Policiales

Policiales

Una excarcelación y tres prisiones preventivas

15 de octubre de 2019

“Las constancias obrantes la ubican junto con los autores del hecho en la ciudad de Azul, mas no teniendo una participación en el ilícito investigado”, había escrito el juez de Garantías Juan José Suárez cuando el jueves de la semana que pasó se pronunció a favor de no convertir en prisión preventiva a la detención de una mujer que, junto a tres varones, continúa procesada por el violento intento de robo que había derivado el mes anterior en que un carnicero resultara herido de un disparo.



Por aquel hecho, que tuvo como victima en el local que posee en Necochea y Bogliano a un comerciante azuleño de 71 años de edad llamado José Antonio Ciappina, distinto fue el enfoque del titular del Juzgado de Garantías número 3 con relación a los demás imputados que tiene esta investigación penal.



De esa manera, en la misma resolución donde dispuso por “falta de mérito” la liberación de la mujer, el magistrado terminó convirtiendo en prisiones preventivas a las detenciones que semanas atrás le había dictado a un chofer azuleño y a dos albañiles que viven en Bahía Blanca, quienes están sindicados de haber sido los autores materiales de aquel violento intento de robo.



La causa penal que se está sustanciando desde la UFI 2 a cargo del fiscal David Carballo por el hecho, ocurrido en horas de la noche del pasado 9 de septiembre, está caratulada como robo triplemente agravado, en poblado y en banda, por el uso de arma de fuego y por las lesiones sufridas, en grado de tentativa.



Tal lo que ya EL TIEMPO informara en su edición papel del domingo que pasó, los varones que están presos por aquel violento intento de robo al carnicero se llaman Braian Ángel Andrés Cabrera, Lucas Damián Cao y Pablo Andrés Gómez.



Mientras que el último de los nombrados es un chofer azuleño de 40 años de edad, los demás son dos albañiles domiciliados en Bahía Blanca, quienes -respectivamente- tienen 26 y 24 años.



En tanto, la mujer que la semana pasada recuperó la libertad es pareja de uno de los albañiles, según ella misma señalara cuando fue indagada en sede judicial por el intento de robo que también se le continúa imputando. Tiene 36 años de edad, figura con domicilio en Bahía Blanca y se llama Luciana Soledad Farina.



Aquel relato exculpatorio que brindó en la UFI 2, dichos a los que hizo alusión el juez de Garantías Suárez para ordenar que fuera liberada, “no se ha visto desvirtuado con los restantes elementos de convicción recabados hasta el momento por la instrucción”.



“Por el contrario -concluyó el magistrado-, las circunstancias de tiempo, modo y lugar referidas por la encartada han sido acreditadas”.



“Así las cosas, nos encontramos frente a un plexo probatorio recolectado por la Fiscalía que no logra acreditar mínimamente la participación de Farina en el hecho materia de investigación y que tuviera como víctima al Sr. Ciappina, siendo, por consiguiente, insuficiente para fundar el mantenimiento de la coerción respecto de la causante quien, sin embargo, seguirá sometida al proceso”, sostuvo también el Juez.



“No obstante ello, y lejos de avanzar en una salida anticipada de la encartada de los presentes actuados, lo cierto es que ante el pedido fiscal de conversión de la detención en prisión preventiva debo manifestar mi oposición a la misma, por la falta de indicios de cargo vehementes”, lo que se tradujo en que el titular de Garantías 3 también señalara: “No hallo mérito suficiente para que continúe la detención de Luciana Soledad Farina”.



Una persecución



Al día siguiente de que el carnicero Ciappina resultara herido de un disparo en ese intento de asalto en su local ocurrido el pasado lunes 9 de septiembre, una persecución policial finalizó, en la zona de la Costanera de esta ciudad, con las aprehensiones de la mujer que ahora está en libertad y de los tres varones que siguen presos.



Aquella mañana del martes 10 de septiembre, los cuatro se trasladaban en un Citroën C3 que manejaba Gómez.



Ese auto, según se determinó después, había sido robado el mes anterior a un comerciante en Bahía Blanca.



Para aquel entonces, el mismo vehículo había sido observado en cercanías a los comercios donde se registraron el intento de asalto al carnicero Ciappina y los demás robos agravados ocurridos en Tapalqué y en esta ciudad el mes anterior, los hechos que también les imputan a los varones que están presos.



El intento de robo que sufrió en su carnicería, poco antes de la hora 20 del ya mencionado 9 de septiembre, se tradujo días más tarde en que el comerciante que resultara víctima reconociera a uno de los imputados como el mismo sujeto que ingresó a su local.



Ciappina lo identificó positivamente durante una rueda de personas llevada a cabo en sede policial, cuando los acusados permanecían detenidos.



Un testigo, en tanto, había afirmado que los autores de aquel hecho se habían dado a la fuga en un automóvil de las mismas características al vehículo que, un día después a registrado el ilícito en la carnicería, fuera incautado cuando sus cuatro ocupantes resultaron aprehendidos en la Avenida Cacique Catriel.



Con todos esos elementos de prueba mencionados, y valorando varios más que están incorporados a la causa que instruye el fiscal Carballo, el juez de Garantías Suárez convirtió en prisiones preventivas a las detenciones de los varones imputados por el violento intento de asalto al carnicero. Y en esa misma resolución, que data del jueves que pasó, por “falta de mérito” ordenó la excarcelación de la mujer que, más allá de que ahora está en libertad, continúa también procesada por aquel episodio delictivo.



Cuatro robos



El jueves que pasó, cuando se ordenó la excarcelación de Luciana Soledad Farina, se llevaron a cabo en Tribunales las indagatorias a Lucas Damián Cao y a Braian Ángel Andrés Cabrera, después de que tres días antes, junto con Pablo Andrés Gómez -que recién va a ser indagado mañana- a los tres les habían dictado las detenciones por las presuntas autorías de cuatro violentos robos, hechos de los que EL TIEMPO informara en su edición papel del domingo que pasó.



Uno de los robos agravados que les atribuyen a los varones se produjo en junio pasado en Tapalqué y tuvo como victima a una familia. Además, les imputan haber asaltado a un carnicero a principios del mes anterior, otro ilícito sucedido en la vecina ciudad.



Asimismo, dos robos a mano armada más que ocurrieron durante septiembre último en Azul les están imputando también a Cao, Cabrera y Gómez.



Esos hechos tuvieron como victimas a los propietarios de una pollería y de una carnicería.



Por todos estos robos agravados se sustancian cuatro causas penales desde la UFI 13, la Fiscalía a cargo de Adrián Peiretti.



Los procesamientos para el chofer azuleño y los albañiles bahienses habían sido ordenados el lunes de la semana pasada por Magdalena Forbes, la titular del Juzgado de Garantías número 1 con sede en Tribunales.



Se resistió y le pegaron un tiro 



Como “un plan criminal previamente diseñado con clara distribución de roles y tareas” fue definido desde la Acusación a ese intento de robo que el pasado 9 de septiembre tuvo como víctima en su carnicería de esta ciudad a José Antonio Ciappina.



El comerciante se resistió al asalto, ocasión durante la cual uno de los dos sujetos que ingresó a su comercio le disparó con el arma de fuego que portaba.



Antes de que fuera baleado, al dueño del local uno de los delincuentes le pegó un golpe en el mentón con el arma que portaba.



Las heridas que Ciappina sufrió implicaron que esa noche tuviera que ser trasladado al Hospital Pintos para ser asistido.



Los autores del hecho, según versiones de testigos, se dieron a la fuga a pie y después en el auto que al día siguiente sería incautado, tras aquella persecución policial que finalizó en la zona de la Costanera con los arrestos de Braian Ángel Cabrera, Lucas Damián Cao, Pablo Andres Gómez y Luciana Soledad Farina, los cuatro acusados que tiene este hecho.



Según la versión del carnicero víctima, los sujetos que ingresaron a su local estaban armados con un revólver y una pistola.



Cuando se resistió el asalto, el hombre escuchó que uno de los delincuentes le dijo a su cómplice que le disparara.



El tiro que Ciappina recibió impactó en la zona de su pierna izquierda, ocasión durante la cual el hombre de 71 años de edad se defendió, al arrojarle un cuchillo al sujeto que lo había herido.



El autor del disparo es el mismo joven al que, días después, el carnicero reconoció durante esa rueda de identificación de personas que se hizo en sede policial.


Comparte tu opinión, dejanos tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales.