Pondrían topes a las cuotas de los colegios privados

La Dirección de Cultura y Educación bonaerense y las cámaras de colegios privados avanzarán en la discusión de un nuevo esquema de aranceles con el objetivo de establecer topes para las cuotas de acuerdo al aporte estatal que reciba cada institución del sector. Fuentes oficiales indicaron que el proyecto forma parte de una agenda de temas que se analiza con el sector de los colegios privados en el marco de una serie de reuniones mensuales.

No obstante, negaron que la medida este avanzada tal como informó una de la cámaras del sector, Acidepba. Su titular, Héctor Reynoso, volvió a señalar en las últimas horas que el nuevo esquema arancelario podría quedar definido entre agosto y septiembre próximo para empezar a aplicarse en el 2017.

“Hoy existen colegios que reciben el mismo aporte del Estado y que, sin embargo, cobran cuotas muy distintas. Por ejemplo, dentro de la franja de instituciones que reciben el 80 por ciento de subvención, una puede tener un arancel de 500 pesos, otra de 1.000 y otra de 1.500”, dijo Reynoso y agregó: “hay una enorme dispersión, y lo que se busca con el esquema de topes arancelarios es un equilibrio, subsanar tanto defasaje”.

El dirigente empresario ya venía señalando que esta discusión era parte del acuerdo alcanzado con el Gobierno bonaerense para incrementar las cuotas el 24,7 por ciento a partir de abril. Dijo que las cámaras aceptaron un incremento inferior al 25 por ciento “por la buena voluntad que nos manifestó el titular de la cartera educativa provincial (Alejandro Finocchiaro) de avanzar en una adecuación del régimen arancelario que termine con las profundas distorsiones que se han producido desde el 2010”. “Hay instituciones con el mismo aporte (estatal), por ejemplo, un 80 por ciento, que cobran una cuota de 400 pesos y otras de 2 mil pesos. Esperamos emprolijar ese esquema”, agregó.

De este modo, se buscará que aquellos establecimientos que reciban determinado porcentaje de subsidio estatal tengan al mismo tiempo un tope porcentual de aumento a aplicar en sus cuotas, que no podrán exceder.

En Buenos Aires hay 5.500 establecimientos no estatales y el 70 por ciento recibe subsidios para pagar algo o la totalidad de los sueldos docentes. Este segmento (unos 4.500) tiene una tarifa regulada por el Gobierno. En el sistema privado bonaerense asisten 1,2 millones de estudiantes y están contratados 65 mil educadores de los niveles inicial, primario y secundario.

 

¡Deja un Comentario!

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *