LA DISPUTA ENTRE MILITARES Y LOS MUERTOS AZULEÑOS

Primavera roja en Azul

Tres imágenes del sargento Domingo Ciappina, operando el equipo radiológico; vistiendo el guardapolvo reglamentario de Sanidad; y un retrato conservado por la familia.Tres imágenes del sargento Domingo Ciappina, operando el equipo radiológico; vistiendo el guardapolvo reglamentario de Sanidad; y un retrato conservado por la familia.Tres imágenes del sargento Domingo Ciappina, operando el equipo radiológico; vistiendo el guardapolvo reglamentario de Sanidad; y un retrato conservado por la familia.Folio 96 del expediente de la Marina de Guerra: describe el ataque contra la formación del regimiento de Azul. Comunicaciones del Comando Revolucionario Sector Sur. Entre ellas, la intimidación a los "Camaradas de Azul".Informe de los mensajes de aviadores sobre la zona de Córdoba y provincia de Buenos Aires. El día 17 se detecta el movimiento del 2 de Artillería de Azul, por la ruta 3. Un Douglas DC-3 de Aerolíneas Argentinas, nave similar a la que realizó el vuelo rasante sobre el A-2 y produjo el accidente fatal para los azuleños Ciappina y Moguillansky.Una imagen del sepelio del sargento Domingo Ciappina, realizado en la necrópolis de Azul.
<
>
Un Douglas DC-3 de Aerolíneas Argentinas, nave similar a la que realizó el vuelo rasante sobre el A-2 y produjo el accidente fatal para los azuleños Ciappina y Moguillansky.


En cercanías a Tres Arroyos, una columna del 2 de Artillería de Azul fue atacada por la aviación de la Marina de Guerra. El vuelo rasante de un DC-3 hizo que un chofer maniobrara atemorizado, provocando el vuelco del camión sanitario y, como luctuoso resultado, la muerte por aplastamiento de dos azuleños.

 

Escribe: Marcial Luna (*) – lunasche@yahoo.com – Investigación Exclusiva para EL TIEMPO

 

IV NOTA

El 16 de septiembre de 1955 más de un azuleño levantó la vista al cielo para observar el avión Beechcraft que sobrevoló en amplios círculos, unos cuantos minutos. Lo que nunca supieron los vecinos de la ciudad es que esos aviones navales observaron la región centro bonaerense con el objetivo de localizar tropa enemiga y, de recibirse la orden como en el caso de Bahía Blanca, bombardear el regimiento. (Ver nota del domingo anterior), en la que se mencionó que la Marina de Guerra detectó los movimientos de refuerzo que iniciaron viaje el 16 de septiembre de 1955).

Entre las unidades desplazadas, en defensa del gobierno constitucional, estuvo la de Azul (Regimiento 2 de Artillería). Fue atacada antes de llegar a su meta y el hecho produjo la muerte de dos azuleños.

El sumario de carácter “Secreto” de la Marina de Guerra, que lleva por título Historia de las Operaciones Militares de la Marina de Guerra durante el Movimiento Revolucionario del 16/23 de setiembre de 1955, nos revela qué ocurrió el segundo día del golpe de Estado.

 

17 de septiembre   

Aviones de la Base Espora, “a 0630 horas, a la salida del sol, [iniciaron] las exploraciones aéreas en los siguientes sectores Azul-Olavarría, Tres Arroyos-Tandil, Río Colorado-Neuquén y San Antonio-Patagones”. (Folio 81)

Las posiciones habían sido detectadas el día anterior, por lo que a las 9 de la mañana “un avión DC-3 de Aerolíneas Argentinas plegado al movimiento [se refiere a la “Revolución Libertadora”] que efectuaba exploración en el sector Tres Arroyos-Tandil descubre una columna del Ejército que se aproxima a Tres Arroyos. Este avión efectúa una pasada rasante sobre la misma, motivando la dispersión de la columna y el vuelco de un camión.” (Folio 82)

El informe de Espora concluye afirmando que, después de las 13 horas, “el Regimiento 2 de Artillería de Azul que había sido bombardeado en Tres Arroyos, regresa a su base con los efectivos reducidos por el ataque sufrido.” (Folio 83)

Otro informe relacionado con el caso del regimiento A-2 de Azul, pero procedente del Comando de Operaciones Navales, fue más preciso: “[El día 17-9] El avión que efectuaba la exploración aérea en el sector Tres Arroyos-Tandil informa haber descubierto una columna del Ejército sobre la ruta 3, aproximándose a Tres Arroyos. Al mismo tiempo el avión hizo una pasada rasante sobre la columna lo que motivó la dispersión de la misma y el vuelco de un camión. Este avión era un DC-3 de Aerolíneas Argentinas. A esa hora el tiempo empezó a empeorar bajando considerablemente el plafond y disminuyendo la visibilidad. Se envió un avión [Beechcraft] a efectos de bombardear la columna. El mismo la localizó en las inmediaciones de Tres Arroyos y la bombardeó sin resultados debido al bajo techo, al mismo tiempo arrojó volantes intimando a la misma a plegarse al movimiento [golpista]. Se le hizo fuego con ametralladoras y fusiles.” (Folio 96)

    

Amenazas desde el aire    

Si se observan las comunicaciones de pilotos y bases, los detalles se van sumando: faltaban pocos minutos para el mediodía del 17 de septiembre de 1955, cuando uno de los aviones encargados de observar los movimientos del Ejército sobre la ruta 3 envió dos mensajes urgentes. El avión se identificó como “Tábano Cinco”. A las 11,37 horas emitió: “Observo cinco camiones del Ejército en ruta tres entre Chillar y Azul rumbo a Azul detenidos en ruta”. (Folio 104) Y a las 11,42: “Regimiento Azul aparentemente listo punto Personal formado plaza armas con artillería.”.

Poco antes de ser atacada la columna del 2 de Artillería de Azul, desde el Comando del Sector Sur (Base Aeronaval Comandante Espora) se había enviado la siguiente advertencia, como se indicó más arriba, a través de volantes arrojados desde un Beechcraft: “Camaradas de Azul: No avancen. No hagan correr más sangre inútilmente. Estos ataques los perseguirán todo el viaje y al final los espera la poderosa Infantería de Marina con fusiles automáticos. Los ejércitos de Córdoba, Corrientes, Entre Ríos, Santa Fe, la Flota de Mar y la Marina toda ya terminarán con la tiranía. El Regimiento Cinco ha sido bombardeado y reducido. Aún están a tiempo de evitar más derramamiento de sangre. No sigan avanzando.” (Folio 135)

Ese mensaje tiene un antecedente directo. El día anterior, 16 de septiembre, cuando comenzó el movimiento que luego se denominará “Revolución Libertadora”, el capitán de navío Arturo H. Rial (Comandante Revolucionario Sector Sur–Bahía Blanca) le envió la siguiente carta al presidente Perón:

“Señor General: le pido que evite mayor sacrificio a sus hombres. Posiblemente Ud. no tiene clara la situación. No tendrá apoyo aéreo. Toda la aviación está en nuestras manos excepto 4 aviones en Morón. Espero que comprenda que no tengo más remedio que hostigarlo hasta el límite de mis fuerzas, que irán en aumento en razón inversa de la distancia que nos separa. A menos que nos pongamos de acuerdo. Le ruego que medite sobre la circunstancia de que estimamos que nuestra posición es la que corresponde a los argentinos y estamos dispuestos a ir hasta el fin y que muchos de sus jefes y oficiales piensan lo mismo. Hoy hemos recibido con los brazos abiertos a un teniente coronel y cinco oficiales de su tropa que se han pasado a nuestras filas. Dejaré de bombardearlos en cuanto Ud. me mande un emisario de grado no inferior a teniente coronel para parlamentar y si Dios lo ilumina, para marchar juntos hacia la victoria que está muy próxima. Lo saluda cordialmente [Firma Rial].” (Folio 103)

   

Vuelco mortal    

Ahora es posible avanzar en el punto central: ¿Qué ocurrió con la formación del regimiento azuleño en cercanías de Tres Arroyos?

El sábado 17 de septiembre amaneció tormentoso. A dos kilómetros al oeste de la ciudad de Tres Arroyos, la columna de artilleros azuleños fue embestida: el vuelo rasante de un avión DC-3 atemorizó de tal manera al chofer del camión sanitario que, con una brusca maniobra, produjo el vuelco del vehículo. Las consecuencias fueron trágicas para dos vecinos azuleños.

Por aplastamiento murió el sargento Ciappina y, once días después y como consecuencia de las gravísimas heridas recibidas, el joven conscripto Raúl Moguillansky.

 

Contra el olvido   

Es necesario recuperar del olvido estas identidades. Domingo Benito Ciappina tenía 34 años de edad. Había nacido en Cacharí el 22 de marzo de 1922, pero vivió luego y estudió en Chillar. Ingresó al cuartel de Olavarría y se trasladó a la unidad de San Martín de los Andes. Con sus profesiones de radiólogo y enfermero, obtuvo finalmente el traslado hacia la ciudad de Azul, en el regimiento 2 de Artillería. Estaba casado con Josefa López y tenía tres hijos: José Domingo, Ana María y Stella Maris Ciappina. Sus hermanos eran Carmelo, Víctor, Dora y José Ciappina.

“Era el sargento Ciappina una persona adornada de nobles sentimientos, de exquisita bondad y de trato afable, todo lo cual le granjeó múltiples simpatías”, publicó El Tiempo en su edición del domingo 18 de septiembre de 1955 (Pág. 8).

Raúl “Nino” Moguillansky, era estudiante de Medicina y, por lo tanto, ofició en el cuartel de Azul como ayudante de enfermería. Tenía 21 años de edad. En Azul, había integrado el Centro Cultural Horizontes, y en su vida como universitario, participaba del CUA. Su deceso se produjo en el Sanatorio de Tres Arroyos –luego de dos intervenciones quirúrgicas con las que se intentó salvarle la vida– la noche del miércoles 28 de septiembre de 1955.

“La lluvia se mezcló con las generosas lágrimas ayer a la tarde, cuando recibieron sepultura en el cementerio local los restos del joven azuleño Raúl Moguillansky, soldado conscripto y universitario, que perdió la vida a consecuencia de haber volcado, durante los recientes sucesos que conmovieron al país, un camión del Regimiento 2 de Artillería Montada Reforzado”, puede leerse en El Tiempo del 30.IX.1955 (Pág. 3).

Moguillansky fue sepultado el día 29, en una ceremonia con ritual hebreo a cargo de Salomón Chorne, en el cementerio de Azul.

(*) Profesor de historia y periodista.

 

EL DATO:

El próximo domingo será publicada la quinta nota de esta serie compuesta por siete artículos.

 

¡Deja un Comentario!

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *