EL HECHO SUCEDIÓ EN OCTUBRE DE 2014

Prisión perpetua para un camionero que había asesinado y quemado a su ex novia

El asesinato de Verónica Tejeda se produjo el 3 de octubre de 2014. El cuerpo de la víctima fue hallado quemado en el interior de un auto que había sido incendiado por el autor del brutal homicidio: su ex novio, un camionero de Balcarce llamado Mario Alfredo Moreno. “Hubo un plan criminal llevado a cabo por Moreno. No hubo ni emoción violenta ni esto fue un homicidio simple”, dijo el azuleño Germán Vena, abogado de los padres de la víctima de este crimen.
<
>
El asesinato de Verónica Tejeda se produjo el 3 de octubre de 2014. El cuerpo de la víctima fue hallado quemado en el interior de un auto que había sido incendiado por el autor del brutal homicidio: su ex novio, un camionero de Balcarce llamado Mario Alfredo Moreno.

El fallo de este juicio se dio a conocer el miércoles último en un Tribunal de Mar del Plata. En ese debate, como Particular Damnificado, intervino el Dr. Germán Vena. En diálogo con este diario, el abogado azuleño brindó detalles del brutal asesinato que tuvo como víctima a una joven que vivía en Rauch, Y habló también del proceso judicial en el que le tocó participar en representación de los padres de la víctima. Los jueces que condenaron al encausado, un camionero oriundo de Balcarce, lo hallaron autor de un “homicidio agravado por el vínculo”, no aplicando en lo sucedido la figura penal del femicidio como otra agravante.

“Siempre estaré cuando me necesites. No interesa con quién o dónde estés ni cuantos años tengas. Te amo y te amaré”.

Mario Alfredo Moreno, un transportista oriundo de Balcarce que tiene 36 años, solía escribirle ése y otros mensajes de texto a Verónica Tejeda, una joven de Rauch a la que en su teléfono celular él la tenía agendada como “Vero Amor”.

El miércoles de la semana que pasó, en Mar del Plata, los jueces del Tribunal Oral en lo Criminal número 2 de aquella ciudad condenaron al camionero a prisión perpetua por el asesinato de la joven, que tenía 26 años cuando su cuerpo fue hallado calcinado en el interior de un auto, el 3 de octubre de 2014.

Los Drs. Roberto Falcone, Néstor Conti y Alexis Simaz señalaron en el fallo que el día ya referido, “con la inequívoca intención de causarle la muerte a su ex pareja”, el encausado “la estranguló con una soga para posteriormente propinarle un golpe en la cabeza con un palo, presumiblemente en el interior de un establecimiento agropecuario ubicado en un camino de tierra que une a los parajes El Faro y Dos Naciones del Partido de Balcarce”.

El terrible crimen se completó con otra secuencia no menos macabra y también mencionada por los jueces marplatenses en la resolución con veredicto condenatorio para el acusado: “Luego de cumplir su cometido, (Moreno) incendió intencionalmente su cuerpo en el interior del vehículo marca Fiat Palio dominio FEJ-645, de su propiedad”.

Una vez que aquella tarde del 3 de octubre de 2014 el propio Moreno se hizo presente en la Estación de Policía Comunal de Balcarce para entregarse y dar cuenta de lo que había hecho instantes antes, quedó detenido.

Al mismo tiempo el cuerpo de la víctima, irreconocible y prácticamente reducido a la nada a causa del accionar de las llamas, era hallado en ese establecimiento rural, dentro del Palio que el mismo homicida había prendido fuego.

Perpetua

A modo de dato llamativo de lo que fueron las instancias judiciales que derivaron en la condena para Moreno, los jueces del TOC 2 de Mar del Plata no consideraron al crimen bajo la figura de un femicidio.

La ausencia de elementos probatorios que sirvieran para demostrar que la joven era víctima de violencia de género durante esa relación sentimental que mantuvo con el camionero, la cual se extendió por alrededor de un año y se había cortado un mes antes a que su ex pareja la asesinara, llevaron a los jueces a encuadrar el hecho en un homicidio agravado por el vínculo.

Pero el resultado, en cuanto al reproche penal a título de culpa para el encausado, fue el mismo que si hubiera sido hallado autor de un homicidio en los términos que establece el inciso 11 del Artículo 80 del Código Penal. Es decir, una condena a la máxima sanción que contempla el Código Penal argentino: prisión perpetua.

“Lo que la familia de la chica quería es que se llegue justamente a esta sentencia. El padre de ella me lo dijo el primer día: ‘Lo único que quiero es que este tipo no salga más de la cárcel’, recordó el Dr. Germán Vena al hablar con EL TIEMPO sobre lo que fue este caso.

El abogado azuleño se desempeñó en el juicio que en Mar del Plata finalizó el miércoles de la semana que pasó como Particular Damnificado, en su caso representando a los padres de la joven asesinada por el camionero balcarceño.

En sintonía con lo que también sostenía el Dr. Rodolfo Moure, a cargo de la instrucción de la causa penal por este asesinato y quien también representó al Ministerio Público en el debate, Vena contó que tanto él como el titular de la Fiscalía Descentralizada marplatense con sede en Balcarce habían señalado en sus respectivos alegatos que el homicidio materia de este debate era “doblemente agravado”. Tanto por las circunstancias enmarcadas en la figura del femicidio como en aquellas otras por las cuales Moreno fue finalmente condenado en esta primera instancia.

Pero la aplicación de la agravante prevista por el inciso 11 del artículo 80 no fue tenida en cuenta por los jueces que condenaron al camionero.

Al respecto, según citó el Dr. Falcone en el fallo -el primero en votar a las cuestiones planteadas y resueltas todas por unanimidad-, “tanto madre como padre de la víctima han referido con envidiable claridad que nunca presenciaron hechos de violencia en la relación”.

Ambos testigos tenían un trato habitual con la pareja, ya que cada vez que el camionero viajaba a Rauch se quedaba a dormir en la casa de los padres de su novia, el lugar donde ella también vivía.

Pero más allá de que la relación entre Moreno y Tejeda estaba terminada para cuando el asesinato se produjo, para los jueces marplatenses no quedaron dudas de que ese vínculo existió, por lo que esa situación se convirtió en la agravante que terminó con el camionero condenado a prisión perpetua.

“Nunca hubo violencia entre ellos, lo cual es una cuestión que me parece rara”, admitió el abogado Vena.

“Los jueces calificaron al hecho como un homicidio agravado por el vínculo. No tuvieron en cuenta el femicidio porque no había antecedentes de violencia entre ambos. Lo que quedó demostrado para el Tribunal es que entre la chica y este hombre había una relación de pareja. Extinta o no. Pero la hubo”, agregó.

Al respecto, en el fallo se mencionó que quedó “nítidamente demostrado” que Moreno y Tejeda conformaban una pareja, a través de “una pública relación de noviazgo sostenida aproximadamente por el término de un año, la cual sin hesitación alguna encuadra en el supuesto previsto en el inciso 1 del Artículo 80 del Código Penal”.

Y así como los jueces encuadraron al hecho en un homicidio agravado por el vínculo, en la misma resolución no dieron lugar a lo pretendido por el abogado que en el debate se desempeñó como Defensor Particular del camionero, quien en su alegato pidió un cambio de calificación de la causa a un “homicidio en estado de emoción violenta” o, en subsidio, a un “homicidio simple”.

“En mi alegato, para complementarme con el del fiscal, lo que hice fue señalar que en este caso hubo un plan criminal llevado a cabo por Moreno. No hubo ni emoción violenta ni esto fue un homicidio simple, como sostenía su abogado defensor”, señaló el abogado azuleño.

 El debate

El juicio en Mar del Plata por el caso, según contó el Dr. Vena en la entrevista mantenida con este diario, había comenzado el pasado 23 de mayo. La recepción de la prueba testimonial finalizó un día después, cuando el propio Moreno decidió por primera vez declarar en torno al crimen por el que el miércoles que pasó fue condenado a perpetua.

Su versión de los hechos, a decir del abogado azuleño, fue bastante “cínica y nefasta”, aunque finalmente los jueces del TOC 2 marplatense -más allá de lo que específicamente tuvo que ver con que admitiera su autoría en el hecho- prácticamente no la tuvieron en cuenta.

“Él declaró que la chica le había pedido que la matara y que, si no lo hacía, ella iba a suicidarse después de matar a uno de sus cuatro hijos. También dijo que le pidió que, después de matarla, la prendiera fuego porque no quería que la velaran”.

La disparatada versión brindada por Moreno, a través de la cual intentó sin lograrlo ubicarse en una situación más favorable ante una eventual condena, incluyó también que afirmara que su ex pareja le había contado que un video pornográfico de ella estaba circulando.

Esa filmación, que nunca se pudo demostrar que existió, supuestamente la comprometía, ya que la joven era madre de cuatro hijos, fruto de dos relaciones sentimentales que había mantenido en la previa a conocer al camionero que terminó matándola.

“El debate fue muy pesado. Los padres de la chica, gente de trabajo, propietarios de una chacra que está en las afueras de Rauch, muy humildes y de pocas palabras, tuvieron que escuchar la versión de cómo este hombre mató a la hija de ellos”.

“Fue muy traumático todo eso. Es muy fuerte estar delante de una persona que cuenta cómo mata a otra. Personalmente, puedo decir que los padres de la joven han sido personas muy dignas de representar y que demostraron una gran entereza en todo lo que fue este juicio”.

Según contó Germán Vena, Moreno “tenía una doble vida”, además de hijos con una anterior pareja que tuvo.

“Entró a la casa de esta chica diciendo que quería ayudarla y después se enquistó ahí”, relató también sobre la personalidad del imputado, para quien las pericias a las que fue sometido revelaron que en todo momento comprendió el acto criminal que llevó a cabo.

Esa doble vida de Moreno indicaba que vivía en pareja en Tandil con una mujer y que, al mismo tiempo, sostenía ese vínculo sentimental con Tejeda en Rauch, a quien le había propuesto sacarla de la ciudad para irse a vivir juntos a otro lado, con la promesa de una vida mejor.

“Un baile en Tandil fue, aparentemente, el lugar donde ambos se conocieron”, recordó también el abogado Vena sobre esa relación entre Tejeda y el camionero, un vínculo sentimental que se extendió por aproximadamente un año y que no quedaron dudas que existió para los jueces que intervinieron en el debate.

Aquel 3 de octubre de 2014, según versiones de testigos, quedó probado en el juicio que Moreno salió de la casa donde convivía en Tandil con esa otra mujer para ir a buscar a Tejeda a Rauch.

En la vecina ciudad ambos fueron vistos. Y desde ahí, partieron en el auto del camionero hasta ese establecimiento rural ubicado en el Partido de Balcarce, en el límite con el de Tandil, lugar donde la joven sería hallada asesinada horas más tarde.

Se desconoce en qué lugar Moreno le aplicó ese golpe en la cabeza a la víctima, la agresión que se convirtió en la lesión vital, según lo que pudo determinar la autopsia a la que el cuerpo calcinado de Tejeda fue sometido, Durante esa misma intervención, además, se estableció que la joven ya estaba muerta para cuando fue prendido fuego el auto en cuyo interior había quedado su cadáver.

De ahí en más, sucedió todo aquello otro ya mencionado en párrafos anteriores, con el homicida yendo a pie hasta la Estación de Policía Comunal que está en Balcarce para entregarse y confesar la autoría del macabro crimen.

Un homicidio que, según Germán Vena sostuvo, tuvo como móvil el hecho de que días antes a que fuera asesinada la joven decidió poner fin a esa relación con el transportista.

“El móvil del crimen que surgió, y nosotros creemos que así fue, tuvo que ver con que ella lo había dejado y no tenía voluntad de volver a estar con él”, afirmó el abogado.

El dato

El mismo día de ocurrido el crimen, Mario Alfredo Moreno fue aprehendido cuando se hizo presente en la sede de la Estación de Policía Comunal que está en Balcarce y contó lo que había hecho con ex novia. Actualmente, después de la pena de prisión perpetua a la que fue condenado el miércoles pasado, está preso en la Unidad 15 de Batán, cárcel del Servicio Penitenciario Bonaerense situada en Mar del Plata.

 

¡Deja un Comentario!

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *