EL CEDA CUMPLE 99 AÑOS

Propiciar el bien común

12102016_16daceEscribe: Dardo López. Presidente CEDA

CEDA: antes en el origen, como ahora camino al centenario.

Como en tantas cosas de la vida, el viejo continente fue el inicio de la historia y lo que por esos lados era útil y funcionaba, más tarde o más temprano, se transmitía al nuevo mundo. En esos tiempos fundacionales, se recibía con gratitud lo que desde modestos inmigrantes o influyentes señores se aportaba como idea con la finalidad de desarrollar las comunidades. En aquellos tiempos estaba todo por hacer tanto en nuestra patria grande como en nuestra patria chica.

Por ello si la conformación de cámaras empresarias estaba probada y eran útiles en Europa, por qué no lo serían en América.

A principios del siglo XX, Azul, ciudad administrativa por excelencia, ya tenía creadas importantes instituciones, lo que hacía pensar para ella un porvenir de mucha gravitación en la provincia y en la nación. Es así que ya se contaba con la creación del Poder Judicial, la Sociedad Rural Argentina, los Ejércitos de Artillería y Caballería, más otras cuestiones como la estratégica ubicación geográfica que justificaban con plenitud ese magno destino.

Solo faltaba la institución que acompañara el desarrollo, agrupando a inversores locales con la finalidad de realizar su defensa y promoción.

Por ello durante algunos meses se integraron, en importantes reuniones, los distintos intereses de comerciantes, industriales, productores e inversores quienes con sus intercambios de opinión derivaron en la creación de la Liga Comercial e Industrial de Azul. Fue creada el día 12 de Octubre de 1917, con valorables principios fundacionales, que fueron los que dieron origen a la formación de esta cámara. El cumplimiento de estos objetivos generaron el desvelo de quienes la integraron durante toda su historia con el afán de respetarlos, aún cuando los tiempos que transcurrían imponían ciertos cambios y adaptaciones, los que pese a producirse no hicieron que se perdiese el propósito inicial que está resumido en los siguientes objetivos:

– Agrupar a comerciantes, industriales, productores, propietarios de bienes raíces y las sociedades empresarias de vuestro partido.

– Ser órgano constante de vigilancia y defensa de los intereses del empresariado local.

– Cooperar, fomentar, celebrar o propiciar toda iniciativa de empresas, entidades institucionales y asociaciones que tiendan a dar beneficio a la comunidad.

Entre los mencionados adquiere una enorme importancia el último, donde se promueve el trabajo para dar beneficio a la comunidad, y que a la vez es, muchas veces, el que menos se tiene en cuenta en Azul. Por ello, queremos que la institución sea la reserva en donde ese principio tenga la garantía de ser cumplido.

Lamentablemente, en forma cotidiana, somos testigos de múltiples decisiones que toman nuestros representantes que no promueven el bienestar común, el de todos los sectores que conforman la comunidad local.

El Concejo Deliberante se muestra como un conjunto desarticulado donde cada cual actúa intentando salvar su posición, defendiendo o atacando posturas que no representan soluciones integrales a la demanda de la sociedad. Lo mismo se puede decir del Poder Ejecutivo, donde se perjudica a sectores de la economía de Azul. Es llamativo, por ejemplo, que enmascarado en la supuesta Emergencia Económica se castigue a los proveedores municipales con una reducción de sus acreencias de un 10% y un pago desdoblado del saldo en cuatro cuotas sin ningún tipo de actualización.

Queda a la vista que esto no es propiciar el bien común, esto es sacarles a unos perjudicándolos para darles a otros. Lo descripto no es una práctica nueva, ya que en otros recambios de gobierno existieron problemas financieros, pero tomaron la decisión de resolverlo mucho mas dignamente y no tratando de damnificar a sus vecinos, a quienes confiaron en quienes conducían los destinos de esta ciudad. Estas decisiones no colaboran en la salida de este proceso de estancamiento y mediocridad de la que sólo podremos recuperarnos si definitivamente logramos que el motivo principal que motorice nuestros intereses sea el de Propiciar el bien común

Es nuestro mayor interés festejar los 99 años del CEDA convencidos de que podemos colaborar, desde nuestro espacio, con todos aquellos que anhelen revertir las situaciones descriptas y que el transcurrir del camino al centenario de esta institución, nos permita llegar al Azul que todos queremos, lleno de oportunidades por concretar y de logros obtenidos. Felicidades!

¡Deja un Comentario!

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *