Preocupación sindical

El secretario general de la Asociación Empleados de Comercio del Azul esta preocupado porque al hablar con comerciantes les dijeron que están esperando ver cómo sigue para resolver si cierran sus puertas o sacan algunos empleados.

Si no cambia la situación económica lamentablemente van a cerrar varios comercios. No hay circulante. La situación se ha ido cayendo de a poco y ahora se están aumentando nuevamente las tarifas. Se desea que crezca la obra pública, que puede generar mano de obra y ese dinero va a comenzar a girar en la ciudad.

Además se agrava por los montos de los alquileres, especialmente en el radio céntrico. Por eso se están abriendo locales por fuera del radio céntrico, ya que los alquileres son mucho más baratos.

El problema está para el comerciante que tiene un gasto fijo, que tiene que ser absorbido por las ventas para recuperar el dinero, luego empezar a reponer mercaderías y después, recién, poder obtener alguna ganancia.

Las perspectivas de cara al futuro generan esperanza, expresó este sindicalista. Va a depender todo del Estado. Si bajan dinero para obra pública, viviendas y demás se va a estar mejor. Pero si eso no sucede las perspectivas son sombrías.

La situación actual tanto preocupa a la parte gremial, a los dueños de los negocios, a los propietarios que tienen una renta con el alquiler, y a los trabajadores.

Este panorama que planteó el secretario general de la Asociación Empleados de Comercio de Azul es el reflejo de la situación que se está viviendo en Azul. Desde el punto de vista gremial tiene un enfoque para muchos correcto. Porque si bien se luchó para que los empleados mercantiles los domingos tuvieran franco, y que se respeten las leyes laborales, hoy la preocupación mayor es que no se aumente el desempleo en la actividad. ¿Es preferible cobrar un peso menos pero tener asegurado el trabajo?. Y para ello tiene que existir fuentes de empleos. Comercio que cierra, posible fuente de trabajo que se pierde.

Por eso el sindicato debiera querer que el comerciante después de pagar los gastos fijos, pueda tener un peso para reponer mercadería o incorporar una nueva cadena de productos para su comercialización.

No está de acuerdo con los comerciantes que se arriesgan a pagar cifras elevadas de alquiler y después, porque les va mal, despide personal y terminan cerrándolo.

Esta situación pone de manifiesto la responsabilidad social que tienen tanto los trabajadores como los dirigentes gremiales. No es el momento de captar voluntades o hacer política sino consensuar para que no disminuya, y continúe, la fuente de trabajo. Hay actividades que los índices de inflación se pueden trasladar a los sueldos, en otras no. En las grandes empresas, como en sus balances el fondo de desempleo es muy elevado, prescindir de 50 o más operarios no les significa nada. Pero el desempleado, más si tiene cierta edad, ¿adónde consigue un nuevo empleo? Vivir con la indemnización que recibió, tiene solamente un plazo de tiempo no muy prolongado.

También para el que tiene un local como renta, si no está alquilado recibe menos dinero y los gastos aumentan. Es una preocupación.

La situación social es compleja. El Estado no puede seguir incorporando gente que la paga el pueblo, porque éste tiene que elegir entre alimentarse y vivir o pagar impuestos tan elevados. Por eso el diálogo, el consenso entre todos los sectores puede ser la solución a la problemática que se esta viviendo en esta ciudad.

¡Deja un Comentario!

1 Comment

  1. aleja

    Marzo 9, 2017 at 4:11 pm

    Cinica la persona que sin dar nombre escribe esta nota!!!! A mi me piden direccion de facebook para opinar o mi direccion de mail. Y el cerebro liso que habla de “preocupacion sindical” no dice quien es!!!!1

    El pais está en bancarrota por huevos blandos como esta gente que escribe insultando la inteligencia del pueblo, creyendonos a todos idiotas!!

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *