CON RESULTADOS POSITIVOS

Policías allanaron una vivienda por la sustracción de dinero en una farmacia

Un par de zapatillas, ropa y plata. Los elementos incautados ayer en la casa del sospechado de sustraer dinero en una farmacia donde trabajaba.
<
>
Un par de zapatillas, ropa y plata. Los elementos incautados ayer en la casa del sospechado de sustraer dinero en una farmacia donde trabajaba.

En octubre pasado, el hurto materia de esta investigación se produjo en una farmacia que está sobre la Avenida Cáneva, frente a la Terminal. Las sospechas apuntan a un ex empleado de ese comercio, a quien ayer le allanaron la casa donde se domicilia. Prendas de vestir, un teléfono celular y dinero en efectivo fueron los elementos incautados. La propietaria de la farmacia había denunciado el ilícito en Tribunales, presentación donde señaló que de su negocio fueron sustraídos más de 30.000 pesos.

Policías llevaron a cabo ayer un allanamiento en la casa de un ex empleado de una farmacia de esta ciudad que está sospechado de haber sustraído una importante suma de dinero en ese comercio, ubicado sobre la Avenida Cáneva, frente a la Terminal.

En el marco de la causa penal que por ese ilícito, ocurrido en octubre pasado, se está instruyendo desde una fiscalía local, el procedimiento en ese domicilio fue realizado por policías de la Seccional Primera y de la Local.

De acuerdo con lo que voceros de seguridad indicaron, en la casa allanada se hallaron e incautaron elementos considerados de interés para ese expediente judicial que se sustancia desde la UFI 6, la fiscalía que está a cargo de Karina Gennuso.

Una vivienda ubicada en la calle Sarmiento entre Rauch y España había sido ayer a la tarde el objetivo allanado por los efectivos de seguridad.

Durante el procedimiento -se detalló desde la comisaría con sede en Belgrano y Las Flores- fueron incautados un pantalón de jeans, un par de zapatillas y una remera.

Esas prendas de vestir, informaron los voceros, serían las que tenía puestas el sospechado el día que se registrara el ilícito, que tuvo como escenario la farmacia situada en la ya mencionada Avenida Cáneva, entre Mitre y Belgrano.

Además de las ropas y las zapatillas, los policías incautaron un teléfono celular y 2.800 pesos en efectivo, suma de dinero discriminada en fajos de billetes “de cien y quinientos pesos”, detallaron las fuentes ligadas a la realización del procedimiento.

Una denuncia en Tribunales

Una denuncia radicada por la comerciante damnificada por este ilícito en sede judicial fue la que dio lugar ayer a este allanamiento en la casa donde vive el sospechado de cometer lo que a escala penal es considerado un hurto.

De acuerdo con lo referido, el hombre trabajaba en la farmacia donde el ilícito se produjo. Tenía a su cargo el mantenimiento del sistema informático y de las cámaras de seguridad que están instaladas en ese local comercial.

Voceros policiales dijeron también que el hecho materia de esta Investigación Penal Preparatoria había ocurrido el pasado 18 de octubre y que fue denunciado directamente en Tribunales por la damnificada, una comerciante llamada Rosana Andrea Merlo, cinco días después.

La suma sustraída en la farmacia aquel día había sido superior a los 30.000 pesos, se indicó finalmente.

El dato

Fuentes policiales informaron que el imputado que tiene esta causa penal es un hombre de 45 años llamado Edgar Javier Alegre. También, que el dinero incautado se correspondería con parte del que fuera sustraído durante este ilícito ocurrido el mes pasado en la farmacia “Merlo”.

 

¡Deja un Comentario!

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *