Postura de la JR local ante el incremento de las tasas municipales

RADICALISMO

La política tributaria de un Gobierno define entre otras cosas, la concepción social y el universo de principios que rige a quienes ejercen el poder. En municipios de poblaciones pequeñas e intermedias, podemos apreciar aún más la vocación de gobierno y la interpretación de la realidad que tienen los gobernantes.

En base a este análisis simple, pero práctico, es clave decir que en la ciudad de Azul el gobierno municipal de Hernán Bertellys ha dado claras señales de cuál es la idea madre que nutre la política fiscal y tributaria: la insensibilidad social, y la irresponsabilidad política.

El aumento de tasas municipales llevado adelante por el Concejo Deliberante sumado a la readecuación del revalúo fiscal que ejecutó el Gobierno de la provincia que, en casos como el de nuestra ciudad, elevó las tasas desde un 300 % a un 1000 %, representa un verdadero hurto al bolsillo de los ciudadanos de nuestra comuna.

En ningún momento el Gobierno Municipal hace un análisis con criterio ni con integralidad de la realidad económica de nuestra comuna. Una realidad dura, compleja, donde se conjugan factores y elementos que nos preocupan y nos interpelan, como lo son las complejidades para encontrar empleo, la precarización laboral, el acceso a la primera vivienda, al hábitat, servicios e infraestructura urbana, y las dificultades diarias que se convierten en la síntesis de la crisis que vivimos a nivel nacional.

Tampoco en este sentido, el Ejecutivo tuvo en cuenta la capacidad contributiva de los contribuyentes, llevando adelante un aumento irracional, un incremento que claramente ataca los principios básicos del derecho tributario, aquel que menciona a la equidad como valor fundamental.

Cabe destacar que el Gobierno local ha aumentado la tasa a lo largo de su gestión en más de un 400%… claramente en sintonía y caminando a la par de los aumentos de sueldos de funcionarios y concejales, y hasta del mismo intendente.

Desde la Juventud Radical de Azul repudiamos esta medida, y como organización política representativa en nuestra comunidad, sumamos nuestra voz al reclamo de la ciudadanía, de los trabajadores, de los barrios, de los distintos sectores que se movilizaron el viernes en Azul.

Hace falta transparencia, ética gubernamental, más sensibilidad social y más humanismo en el Gobierno para salir de las dificultades en las que se encuentra nuestra ciudad. Es momento de transformar la manera en que concebimos la política, modificar el vínculo ciudadano-gobernante es evolucionar hacia un Azul más justo e igualitario.

Prensa JR de Azul.

¡Deja un Comentario!

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *