Policiales

Policiales

SE SUICIDÓ UN JUBILADO

24 de marzo de 2019

La búsqueda de un hombre, tras una denuncia que sus familiares habían radicado en sede policial para dar con su paradero, finalizó el viernes por la noche, cuando fue hallado muerto después de que se ahorcara en el interior de un establecimiento rural ubicado en jurisdicción del Partido de Azul, a la altura del kilómetro 297 de la Ruta Nacional número 3.

Fuentes policiales y judiciales informaron que el azuleño encontrado muerto en ese campo estaba jubilado, tenía 72 años de edad y se llamaba Segundo Miguel Cortés.

Un sobrino del fallecido les refirió a los investigadores que su tío había sido visto por última vez con vida el jueves último. Un día después, una hermana de Cortés concurrió a sede policial para informar que lo estaban buscando.

Después del mediodía del viernes, se contaba con el dato de que el septuagenario había sido visto caminando en dirección hacia el predio de disposición final de residuos que está en inmediaciones de la Ruta 3.

Horas más tarde, en el marco de la investigación que se inició para localizarlo, acompañados por la hermana del hombre los policías salieron en un móvil hacia ese sector, cercano a uno de los ingresos a Azul. Según sus familiares decían, “era común” que Cortés se dirigiera hacia la zona del basural donde fueron a buscarlo.

Ya en horas de la noche del viernes último, tras una recorrida realizada por el predio “EcoAzul”, sus alrededores y calles aledañas, el jubilado fue hallado en el interior del campo ubicado en ese lugar ya señalado.

Dicho establecimiento rural limita con una parrilla que, también, está ubicada a la altura del kilómetro 297 de la Ruta 3, según lo informado ayer por fuentes policiales.

El cadáver del hombre fue observado por los efectivos de seguridad “en un sector de malezas y plantas”. En ese entonces, “su cuerpo colgaba de una soga, la cual un extremo estaba atado a su cuello y el otro, a un gajo de una planta”, informó la Policía.

Las pericias realizadas en el lugar implicaron que fuera convocada una médica, quien constató el deceso de Cortes.

Los investigadores no tenían conocimiento de los motivos que lo llevaron a suicidarse, teniendo en cuenta que en el lugar donde el cadáver del jubilado fue localizado no se encontró nota alguna.

La causa penal que se inició, en principio, fue caratulada como averiguación de causales de muerte. Se tramita a través de la UFI 13, la Fiscalía que en los Tribunales de Azul está a cargo de Javier Barda.

 

Comparte tu opinión, dejanos tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales.