QUEDÓ FIRME LA CONDENA PARA UN JOVEN QUE GUIABA UNA MOTO CON LA QUE HABÍA EMBESTIDO A UN PEATÓN


Una condena para un joven implicado en un accidente de tránsito, consistente en una pena de dos años de prisión en suspenso y en otra que por el mismo lapso de tiempo lo inhabilita “para conducir vehículos automotores”, quedó confirmada después de que días atrás se tramitara por el caso un juicio abreviado en el Palacio de Justicia local.
Fuentes judiciales informaron ayer que por ese accidente, ocurrido en esta ciudad en abril del año 2015, había sido condenado a las ya referidas sanciones un azuleño que tiene 22 años y se llama Silvio Facundo Lapenta.
En ese juicio abreviado que semanas atrás se llevó a cabo a través del Juzgado Correccional número 1 que en los Tribunales de Azul está a cargo del juez Aníbal Álvarez, el joven había sido hallado autor penalmente responsable del delito de lesiones graves culposas agravadas por la conducción imprudente de un vehículo automotor.
Además de las penas de dos años de prisión en suspenso y de dos años de “inhabilitación especial para conducir vehículos automotores”, el juez le había impuesto al joven las siguientes reglas de conducta: “Fijar residencia y someterse al cuidado del Patronato de Liberados, por el término de dos años”.

Atropellado

El accidente que fuera materia del juicio abreviado había ocurrido el 5 de abril de 2015.
Aproximadamente a la hora 19.30 de aquel día, el joven condenado “conducía una motocicleta marca Honda Wave de 110 cc sin dominio colocado por Avenida Pellegrini”, se mencionó en el fallo.
En el cruce de Pellegrini con Miñana, Lapenta “en forma imprudente embistió con el frente de la motocicleta a Carlos Andrés Peuvrie de Urreta, peatón que cruzaba de a pie la avenida desde su derecha por sobre la correspondiente senda peatonal, y a quien previamente le había cedido paso un tercer automotor”, escribió también el juez Álvarez en el dictamen con relación a cómo el incidente vial se produjo.
Una momentánea pérdida de conocimiento, “politraumatismos, traumatismo facial en región malar izquierda, traumatismo cerrado de tórax, traumatismo cerrado de abdomen, hematoma en ojo izquierdo, hematoma en región malar izquierda y dolor en región cefálica lado izquierdo” fueron las lesiones sufridas por el peatón embestido, a quien en ese entonces lo acompañaba una mujer que después se convirtió en una de las testigos de lo sucedido.
Esas lesiones fueron consideradas “de carácter graves”, ya que inutilizaron para el trabajo por más de un mes al hombre que fue atropellado por el joven que guiaba esa motocicleta en la que iba con su novia.
Según había referido la mujer que acompañaba a Peuvrie cuando el accidente se produjo, la moto “era conducida a alta velocidad” al momento en que el hombre fue atropellado, quien a causa del impacto “cayó desmayado sobre la cinta asfáltica”.
En ese mismo contexto, las pericias determinaron que el siniestro había sido provocado “por la conducción desatenta y descuidada, sin prevención ni cautela”, del joven que guiaba la moto y para quien ahora ha quedado firme esa condena dictada en ese juicio abreviado que por lo sucedido se hiciera.
A modo de conclusión, en el fallo el juez Álvarez había escrito: “El imputado circulaba en motocicleta sin prestar la debida atención ni cuidado, y a una velocidad que le impedía mantener el dominio de su vehículo, lo que hizo que embistiera a la víctima, que se encontraba cruzando la avenida, de a pie, por la senda peatonal”.
“Tal obrar imprudente del imputado, violatorio del deber de cuidado y de lo establecido en los artículos 39 inciso b), primer párrafo, -por cuanto debía circular con cuidado y prevención, teniendo en cuenta los riesgos propios de la circulación y demás circunstancias del tránsito – y 41 inciso e) -en cuanto determina que la prioridad de paso se pierde ante los peatones que cruzan lícitamente la calzada por la senda peatonal o en zona peligrosa señalizada como tal, debiendo el conductor detener el vehículo si pone en peligro al peatón- de la ley 24.449 ha sido la causa generadora del evento lesivo”, señaló también en el dictamen el Juez Correccional.

¡Deja un Comentario!

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *