacia ella y personas de igual sexo, su coartada fallida descalificada por las evidencias físicas de la escena de los hechos, y restos corporales del mismo en el cuerpo de Valentina así lo demuestran”.



El hecho de haber inventado una coartada e instalando pruebas falsas en la escena del crimen para ocultar su presunta autoría en lo sucedido se convirtieron para el juez que lo procesó con prisión preventiva en una clara manifestación de entorpecer “la averiguación de la verdad”.



Ambas situaciones también hacían adecuado el dictado para Pais de la medida cautelar que ahora, al menos en primera instancia, agrava su situación procesal como el presunto autor de este brutal femicidio.


Comparte tu opinión, dejanos tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales.