DE CARA AL “DUELO” DE ESTA TARDE

Raúl Hernández se quitó presión

“Nunca competí con él (Jorge Aristegui); lo he visto y él me ha visto a mí. Aparte de ser un ídolo para mí, es el mejor jinete del mundo y no lo digo sólo yo”, expresó.

FOTO: NACHO CORREA
<
>
FOTO: NACHO CORREA

Pasado el mediodía de ayer, Raúl Hernández pisó el pasto del campo de doma de la Rural de Azul. El experimentado jinete uruguayo de Palmita –a 150 kilómetros de Gualeguaychú- se quitó presión cuando EL TIEMPO lo consultó ayer, de cara al promocionado “duelo” que esta tarde tendrá ante Jorge Aristegui.

El entrevistado, que además de jinetear se dedica a la compra y venta de caballos, tocó suelo azuleño por cuarta ocasión. “Siempre vengo para hacer alguna monta especial o un desafío. El año pasado competí contra Lucas González, un chico de acá, y tuve la suerte de ganar. Ahora me tiraron ‘un peso pesado’, pero a esto no lo miro tanto como competencia sino como participación. Nunca competí con él (Jorge Aristegui); lo he visto y él me ha visto. Aparte de ser un ídolo para mí, es el mejor jinete del mundo y no lo digo sólo yo”, expresó el extranjero.

Hernández valoró “el otro saldo” que, más allá de la competencia en sí, sobre todo si gana, le deja el andar domingo a domingo en campos de doma. “Esto te lleva a cosechar amistades en ámbitos donde se reúne gente sana; es una actividad de la que puede participar toda la familia porque acá tenés prueba de riendas para niños y para mujeres; y el caballo es parte de esa familia”, indicó.

Tras mencionar que “no hay jineteada mayor que Jesús María” a nivel sudamericano, el jinete recalcó aquello de la raíz que todo aquel que monta en un campo de doma trae desde la cuna.

“Tengo un chico de 8 años que jinetea petizos y lo disfruta más que yo; es medio ‘bandido’ y la penitencia, si no marcha bien en la escuela, es que no jinetea el domingo”, advirtió y explicó qué se siente entre relinchos y corcoveos.

“Cuando algo lo llevás en el alma y te gusta, uno lo siente cómodo. Uno lo mira como un deporte y quiere brindar lo mejor”, sostuvo.

Hernández tuvo un concepto claro cuando se le preguntó qué le diría a quienes protestan por la jineteada, y llevan adelante campañas para que se prohíban esos espectáculos.

“A la gente que protesta por la jineteada, por la espuela, yo le pediría que no vengan un domingo a mirar lo que le pasa a un caballo durante diez segundos, sino que vayan y miren durante la semana cómo vive el caballo de jineteada. El animal, cuando no jinetea, está descansando y comiendo su buen pasto”, afirmó.

 

¡Deja un Comentario!

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *