Rechazaron un pedido para que Omar Varela salga en libertad

A través de un recurso de apelación, el abogado del ex titular del STMA había solicitado su liberación “en términos de libertad condicional”. Pero dicho pedido no prosperó, al igual que ocurriera en una primera instancia ante una jueza de Ejecución. Varela, condenado a cinco años de prisión por varias estafas y defraudaciones a afiliados del gremio municipal que conducía, sigue preso en su casa. 

Omar Varela había sido detenido en esta ciudad en marzo de 2015. En los próximos días cumplirá, privado de la libertad en su casa, tres de los cinco años de prisión a los que fue condenado por estafas y otras defraudaciones, hechos que tuvieron como damnificados a afiliados al gremio municipal que conducía.
NACHO CORREA/ARCHIVO/EL TIEMPO


Mientras sigue preso en su casa cumpliendo una condena de cinco años por varias estafas que tuvieron como damnificados a afiliados al gremio municipal que conducía, la Cámara Penal de Azul le denegó días atrás a Omar René Varela “la libertad asistida en términos de libertad condicional”, una solicitud formulada por el abogado del ex titular del STMA y a la que, en primera instancia, tampoco había dado lugar una jueza de Ejecución.
Teniendo en cuenta que está próximo a cumplir tres años privado de la libertad -en su caso, en su casa-, el ex Secretario General del Sindicato de Trabajadores Municipales de Azul está en condiciones temporales de poder gozar de dicho beneficio.
Pero ése no es el único requisito que se necesita para acceder a una libertad asistida en términos de libertad condicional. Y en ese contexto, fueron otros aspectos analizados por los jueces que intervinieron en el recurso presentado por el abogado del histórico dirigente gremial de los trabajadores municipales los que se convirtieron en un impedimento para que Varela, que tiene 64 años de edad, recuperara la libertad de manera anticipada.
“Tanto la actitud del causante en cuanto a su falta de reflexión y su escaso compromiso con su accionar, aunado al no reconocimiento de su delito (jactándose de la ‘falta de pruebas’, cuando la causa transitó por los procesos de revisión de tres instancias y devino firme), implica desdeñar una toma de conciencia de los daños causados a numerosas personas”, escribió el camarista Eduardo Uhalde en el dictamen, mismo juez que no dejó de mencionar que muchos de los damnificados eran “afiliados al gremio” que Varela “debía conducir (y velar por sus intereses)”.
Después, el funcionario judicial agregó: “Ello determina que la pena en ejecución (prisión domiciliaria) deba seguir en su curso sin que corresponda interrumpirla por una liberación anticipada como la que se pretende, pues no concurre el requisito del artículo 13 del Código Penal, en cuanto a que resulta necesario un ‘informe de peritos que pronostique en forma individualizada y favorable su reinserción social’”.
“En definitiva -concluyó el juez para denegar el pedido-, es dable puntualizar que la regla es que las penas de prisión son para ser cumplidas en toda su extensión, y sólo cabe excepcionar dicho mandato a través de liberaciones anticipadas pero bajo determinadas condiciones exclusivamente contempladas, las cuales no se presentan en el caso sub examine”.
Ese voto en primer término del camarista Eduardo Uhalde contó con las posteriores adhesiones de los demás magistrados que intervinieron en ese recurso de apelación que fuera presentado por el abogado de Omar Varela: el juez Correccional Aníbal Álvarez y Alejandra Raverta, actual titular del Tribunal Oral en lo Criminal número 2 con sede en el Palacio de Justicia local.
La Cámara Penal se había integrado especialmente así para intervenir en ese recurso presentado por Daniel Pérez Guedes, defensor Particular del ex Secretario General del STMA.
A punto de cumplir tres años preso en su casa
Omar Varela está preso desde el 11 de marzo de 2015. Y hasta el momento, esa condena a cinco años de prisión como autor de maniobras de estafa y otros tipos de defraudaciones a afiliados al STMA la sigue purgando, por cuestiones de salud, bajo la modalidad de prisión domiciliaria.
El mes próximo cumplirá tres de esos cinco años de prisión que le fueron impuestos cuando el fallo quedó firme.
Los jueces que ahora le denegaron una libertad anticipada sostuvieron también que “Varela no cuenta con ‘un pronóstico individualizado y favorable de reinserción social’, como exigen las normas citadas para la procedencia de la libertad asistida en términos de libertad condicional”.
Al respecto, en el dictamen se mencionaron las conclusiones a las que habían arribado las peritos oficiales -una Psicóloga y una médica Psiquiatra- que se habían entrevistado con el gremialista.
A criterio de los jueces, dichas conclusiones permitían inferir que en Varela “no se advierte una evolución favorable en su ámbito de encierro domiciliario, porque el penado no ha logrado alcanzar una actitud personal positiva para una adecuada reinserción social”.

El dato
El abogado Pérez Guedes había apelado ante la Cámara Penal después de que en primera instancia fuera Adriana Bianco, una de las dos juezas de Ejecución del Departamento Judicial Azul, la que se opusiera a que Omar Varela obtuviera una liberación anticipada.

LA CONDENA QUE LO TIENE PRESO EN SU CASA SE VENCE EN MARZO DE 2020 

Omar Varela, que sigue preso en su casa.
ARCHIVO/EL TIEMPO


El 22 de diciembre de 2009, tras un juicio realizado en el Palacio de Justicia local, Omar Varela fue condenado a “seis años de prisión de efectivo cumplimiento”.
Los jueces del Tribunal Oral en lo Criminal número 1 de Tandil que intervinieron en aquel debate hallaron al por entonces titular del Sindicato de Trabajadores Municipales de Azul autor penalmente responsable de los delitos de estafa, cometido en treinta y nueve (39) oportunidades y seis (6) hechos de defraudación por retención indebida, en concurso real.
Según lo que dieran por probado los magistrados Pablo Galli, Guillermo Arecha y Cecilia Desiata, damnificados por esas maniobras resultaron varios trabajadores afiliados al STMA, quienes mes a mes fueron recibiendo descuentos en sus haberes por préstamos que en nombre de los municipales Varela consiguió para el gremio del que era el Secretario General.
A aquel juicio el gremialista llegó en libertad. Y conocido ese fallo de primera instancia, no se ordenó su detención en lo inmediato.
El 16 de diciembre de 2010 Casación, apelación mediante de la Defensa de Varela, confirmó parcialmente el fallo. Eso implicó que al ex titular del STMA le redujeran la pena a cinco años de prisión, también a cumplir.
El 17 de julio de 2013 esa sentencia adquirió rango de firmeza, aunque los jueces del Tribunal de Tandil que lo condenaron en primera instancia recién ordenaron su detención el 11 de marzo de 2015.
Ni bien aquel día policías hicieron efectiva la medida cautelar, el gremialista se descompensó y tuvo que ser internado en el Sanatorio Azul. Y después, fue derivado a un centro asistencial en Olavarría.
Mientras tanto, a raíz de esos problemas de salud que padecía, su abogado Daniel Pérez Guedes logró que la jueza de Ejecución Adriana Bianco le otorgara la prisión domiciliaria.
Pero, apelación mediante desde el Ministerio Público Fiscal, aquella decisión de la jueza con asiento en General Alvear no fue ratificada por la Cámara Penal, que ordenó que Varela fuera trasladado a una unidad penal.
El gremialista estuvo preso algunos días en la Unidad 2, la cárcel del SPB ubicada en la localidad olavarriense de Sierra Chica.
Pero un nuevo dictamen, también después de una apelación formulada por su abogado y esta vez avalada desde el Tribunal de Casación Penal de la Provincia, le permitió a Varela -nuevamente por sus problemas de salud- volver a su casa para seguir cumpliendo esa pena de cinco años de prisión.
En esa situación permanece hasta el día de hoy, después de que días atrás la Cámara Penal de Azul rechazara un pedido para que obtuviera una libertad anticipada; y teniendo en cuenta que cumplirá la totalidad de la condena el 10 de marzo de 2020.
EL ÚNICO QUE SE OPUSO
Un dato mencionado también en el dictamen más reciente, con relación a esa denegatoria para que Omar René Varela pueda gozar de una “libertad asistida en términos de libertad condicional”, da cuenta de que diferentes damnificados por esas maniobras de defraudación que el gremialista cometió estando al frente del STMA fueron consultados con relación a su eventual liberación anticipada.
En tal sentido, se requirió un informe al Centro de Asistencia a la Víctima y fueron cuatro las personas entrevistadas, tres de las cuales no objetaron que al histórico dirigente gremial le otorgaran ese beneficio que, finalmente, le fue denegado desde la Cámara Penal con sede en el tercer piso del edificio del Palacio de Justicia local.
El único que se opuso fue Miguel Ángel Burgos, trabajador municipal que se convirtiera en uno de los primeros denunciantes del caso y que después fue uno de los fundadores del SOEMPA, el otro gremio de trabajadores municipales de Azul.
Pero por esas estafas que el ex titular del STMA cometió, a Burgos no lo había considerado un damnificado el Tribunal que condenó a Varela en aquella primera instancia.
 

¡Deja un Comentario!

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *