Quedó detenida una mujer que está acusada de vender drogas –


Trabaja en la Unidad 52, la cárcel de mujeres de Azul. En la casa donde vive, en Villa Piazza Sur, el jueves que pasó había sido aprehendida durante un allanamiento donde policías incautaron cocaína, marihuana y elementos para la venta de estupefacientes al menudeo.
 
Una empleada del Servicio Penitenciario Bonaerense que había sido arrestada el jueves que pasó, después de que en la casa donde vive policías incautaron drogas que al parecer tenía para comercializar al menudeo, quedó detenida ayer, luego de que en el marco de la causa penal que se está instruyendo fuera llevada a Tribunales para ser indagada y se negó a declarar.
Fuentes policiales ligadas a la realización del procedimiento identificaron a la mujer que está detenida como Tatiana Andrea Cano, una efectiva del SPB que trabaja en la Unidad 52, la cárcel de mujeres con sede en esta ciudad.
De 29 años de edad, anoche continuaba privada de la libertad en la sede de la Delegación Departamental de Investigaciones del Tráfico de Drogas Ilícitas y Crimen Organizado que está en la Avenida Mitre de este medio, después de que su aprehensión había sido convertida en detención por Juan José Suárez, el titular del Juzgado de Garantías número 3.
Un día antes, ese mismo juez de Garantías había dado lugar a la orden para que fuera allanada la casa de esta ciudad donde se domicilia la mujer.
El procedimiento tuvo como escenario una vivienda situada en la calle Puan de Villa Piazza Sur.
Anteayer, alrededor de la hora 17, efectivos policiales se hicieron presentes en ese domicilio contando con la orden de allanamiento, que además de derivar en la aprehensión de la joven arrojó resultados positivos.
Al respecto, los voceros de seguridad informaron que se hallaron e incautaron “cocaína y marihuana -en una cantidad que no se especificó-, teléfonos celulares, elementos de estiramiento y fraccionamiento de la droga” y dinero en efectivo que, según se sospecha, “es el resultado de la comercialización de estupefacientes”.
Por la tenencia de la droga y también ante las sospechas de que la ahora detenida se dedicaba a vender estupefacientes al menudeo -bajo la modalidad “delivery”, según una fuente judicial allegada a la instrucción de la causa penal le dijo ayer a este diario- la mujer había sido aprehendida durante ese allanamiento.
Eso implicó que ayer a la mañana la trasladaran a sede judicial para ser indagada, audiencia durante la cual se negó a declarar.
La causa penal que se está instruyendo se tramita a través de la UFI 22, la fiscalía que en los Tribunales de Azul está a cargo de Guillermo Vaticano.

El dato

 Anteayer, policías de la Delegación Departamental de Investigaciones del Tráfico de Drogas Ilícitas y Crimen Organizado habían allanado una vivienda ubicada en el Barrio El Sol de esta ciudad, en el marco de otra investigación iniciada por una presunta infracción a la Ley de Estupefacientes. De acuerdo con lo que voceros de seguridad refirieron, en ese domicilio -ubicado en la calle Comando Franco- se habían incautado cinco plantas de marihuana, las cuales medían cada una de ellas alrededor de tres metros de alto.

INCAUTARON PLANTAS DE MARIHUANA EN UNA CASA 

 

Efectivos de la Delegación Azul de la Policía Federal Argentina realizaron ayer un allanamiento donde incautaron dos plantas de marihuana y varios gajos de otra, según lo informado.
El domicilio allanado fue una vivienda ubicada en la calle 1° de Mayo entre Tandil y Tapalqué, lugar donde una mujer que tiene 64 años fue identificada como una de las moradoras de la vivienda, aunque no se dispuso ninguna medida de coerción para con ella.
Contando con una orden dispuesta desde el Juzgado de Garantías número 1 que en los Tribunales de Azul está a cargo de la jueza Magdalena Forbes, el procedimiento se llevó a cabo en horas de la tarde de ayer.
En los fondos de la vivienda allanada, ubicada en cercanías a la Plaza “Juan Manuel de Rosas” -más conocida como “La Tosquera”- los policías hallaron y después incautaron dos plantas de marihuana que medían cada una de ellas más de dos metros de alto. También, varios cogollos de otra planta que se encontraban secándose, luego de que los gajos habían sido cortados.
En la causa penal que se está tramitando por esta presunta infracción a la Ley de Estupefacientes interviene la UFI 22 que está a cargo del fiscal Guillermo Vaticano.
 

¡Deja un Comentario!

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *