Presentación de trajes de la Promo 2016

 

La presentación de trajes de las promociones empieza mucho antes que el día que los muestran en la Plaza San Martín. Hace casi un año la Promoción 2016, todavía no arrancada, comenzó a ver las posibilidades de qué traje hacerse, despedir a los egresados de ese año y a empezar a vivir un ciclo inolvidable para todo joven de nuestra ciudad.

Fueron meses eternos. Estuvieron participando en distintas reuniones y creando lo que sería una de las noches más esperadas de los egresados de los colegios secundarios del Partido de Azul: la presentación de trajes.

Las fiestas temáticas en los boliches, presentación de banderas y muchas otras actividades sirvieron para ser atenuantes a la gran ansiedad que conlleva ese momento.

Luego de muchas discusiones, festejos y días planeándolo llegó ese día. Los chicos vivieron la mejor noche de sus días de escuela secundaria.

Para el coordinador de Políticas de la Juventud la idea fue que los chicos la pasen lo mejor posible: cero alcohol y pirotecnia porque no se quiere que ocurra lo que sucedió años anteriores.

Para las promociones de Cacharí y Chillar se decidió por parte de esa repartición municipal ir a buscarlas y llevarlas de vuelta, porque fue el deseo que participen, que no se queden aislados y que se involucren en esta fiesta de las promociones.

Las peluquerías estuvieron repletas de adolescentes tiñéndose sus cabellos de rojo, verde, azul, fucsia y otros extravagantes colores para que se combine con el traje. Así, antes del mediodía, arribaron al Balneario Municipal para disfrutar del “asado” en Playa Grande, con mucha música y alegría. Allí aparecieron los cánticos de rivalidades de escuela a escuela.

A partir de las 21 horas la Plaza San Martín está dispuesta para recibirlos. Se había previsto la presencia de una banda de rock porque los chicos escucharon cumbia a la mañana y a la tarde. Se presentó el videominuto que realizaron, donde se podría apreciar cada traje y su significado.

Minutos más tarde por la calle Irigoyen los chicos de cada escuela fueron entrando corriendo y haciendo el tradicional “pogo” en el veredón municipal.

Así aparecieron los Minions, luego siguieron los de Spiderman, los vestidos con un gran payaso, los del gato de Alicia en el País de las Maravillas, de Chapulín Colorado y Sombrerero Loco, Supermán, de Cruela de Vil, el místico personaje de Disney, caracterizados de una de las protagonistas de Frozer, Lino y Stitch, el Capitán América, y no podía faltar la Pantera Rosa, entre otros trajes que vistieron a jóvenes con rostros llenos de felicidad que exteriorizaban, ya sea con gritos, saltos y mucho movimiento, el momento de alegría que estaban viviendo.

Cada uno de estos chicos tiene sus problemas y preocupaciones personales, pero ese día fue dejar de lado ese estado de ánimo para unirse al resto de los jóvenes que llenaron de color la fuente del Monumento al general José de San Martín.

Pero los chicos no estuvieron solos, sino que cientos de personas se reunieron en el centro de la ciudad para disfrutar con ellos este encuentro, que es tradicional en la ciudad.

Esta es una juventud que el Papa Francisco pidió que hagan ruido, pero que también asumen la responsabilidad que les compete dentro de la sociedad. Y la primera de ella es estudiar y forjarse un destino futuro.

¡Deja un Comentario!

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *