Primera Edición del “Sanjo Rock”

Después de dos postergaciones por mal tiempo se realizó la primera edición del “Sanjo Rock” en el predio ubicado en Escalada y Chaves, donde también se hicieron presentes feriantes y artesanos.

La primera noche, a pesar de que había tormenta eléctrica y ráfagas de viento, a las 20 horas los conductores anunciaron la realización del encuentro. Es así que luego de la actuación de la primera banda hubo un impasse por la lluvia. A pesar de todo la jornada se llevó a cabo y el público acompañó.

Al día siguiente el clima acompañó y la gente se acomodó para escuchar a las bandas que se presentaron sobre el escenario. Además estaba el servicio de cantina a cargo del Club Social y Deportivo San José, entidad organizadora del encuentro junto a algunos de los músicos participantes.

La entrada fue libre y gratuita, aunque se podía colaborar con un alimento no perecedero a beneficio del comedor del barrio. Así fue que la comisión reunió más de 200 kilos en alimentos. Entre ellos harina, fideos, arroz, aceite, azúcar, conservas, entre otros.

Para los organizadores el evento superó las expectativas. La última noche se llenó el predio. Se comentó que la convocatoria fue mayor a la de Azul Rock, además de ser mucho más familiar porque había gente grande que le gusta el rock, y también familias con sus bebés.

Para un rockero es impresionante el nivel de bandas musicales que tiene Azul. La primera edición del Sanjo Rock fue totalmente positivo, un buen encuentro para todos: la gente que le gusta el rock, para el barrio, para los motoqueros y para la comisión del club y, por supuesto, por las donaciones recibidas, para el comedor del barrio.

Para los músicos lo más cautivante fue la sensibilidad y la solidaridad de la gente. Es decir hasta algunos se llevaron algo para escribir sobre el encuentro. Por ejemplo, una nena con capacidades diferentes les hizo llegar una carta que los hizo temblar las piernas a todos.

Los artesanos y los feriantes se ayudaban, ya sea colocando una línea de luz, o socorriendo a quien se le cayó su puesto por el viento y todos acudieron en su ayuda. Fue un momento muy emotivo.

El primer Sanjo Rock le dejó a los rockeros una linda sensación. El comportamiento de los presentes es algo que los músicos tuvieron que reivindicar. Se tuvo 8 personas en seguridad que disfrutaron tanto porque no hubo un solo disturbio, ni una discusión. Se pudo apreciar la integración de la gente del barrio.

Para el Barrio San José fue un placer y un orgullo haber tenido semejante encuentro “Sanjo Rock”, sostuvo un dirigente del club organizador, que en los últimos días anunció la segunda edición para los primeros días del mes de abril.

No se sabe bien si lo convocante fue escuchar bandas de rock azuleñas con entrada gratuita y libre o estar presente colaborando con un alimento no perecedero a beneficio del comedor del barrio. Pero la realidad es que fue una convocatoria para toda la familia del barrio que aportaron más de 200 kilogramos de alimentos para el comedor.

Sanjo Rock fue la demostración de que cuando se quiere, todos los asistentes pueden disfrutar un espectáculo musical en orden, con corrección y también colaborar con una entidad solidaria como lo es el comedor del barrio.

¡Deja un Comentario!

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *