Preocupación por niños adictos

En Azul funciona el Centro Provincial de Atención a las Adicciones que realiza un trabajo interdisciplinario que involucra a psicólogos, asistentes sociales y profesores de educación física para llevar adelante una tarea que, en sí misma, es compleja.

Para estos profesionales las adicciones reflejan una problemática social en la que se entrecruzan distintas cuestiones y en donde el contexto es fundamental.

A partir de las múltiples causas de la adicción, es necesario trabajar en ellas desde distintas miradas. Porque en el último año se advierte un policonsumo de sustancias.

Por eso los casos son cada vez más complejos y las edades de inicio en el consumo son más bajas. Se atienden a chicos entre 13 y 14 años de edad. En las unidades sanitarias, la edad de inicio es de 11 y 12 años, aunque hubo algunos casos puntuales de chicos más pequeños.

En el Centro, especialmente se ocupan de la parte asistencial, pero se tiene un tipo de tratamiento que es ambulatorio y se hacen derivaciones a comunidades terapéuticas en caso de internaciones.

Últimamente se nota que llegan pacientes más en la urgencia, por eso es imperioso internarlos, derivándolos a comunidades terapéuticas. Porque el Centro carece de psiquiatras y de comunidades terapéuticas para tratamientos extensos.

Las causas que motivan esta realidad están enlazadas con lo que se está viviendo a nivel social. Por eso las adicciones, como una problemática social, están entrecruzadas con muchas cuestiones, no solamente lo individual, sino también el contexto. Se lo piensa como una expresión de fragmentación en lo social.

Porque el problema va más allá de la adicción. Porque ésta es la expresión de un montón de otras cosas, como ser de la familia, del Estado, lo social, lo económico.

Hace muchísimos años Azul era el lugar donde más se consumía whisky en la región. En la actualidad el consumo excesivo de alcohol sigue prevaleciendo sobre otras adicciones. También se da el consumo de otras sustancias como cocaína, marihuana y pegamentos. Por eso se esta viviendo un policonsumo.

Esta situación lleva a que muchos casos están asociadas a la patología psiquiátrica.

Los pacientes generalmente se acercan al Centro Provincial de Atención a las Adicciones llevados por alguien, ya que es muy difícil que ellos se acerquen. Allí se trata de generar la necesidad de tratamiento psicológico en forma contínua. Donde se busca coordinar con otros espacios como el deportivo, y la actividad en talleres.

Lamentablemente de los casos ingresados las altas son muy pocas ya que es muy difícil que se sostenga un tratamiento ambulatorio porque la patología es compleja. Además el trabajo terapéutico va a depender de la persona, del acompañamiento que tenga y también del contexto donde viva.

La realidad actual es una problemática que cada día avanza más y con los niños de poca edad. Por eso la función de los docentes, los padres y los profesionales de la salud es tratar de prevenir y no esperar que se produzca la adicción para actuar.

Esta tarea es la más difícil, pero hay que intentarlo, porque si bien las causas pueden ser sociales, el inicio se produce a muy corta edad, que, muchas veces, tomándolo a tiempo se puede controlar la problemática que asusta a las personas mayores.

¡Deja un Comentario!

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *