QUEDÓ DETENIDO AYER Y TIENE QUE CUMPLIR UNA PENA DE UN AÑO Y TRES MESES DE PRISIÓN

Un joven que en noviembre del año pasado había sido condenado en un juicio oral a un año un año y tres meses de prisión como autor de un hurto agravado de vehículo dejado en la vía pública quedó detenido ayer para comenzar a hacer efectivo el cumplimiento de esa pena, informaron fuentes judiciales y policiales.

Los mismos voceros lo identificaron como Gustavo David Chiramberro, un empleado municipal oriundo de Tapalqué, la ciudad donde se produjo el ilícito por el que ahora está preso.

De 29 años, su detención se hizo efectiva en horas de la mañana de ayer en el Palacio de Justicia local por parte de la Policía, contando para eso con una orden dispuesta por el mismo juez que lo había condenado en aquella primera instancia, después de que esa pena que le fuera impuesta en el debate adquiriera rango de firmeza.

Hasta anoche el joven permanecía privado de la libertad en la sede de la Seccional Primera local, a la espera de que se consiguiera el cupo para su trasladado a una unidad penal.

Cuando en noviembre del año pasado en un debate que se hizo en el Juzgado Correccional número 1 con sede en los Tribunales de Azul Chiramberro fue condenado, también fue declarado “reincidente” debido a que registraba en ese entonces antecedentes penales computables por los que ya había estado preso.

El ilícito materia de ese juicio había ocurrido el 15 de agosto de 2014 en Tapalqué.

Aquel día, alrededor de la hora 22, quedó probado que el joven detenido ayer “se apoderó ilegítimamente de un vehículo marca Fiat modelo Palio, patente KIN-576, de color rojo, propiedad de Fabricio Leonel Cisneros, el cual se encontraba estacionado en la vía pública, más precisamente en la puerta del Banco de la Provincia de Buenos Aires, sito en Avenida 25 de Mayo y calle San Martín de la ciudad de Tapalqué, siendo posteriormente abandonado en calle Martín Fierro y Lasquerre de la misma localidad”, había escrito el juez Álvarez en el fallo.

Las condenas anteriores que al momento del debate el joven registraba -que “ponen en evidencia su desapego a la ley”– fueron valoradas por el juez como una circunstancia agravante para Chiramberro.

Eso hizo que, además de que fuera declarado “reincidente”, ahora deba cumplir en prisión esa pena de un año y tres meses impuesta en aquel juicio por la sustracción del auto.

¡Deja un Comentario!

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *