AGRICULTURA

Por las lluvias, EEUU recortó a 55,5 M de toneladas estimación para cosecha 2016/17 de la soja argentina

<
>

Esta cifra refleja un incremento de 1,2 millones respecto a la estimación anterior e implica una caída del 2,1% respecto a la producción del año pasado.-

La producción argentina de soja del ciclo 2016/17 sería de 55,5 millones de toneladas, por debajo de los 57 millones previstos el mes pasado, dijo este jueves el Departamento de Agricultura de Estados Unidos (USDA).

El recorte, según se informó, se debe a las lluvias que afectaron en las últimas tres semanas a las provincias de Córdoba, Santa Fe y Buenos Aires.

Con este recorte, el USDA queda en sintonía con las estimaciones locales. En su informe de la entidad proyectó la producción de soja en 54,8 millones de toneladas.

Esta cifra refleja un incremento de 1,2 millones respecto a la estimación anterior e implica una caída del 2,1% respecto a la producción del año pasado.

En lo que hace al maíz, para Argentina el USDA mantuvo su proyección en 36,5 millones de toneladas, también en línea con la Bolsa de Cereales, que estimó la cosecha de maíz en torno a 37 millones de toneladas, lo que de concretarse implicaría una suba del 23% respecto a lo cosechado la campaña previa.

Por último, respecto al trigo el organismo estadounidense incrementó su proyección de exportaciones argentinas de trigo a 8,9 millones de toneladas.

En lo que hace al resto del mundo, el USDA no hizo absolutamente ninguna modificación en el balance global de la producción de soja para Estados Unidos, dejando invariable los stocks finales en 11,4 millones de toneladas.

Por el lado de Brasil, mantuvo invariable la oferta de 104 millones de toneladas, lo que terminó de configurar una caída de la previsión de inventarios mundiales al final de la campaña, que pasó de una proyección de 82,3 millones en enero a 80,4 en febrero.

 

Estimación de la demanda estadounidense

Por último, respecto al maíz el USDA incrementó su estimación de demanda estadounidense, fundamentalmente por un mayor uso industrial previsto como insumo para la producción de etanol.

Con ello los stocks finales en Estados Unidos se ajustaron en baja en cerca de un millón de toneladas, quedando por debajo de lo que anticipaban los operadores.

A nivel mundial, la cifra de producción fue revisada al alza, fundamentalmente en México, que obtendría una cosecha récord así como también en Ucrania.

Del lado de la demanda, una mayor previsión de consumo forrajero y uso industrial en China aumentaría las compras casi el triple que la oferta, por lo que los stocks previstos al final de la campaña debieron ser ajustados de 221 a 217,6 millones de toneladas, quedando nuevamente por debajo de lo que preveía el mercado.

 

¡Deja un Comentario!

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *