PROYECTO PAYADORES  

“Queremos que participen los jóvenes”

 

El payador azuleño Hugo Castro organizó una serie de encuentros sobre improvisación poética en donde se aprendan técnicas para poder seguir con esta tradición bien criolla y argentina. Los mismos serán gratuitos y no hay límite de edad para concurrir.

Mañana miércoles comenzarán los encuentros del Proyecto Payadores que lleva adelante Hugo Castro.
<
>
Mañana miércoles comenzarán los encuentros del Proyecto Payadores que lleva adelante Hugo Castro.

EL DATO

En la oportunidad se trabajará en el método de improvisación poética, aprendizaje de versificación, aplicación a ritmos criollos, introducción a obras poéticas e improvisación criolla. El mismo está dirigido por el Payador Hugo Castro y se pueden comunicar con él al 15505399.

 Mañana,15 de marzo, comienza la segunda temporada del “Proyecto Payadores” totalmente gratuito. El año pasado comenzó esta serie de encuentros en donde la payada era protagonista y, para no perder esta tradición tan nuestra, Hugo Castro decidió continuar con estos encuentros que tuvieron un saldo exitoso en la primera temporada.

El mismo se llevará a cabo todos los miércoles de 18.30 a 20.30 horas y es sin límites de edad en donde se pondrán en práctica distintas técnicas de improvisación poética bien criolla.

Para conocer más detalles, este medio dialogó con Castro quien en un principio destacó que “esto surge a partir de que estuve concurriendo durante un año a los talleres del payador Emanuel Gabotto, que es de Dolores, en donde se trabaja la improvisación poética”.

A partir de estos encuentros “me dio la idea de que en Azul se podía desarrollar un proyecto sin pretender que sea un taller, sino una serie de encuentros en donde se pueda trabajar en versificación”. En este sentido explicó que hay muchos cantores naturales “que tienen la aptitud en improvisación y muchos conocimientos que se pueden aplicar a lo que es una payada” pero también Castro es un convencido de que “esto también se puede trabajar, es un ejercicio”.

Aún la gente que no tiene la aptitud natural de improvisar “se puede llegar a un alto grado de versificación a partir del trabajo. Hay una serie de métodos de improvisación poética que cuando se aprenden y se practican pueden hacer grandes cosas”.

La payada es una técnica que se mejora con el tiempo “por lo que a mi me gustaría que se acerquen los jóvenes, para que esto tenga una continuidad en el tiempo”. El pasado año Castro tuvo la oportunidad de concurrir a la Escuela N° 28 en donde “trabajamos con los chicos de primaria con algunas composiciones fáciles y de inmediato los chicos ya improvisaban, así que esto es para todos”.

Trabajo de improvisación

El año pasado hubo varias personas que asistían al taller “y pudimos sacar dos grandes valores, chicos jóvenes, y que actualmente están payando. Federico Echeverria y Tata Gallo han participado en encuentros de payadores”.

Lo que Castro aspira es que “se pueda tomar algo del origen de los payadores, que eran un verdadero medio de comunicación, y poder replicarlo en la actualidad. Lo importante es que sepan cuál es la técnica y de este modo comenzar a improvisar”.

Respetando esta rima “se pueden llegar a grandes construcciones poéticas que a veces son efímeras y otras veces quedan en el recuerdo de todos”. Por eso los ejercicios de improvisación que se dan en los encuentros son más que importantes “porque es agilizar la mente, conocer sobre temas desconocidos porque hay una fórmula y si se respeta las cosas salen”.

Además de esto es que “tratamos de leer siempre algo. No sólo sobre cosas puntuales sino que un payador tiene que saber de mucha cosas, tenemos que saber un poco de todo”.

Castro también instó a que las mujeres sean parte de este mundo de payadores. “En otros lugares he visto que muchas mujeres concurren a este tipo de talleres”, pero en Azul eso no sucedió pero “a mi me encantaría que mujeres que tienen la facilidad de escritura y una sensibilidad especial concurran y se pueden hacer cosas muy lindas”.

El año pasado “se armó un grupo de gente muy hermosa, porque todos estábamos unidos con la pasión de las rimas, de saber un poco más”.

En este sentido, también “se usa mucho la guitarra. Es más, uno de los chicos no estuvo muy afecto a la improvisación pero es un muy buen guitarrista por eso que esto es muy amplio”.

Se realizará en el Salón Cultural de la Profesora de Literatura Florángel Turón en calle Puan 971 de Azul. “Florángel nos guía muchísimo. Tanto desde la gramática, las temáticas y nos ha dado charla sobre literatura gauchesca muy importantes para lo que nosotros estábamos haciendo”, explicó Castro.

Por último destacó que “lo importante es ponerle ideas a lo que se está diciendo, que tenga un sentido, una forma de reflejar el pensamiento”.

 

 

¡Deja un Comentario!

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *