SENTENCIA DE LA CÁMARA DE APELACIONES DE MAR DEL PLATA

Por un fallo judicial, Inza deberá dejar el cargo de médico en el Hospital Pintos

Facsímil de la sentencia de la Cámara de Apelaciones en lo Contencioso Administrativo de Mar del Plata que revocó el fallo que el año pasado había favorecido a Inza y le permitió volver al Hospital Pintos. José Inza tiene la posibilidad de presentar un recurso extraordinario para tratar revertir la sentencia de la Cámara marplatense.
<
>
Facsímil de la sentencia de la Cámara de Apelaciones en lo Contencioso Administrativo de Mar del Plata que revocó el fallo que el año pasado había favorecido a Inza y le permitió volver al Hospital Pintos.

Días atrás, la Cámara de Apelaciones en lo Contencioso Administrativo de Mar del Plata revocó la resolución que el año pasado le permitió al ex Intendente volver como cardiólogo al centro de salud municipal. Lo hizo entendiendo que, en esta etapa procesal, no se cumplieron los requisitos básicos para otorgar aquella medida cautelar que lo favoreció. Ahora José Inza podría presentar un recurso extraordinario ante la Suprema Corte.

La Cámara de Apelación en lo Contencioso Administrativo de Mar del Plata, determinó días atrás que el ex intendente José Manuel Inza debe dejar el puesto de médico cardiólogo que retomó en el Hospital Municipal “Dr. Ángel Pintos”.

Inza fue reincorporarlo al centro de salud comunal el 24 de octubre del año pasado, favorecido por una resolución del Juzgado en lo Contencioso Administrativo N° 1 de esta ciudad que obligó a la Municipalidad a restituirlo, luego de que el Ejecutivo no lo considerara trabajador de planta permanente y, además, lo diera de baja por “abandono” de su puesto de trabajo al no hacer la reserva de cargo al momento de asumir como jefe comunal.

La cuestión central de discusión se dio en la interpretación del Decreto N° 68 de 2010 por el cual fue designado médico del Hospital. Mientras que para Inza su nombramiento fue con carácter permanente, para el Ejecutivo sólo era interino ya que nunca concursó el cargo, requisito que exige la Ordenanza que creó la carrera médico hospitalaria para obtener estabilidad.

Ahora, los jueces de la Cámara revocaron la resolución que permitió al ex Intendente volver a ejercer como médico en el Pintos entendiendo, en esta instancia procesal, que no es empleado de planta permanente sino que había sido designado como interino y que, por lo tanto, no tiene estabilidad en el cargo. Así, determinaron que su reincorporación no era procedente en esta instancia de la causa.

Ante esta sentencia, Inza tiene ahora dos caminos: aceptarla y dejar el cargo, o presentar un recurso extraordinario ante la Suprema Corte de Justicia de la Provincia de Buenos Aires y tratar de resistir la resolución de la Cámara.

En lo que hace al municipio, el titular de la Subsecretaría Legal y Técnica, Roberto Dávila, explicó que si bien pueden hacer cumplir la sentencia inmediatamente, esperarán ver qué decisión toma el médico al respecto: si sigue la vía judicial o acepta la sentencia.

Antecedentes

Cabe recordar que el 20 de septiembre pasado Inza se presentó en el Juzgado en lo Contencioso Administrativo N° 1 de esta ciudad, solicitando una medida cautelar anticipada contra la Municipalidad de Azul para que se le restituyera el cargo de médico cardiólogo de planta, con carácter permanente, en el Hospital Municipal “Dr. Ángel Pintos”.

En la presentación aseguró que lo que pretendía era “el restablecimiento o reconocimiento del derecho vulnerado de desempeñarse en sus funciones, con resarcimiento integral de los daños y perjuicios causados”.

También argumentó que ingresó al Hospital en 2003 como médico cardiólogo; que en 2004 pasó a planta permanente y que fue ratificado como tal en 2009, a través del Decreto N° 68 firmado por el entonces intendente Omar Duclós.

Dijo luego que en 2011, cuando fue electo Intendente, debió ocuparse de esa tarea y dejó temporalmente de concurrir al Hospital a desarrollar su actividad médica.

En aquel primer escrito consignó además que después que dejó el mandato -en 2015-  no sólo no le fueron contestados los pedidos de licencia que hizo, sino que el municipio le dejó de pagar el sueldo, le dio de baja del IPS y de IOMA, lo que entendió como una manifestación tácita de no querer atorgarle la continuidad laboral. En ese marco habló de “presunta persecución política” y decidió llevar el tema a la justicia.

Desde el Ejecutivo, el abogado Roberto Dávila rechazó el pedido de Inza argumentando que en realidad no poseía estabilidad porque no era planta permanente sino temporaria, y que en forma interina cubría las necesidades del servicio.

Además, apuntó que al momento de asumir como Intendente no hizo ningún tipo de reserva de cargo y que no se presentó a trabajar durante casi cinco años.

Fue así que advirtió que el médico cardiólogo “abandonó su puesto de trabajo, sin ninguna manifestación y provocando su cese. Luego, transcurridos cuatro años de su mandato, permaneció 11 meses posteriores sin prestar servicios, lo que evidencia que la relación laboral está concluida y de sus propios actos se evidencia una clara voluntad de abandonar el empleo”.

Con ambos argumentos, el 12 de octubre del año pasado el juez subrogante Agustín López Cóppola -que en esos días reemplazó a Pablo Quaranta- dio lugar a la medida cautelar presentada por Inza y obligó al municipio a reincorporarlo en un plazo de cinco días, mientras se resolviera la cuestión de fondo y se dicte sentencia en el proceso principal. Así, el lunes 24 de octubre de 2016 Inza volvió al Hospital.

No obstante, a los pocos días el Ejecutivo apeló lo resuelto por López Cóppola. Presentó un recurso de apelación solicitando que se revocara el fallo “dejando sin efecto la reincorporación” de Inza y haciendo especial hincapié en que la relación laboral del médico con el Hospital estaba extinguida.

Quaranta -que ya había retomado su trabajo cuando la comuna hizo esa presentación- elevó la causa a la Cámara de Apelación en lo Contencioso Administrativo de Mar del Plata, que después de casi cinco meses resolvió darle la razón en esta instancia al municipio y revocar el fallo de López Cóppola, por lo que Inza deberá dejar el cargo de médico cardiólogo en el Hospital Pintos.

Algunos puntos de la sentencia

Fechada el 23 de marzo pasado y firmada por los jueces Elio Horacio Riccitelli -presidente de la Cámara- y Roberto Daniel Mora -vicepresidente-, la sentencia hace lugar al recurso de apelación presentado por el municipio y, en consecuencia, deja sin efecto la medida tomada por el Juzgado en Primera Instancia en lo Contencioso Administrativo de esta ciudad.

Los funcionarios judiciales dejaron constancia en el fallo que al analizar la documentación de la causa iniciada por Inza en septiembre del año pasado, no se desprende que sea necesario el otorgamiento de la tutela anticipada ya que “no se vislumbra una actuación manifiestamente antijurídica de la administración municipal” para autorizar el pedido su pedido.

“En efecto -continúa la resolución- no se advierte con suficiente contundencia que la decisión de la accionada (la Municipalidad) de no restablecer el vínculo de empleo público que la unía con el agente accionante (Inza) conlleve una ilegitimidad manifiesta” y eso “inhibe, en este estadio procesal, la versión de los hechos que pretende hacer valer el accionante”, que en este caso es Inza.

El análisis del Decreto Nº 68

Luego analizaron los alcances del Decreto Nº 68 de 2010 y señalan que “la designación allí verificada -con el pretendido carácter de permanente- habría de renovarse anualmente” a través de concursos, para la inclusión definitiva y permanente en la carrera médico hospitalaria.

A partir de eso, entendieron que “mal pudo el magistrado de la instancia -por López Cóppola- apuntalar la verificación del recaudo (…) sobre la base de una designación en planta permanente que, a renglón seguido, condiciona a la futura sustanciación de los concursos cuya realización impone la normativa municipal”.

Esto, para los jueces, “siembra un razonable manto de duda sobre la estabilidad en el cargo” que Inza da como argumento para pedir la medida cautelar.

En ese marco plantearon “tal estado de incertidumbre” que aseguraron no puede ser resuelto en el estadio procesal en el que se encuentran.

Pero fueron más allá y sostuvieron que los antecedentes que obran en la causa “ensombrecen” lo reclamado por Inza.

Por esto, consignaron que deberá esperar el proceso principal en el que se resuelva la cuestión definitiva.

Acá vale aclarar que la medida cautelar pedida por Inza -que derivó en el debate sobre su situación de permanente o interino- fue para que lo reincorporen provisoriamente hasta que se resuelva la cuestión definitiva. Pero los argumentos que dio para sustentar ese pedido, son los mismos que hacen al reclamo de fondo, por lo que los funcionarios judiciales consideraron que “lo requerido es un verdadero adelanto de lo que será materia de decisión en el futuro proceso principal”.

Y en este punto hicieron un llamado de atención al juez que otorgó la medida cautelar, apuntando que éstas “deben ser ponderadas con mayor y especial mesura” ya que si no podría caerse en “un exceso jurisdiccional” en esta etapa procesal.

Riccitelli y Mora advirtieron entonces que teniendo en cuenta que “no se visualiza” en este caso verosimilitud del derecho -es decir, que el derecho reclamado sea verosímil o razonable, y que constituye el primer recaudo que debe evaluarse para otorgar una medida precautoria-, ya no es necesario analizar otras cuestiones porque ni siquiera “en grado de apariencia” se ve que se haya vulnerado el derecho de Inza.

Así, hicieron lugar al recurso de apelación articulado por la Municipalidad de Azul, revocaron el fallo de López Cóppola y, en consecuencia, dejaron sin efecto la medida precautoria que favoreció a Inza y le permitió volver al Hospital.

“ESTAMOS ESPERANDO VER QUÉ MEDIDA TOMA INZA EN EL EXPEDIENTE”

El subsecretario de Legal y Técnica del municipio, Roberto Dávila, fue consultado por este diario sobre el alcance de la resolución de la Cámara en lo Contencioso Administrativo de Mar del Plata y los pasos a seguir por el Ejecutivo de ahora en más.

El funcionario explicó en principio que “la resolución de la Cámara indica que Inza tiene que dejar el cargo, al dejar sin efecto la medida del juez de primera instancia que le permitía trabajar. En ese contexto, la resolución es muy clara”.

Luego indicó que con esa sentencia, Inza ahora tiene la posibilidad de presentar un recurso extraordinario ante la Corte. Es la única instancia que le quedaría para impugnar esta decisión de la Cámara”.

Pero advirtió que para que la Corte acepte tratar ese recurso extraordinario “tiene que haber alguna situación especial, básicamente una ley mal aplicada o alguna cuestión de gravedad institucional, porque no es un recurso corriente”.

En el caso de que efectivamente el ex Intendente decida el camino de presentarlo, señaló que “hay discusiones en la doctrina de qué efecto tiene ese recurso, es decir, si al presentarlo la sentencia de la Cámara se suspende y puede seguir en el puesto en el Hospital o si, por el contrario, por más que presente el recurso, la resolución de la Cámara se ejecuta de todas maneras y tiene que abandonar el puesto.

La otra alternativa es que no interponga el recurso. En ese caso, la sentencia de la Cámara quedará firme y toda esta cuestión que empezó en septiembre del año pasado cuando Inza se presentó ante la justicia, termina ahí.

El tiempo que tiene para hacer la presentación ante la Corte es dentro de los 10 días a partir del momento en que fue notificado.

Consultado qué pasos seguirá el municipio, Dávila consignó que “internamente vamos a tener que resolver si ejecutamos esta resolución o no, porque la particularidad que se da en este caso es que nosotros como empleadores tenemos las herramientas como para hacer efectiva la decisión judicial. En definitiva, vamos a tener que ser nosotros los que resolvamos si la aplicamos o no”.

Y esa decisión todavía no está tomada ya que están esperando ver qué resuelve hacer el ex Intendente. “Vamos a analizar el temperamento que tome Inza. Estamos esperando ver qué medida toma en el expediente. Si interpone el recurso extraordinario a la Corte, veremos qué hacemos. Si no lo hace, que sería lo ordinario, la sentencia queda firme y ahí ya no hay duda de que deja el lugar”, explicó por último el funcionario municipal.

 

 

 

¡Deja un Comentario!

4 Comments

  1. car10

    Abril 16, 2017 at 4:28 pm

    Q pasa porq sacas los comentarios diario el tiempo si te molestan saca la opción de hacerlo sino no lo saquen

    • pablo

      Abril 16, 2017 at 6:52 pm

      Si.sacan los comentarios cada 2 hs.Una lastima.Mas vale no dejen hacerlos….

  2. Yoli

    Abril 16, 2017 at 9:51 pm

    Somos los únicos que criticamos.. y eso molesta!!! In a y todo su Staff de sinvergüenzas deberían estar en Sierra chica ..pero en este país…NADIE va preso

  3. car10

    Abril 16, 2017 at 10:18 pm

    Si pablo y yoli el diario parece q los defiende porq saca los comentarios q les conviene no tienen vergueza dan pena y si no es asi no los saquen mas

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *