PRODUCCIÓN AGROPECUARIA EN PROBLEMAS POR CAUSA DE LA INUNDACIÓN DE CAMPOS  

 

El mal tiempo que afecta a vastas zonas de la Argentina, atravesándola de Norte a Sur y de Este a Oeste, ha producido el descalabro en la producción agrícola ganadera en distintas provincias. En la de Buenos Aires, el epicentro de la inundación se ubica en el Partido de General Villegas, donde la mayor parte del distrito se encuentra muy comprometido debido a la inundación de los campos luego de los 100 milímetros de lluvia registrados durante el fin de semana, que se sumaron a los 90 milímetros del 2 de abril y al agua que escurre desde el sur de la provincia de Córdoba. De acuerdo con declaraciones periodísticas formuladas por el presidente de la Sociedad Rural de esa ciudad, Pierre Courreges, “más allá de las pérdidas en granos, la ganadería es sin duda la más afectada”.

A este oscuro panorama se puede agregar el cierre de una gran cantidad de tambos por el efecto que esta contingencia climática tiene en las industrias lácteas de la zona, donde se han perdido pasturas por las napas altas que matan a las raíces, debiéndose realizar la evacuación de hacienda, con el altísimo costo que ello implica.

Ante esta situación los vecinos y productores agropecuarios de Villegas se congregaron en la plaza principal de la ciudad para reclamar al vicegobernador bonaerense, Daniel Salvador y al ministro de Agroindustria de la Nación, Ricardo Buryaile, obras hídricas y viales, a la vez que detallaron las pérdidas en sus cultivos y ganado por las fuertes lluvias registradas en los últimos 15 días. Los funcionarios nacionales, junto con el ministro de Agroindustria bonaerense, Leonardo Sarquís, recorrieron las zonas afectadas del distrito. “La gobernadora María Eugenia Vidal y todos los que formamos parte de su equipo estamos acompañando a cada productor y a cada vecino de la provincia de Buenos Aires, poniendo el hombro y dando la mejor respuesta inmediata a quienes hayan resultado afectados por los excesos de lluvias. Se esperan cinco días con buen clima que serán claves para descomprimir la situación”, expresó Sarquís en su recorrida por la Ruta 188, al ver la magnitud de la emergencia.

También se dispusieron líneas de crédito del Banco Provincia y del CFI, así como asistencia de Agroindustria bonaerense para los productores afectados. A su vez el titular de la Rural de Villegas remarcó la importancia de acelerar las obras tanto en canales, diques, lagunas y viales. “La primera emergencia fue solicitada para Villegas en noviembre de 2015, desde allí por la lluvia e inundación, la superficie se ha venido reduciendo año a año. De las 750 mil hectáreas que tiene el distrito, hasta diciembre pasado se cultivaron 200 mil con soja y maíz, y hoy no sabemos cuánto se ha perdido”, dijo Courreges.

Según el ruralista, tratar de evitar la inundación de campos por el agua que escurre desde Córdoba “es difícil” pero consideró que “se debe canalizar al sur del distrito, poner alcantarillados para evitar que la ruta se vuelva un dique, y también destinar agua a las lagunas del sur, de Trenque Lauquen y América, que hoy no tienen gran cantidad”.

“Hay que acelerar a largo plazo el proceso de canalización de la Cuenca del Río Salado. Se puede ejecutar en menor tiempo. Desde Bragado a Villegas hay 300 kilómetros, y esa obra va a tardar 15 años: se debería promover un ente autárquico”, manifestó.

Lo cierto es que las autoridades deben prestar atención a las demandas de los productores porque no se debe permitir el achicamiento de los campos debido al avance de las aguas. La economía argentina no está transcurriendo por un momento tan floreciente como para dejar al sector agropecuario librado a su suerte, toda vez que el campo tiene que ser el “motor” que posibilite el despegue del país, por lo que las soluciones no deben tardar en llegar.

 

¡Deja un Comentario!

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *