LA DIFÍCIL SITUACIÓN DE LOS EX EMPLEADOS DEL MOLINO AZUL

“Queremos que la jueza de la quiebra nos explique por qué no nos deja trabajar”

Así lo aseguró ayer Agustín Zambrana, referente de los trabajadores molineros, quien también informó que -a tal fin- solicitarán una audiencia en Capital Federal. Según  contó, en las últimas horas trascendió que la magistrada que entiende en el conflicto laboral “no es partidaria de las cooperativas”, lo que complicaría la conformación de una de ellas en esta ciudad. De igual forma señaló que una empresa local tendría intenciones de comprar la planta, pero con algunas condiciones. Una de ellas sería la de mantener la fuente laboral solamente de 12 de los 28 empleados con los que contaba la industria harinera azuleña. 

“Estamos muy complicados. Hay muchos compañeros que están viviendo de algunas changas. Hay gente que paga alquiler, que tiene criaturas y se pone muy bravo poder salir adelante. Hoy por hoy el dinero no te alcanza trabajando, sin empleo es muy difícil poder subsistir”, destacó Agustín Zambrana, referente de los molineros. ARCHIVO/EL TIEMPO/JOSÉ BERGER Los ex trabajadores del Molino Azul continúan atravesando una muy difícil situación. ARCHIVO/EL TIEMPO/NICOLÁS MURCIA
<
>
“Estamos muy complicados. Hay muchos compañeros que están viviendo de algunas changas. Hay gente que paga alquiler, que tiene criaturas y se pone muy bravo poder salir adelante. Hoy por hoy el dinero no te alcanza trabajando, sin empleo es muy difícil poder subsistir”, destacó Agustín Zambrana, referente de los molineros. ARCHIVO/EL TIEMPO/JOSÉ BERGER

Fue el 24 de agosto de este año cuando la firma Molino Nuevo S.A. finalmente presentó la quiebra. Ante ese escenario planteado, el mes pasado estuvieron en la planta local los síndicos Aldo Maggiolo y Viviana Santamarina. En paralelo, 15 de los empleados (ahora se sumaron cuatro más) comenzaron a gestionar una cooperativa con el objetivo de poner a producir la empresa nuevamente y mantener de esta manera sus fuentes laborales. En ese ya de por sí complicado contexto, en las últimas horas trascendió que la jueza que entiende en la quiebra “no es partidaria de las cooperativas”, lo que complicaría la conformación de una de ellas en esta ciudad. Así lo expresó ayer a EL TIEMPO el referente de los obreros molineros Agustín Zambrana.

También se dio a conocer que una empresa local tendría intenciones de comprar la planta, pero con algunas condiciones. Una de ellas sería la de mantener la fuente laboral solamente de 12 de los 28 empleados con los que contaba la industria harinera azuleña.

“Que nos explique por qué no nos deja trabajar”

En el comienzo de la charla mantenida ayer con este medio, Zambrana comentó que “formalmente a nosotros todavía no nos informaron nada. Pero ya de entrada, el síndico -cuando estuvo en Azul- nos dijo que a la Jueza no le gustaban las cooperativas”.

Lo que sí dejó en claro el trabajador molinero es que ya tienen la cooperativa conformada y que actualmente están terminando de armar el proyecto de viabilidad para entregarle a la magistrada que entiende en la quiebra.

“Terminado el proyecto vamos a ir a Buenos Aires, si nos otorga una audiencia la jueza de la quiebra, para que nos explique por qué no nos deja trabajar”, señaló también Zambrana.

“Una mano de la clase política”

El trabajador molinero no descartó los trascendidos que se relacionan con que una firma azuleña estaría interesada en invertir en la planta molinera local.

“Del Curto – por Gustavo, de H.J. Navas y Cia.- aparentemente ya habría hablado con el síndico y todo, pero tiene una lista solamente de 12 personas para trabajar, con lo cual dejaría afuera a más de la mitad de los operarios”, manifestó también.

Asimismo, Zambrana hizo hincapié en que la cooperativa es totalmente viable y les permitiría producir y sacar adelante la difícil situación laboral que atraviesan actualmente.

Paso seguido el trabajador apeló a conseguir “una mano de la clase política. Necesitamos una ayuda en ese aspecto también. Ahora estamos esperando tener una respuesta del Concejo Deliberante”.

“Yo tengo 32 años en el Molino y no estamos acostumbrados a estos temas de los papeles y demás. Nosotros estamos acostumbrados a trabajar. Todo es un tropiezo; damos un paso para adelante y dos para atrás”, dijo.

“Estamos muy complicados”

En otra parte de la charla mantenida con este matutino Zambrana se refirió al alarmante escenario económico que deben atravesar los trabajadores molineros luego de 8 meses de incertidumbre y sin empleo.

“Estamos muy complicados. Hay muchos compañeros que están viviendo de algunas changas. Hay gente que paga alquiler, que tiene criaturas y se pone muy bravo poder salir adelante. Hoy por hoy el dinero no te alcanza trabajando, sin empleo es muy difícil poder subsistir”, concluyó.

¡Deja un Comentario!

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *