TORNEO FEDERAL C

Puntería para evitar una injusticia

Estudiantes eliminó a Unión de Tornquist y será el próximo rival de Piazza. EL POPULAR MEDIOS
<
>
Estudiantes eliminó a Unión de Tornquist y será el próximo rival de Piazza. EL POPULAR MEDIOS

Esta vez, no siempre pasa, los penales le dieron la clasificación al mejor de los dos. Estudiantes y Unión de Tornquist igualaron 1-1 al cabo del tiempo regular y desde los 12 pasos ganaron los bataraces 5-3. En semis, con Piazza de Mauricio Peralta.

Justicia. Por una vez, al menos, los panales le entregaron la clasificación al mejor; prevaleció más la calidad individual que la fortuna, pasó el que más y mejor quiso y no el que especuló con esta moneda al aire y, como para cerrar una tarde sufrida, pero soñada, el pasaporte lo terminaron de rubricar dos pibes de la casa: el desfachatado Julián Masson con ese penal que pegó en sus piernas y se fue sobre el travesaño y la zurda exquisita de Emilio Peralta en el disparo que desató la euforia de todos adentro y de no tantos afuera.

Porque, aunque no sea el momento para decirlo, el esfuerzo de la dirigencia, la calidad del plantel que presentó para este campeonato (que ofrecía una cosa al principio, y entregará una muy distinta al final), y la altura del torneo merecían otro apoyo en las tribunas.

No como en aquellos años, hasta mediados de los 80, cuando los bataraces llenaban las canchas sólo con su gente, pero sí con muchos menos huecos de los que se vieron este domingo.

Estudiantes es mucho más en la planilla que Unión de Tornquist y fue más en esta revancha. Casi todo lo que pasó fue por su responsabilidad. Hizo un gran cuarto de hora, se puso en ventaja y sumó tanto dominio como ataques para presagiar una goleada; descartó el juego asociado por el pelotazo en el que se siente tan cómodo su rival y en casi llegando al descanso Pablo Mujica incurrió en un pecado de juventud justo frente a Altamiranda, un árbitro que no entiende nada de esto.

Las asociaciones Gorgerino – Mujica – Palmieri en la izquierda desnudaron las primeras flaquezas en Unión. Pero antes de que en el juego justificara la diferencia, Estudiantes llegó a la ventaja: Candia encabezó la salida rápida luego de un córner en contra, Mujica llegó al fondo en la izquierda, Barbieri corrió el centro pasado, la devolvió al medio y Gorgerino la empalmó en el punto del penal.

Unión tomó algunas precauciones defensivas: Franco le hizo personal a Mujica y Callava a Juani Barbieri, pero en el medio no daba pie con bola. Parecía que Estudiantes lo iba a liquidar más temprano que tarde: tuvo un tiro libre de Gorgerino, que Stefanof sacó con esfuerzo; un gran desborde de Penna en la derecha que Barbieri no pudo definir en el primer palo.

Con el correr de los minutos la superioridad real fue mutando por la potencial. Estudiantes era más, pero se dejaba confundir por el juego desprolijo y vertical de Unión. En uno de los tantísimos pelotazos, Onraita metió la mano en tres cuartos de cancha y Correa la clavó en el ángulo.

Hasta ahí nada para preocupar demasiado, por aquello de las diferencias potenciales de calidad individual. Pero… Pablito Mujica se olvidó de todas las recomendaciones de la semana, de las advertencias sobre Altamiranda y le dio la oportunidad al tandilense, que si de reglamento flaquea, de sentido común mucho más.

Con uno menos, Estudiantes jugó la mitad del partido como si tuviera uno más. Encerró a Unión en su campo, le faltaron ideas, no le sobraron ocasiones, aunque tuvo un par como para evitar los penales: un pelotazo a Penna y el centro que cruzó toda el área chica, un cabezazo de Barbieri que se fue al lado del palo y una salvada milagrosa de Stefanof sobre Penna.

Del otro lado nada, pelotazos y más pelotazos, un poquito como para demostrar la enorme solidez del pibito Masson, que hasta se dio el lujo de bajar una pelota de pecho abajo del travesaño cuando lo quisieron sorprender del otro lado de la mitad de la cancha, y con el correr de los minutos los penales se fueron haciendo inexorables.

Esta vez la tanda cambió lotería por justicia y pasó no sólo el que mejor ejecutó de los dos, sino el mejor equipo.

Ahora espera Piazza, de Azul, con su gente y su pasión popular, más Mauricio Peralta en el banco. Ingredientes como para no perderse ni la ida, ni la vuelta.

Esta es la síntesis del partido:

Estudiantes: Julián Masson; Lautaro Bazterrica, Facundo Onraita, Franco Carlucci, Ayrton Palmieri (ST 48’ Las Heras); Gerónimo Candia (ST 23’ Emilio Peralta), Gonzalo Trepichio (ST 36’ Rojas), Maximiliano Gorgerino, Jonathan Penna; Pablo Mujica; Juan Barbieri. DT: Daniel Torrisi.

Unión: Juan Manuel Stefanof; Federico Franco (ST 42’ Belluci), José Luis Teysseyre, Sebastián Callava, Hernán Delgado; Fernando Salazar (ST 27’ Sarrat), Lucas Sotelo, Maximiliano Banegas, Ezequiel Schmidt; Joaquín Correa y Esteban Angelini (ST 40’ Alarcón Civelli). DT: Carlos Graff.

Goles en el primer tiempo: 2’. Maximiliano Gorgerini (E); 38m Joaquín Correa (UT)

Amonestados: Onraita, Penna y Mujica (E); Franco, Angelini (UT)

Incidencias: PT 45+2m expulsado Pablo Mujica (E)

Definición por penales: para Estudiantes convirtieron Gorgerino, Carlucci, Onraita, Barbieri y Emilio Peralta; para Unión de Tornquist Correa, Civelli y Sarrat, mientras Masson rechazó el disparo de Sotelo

Arbitro: Marcos Altamiranda, de Tandil (regular)

Estadio: Central del Parque Carlos Guerrero

FUENTE: EL POPULAR MEDIOS

¡Deja un Comentario!

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *