Reconocimiento a un abogado por parte de un gremio

El abogado es la persona legalmente autorizado para defender los derechos o intereses de los litigantes y también para dictaminar las cuestiones o puntos legales que se le consultan.

Esta profesión, en la actualidad, está compuesta por excelentes profesionales, por buenos profesionales, por regulares profesionales, por malos profesionales y hasta por gente que esta imputada de posibles delitos en el ejercicio de la profesión.

Por eso en la jerga popular se les da el mote de “ave negra”. Un error porque no se puede poner en la misma bolsa los excelentes profesionales que son responsables, estudiosos, respetuosos de la ley con otros cuya actividad tiene otros fines.

Un acto de justicia fue el realizado por la Asociación Empleados de Comercio del Azul (AECA) al entregarle un reconocimiento al doctor Juan José Bogliolo por su extensa y comprometida trayectoria como abogado gremial en defensa de los derechos de los trabajadores mercantiles y por su protagonismo activo en diferentes instituciones de la comunidad.

El doctor Bogliolo tuvo una actuación destacada en el Ministerio de Trabajo en su comienzo en la profesión, para luego cumplir asesoramiento legal, desde 1971 en la Asociación Empleados de Comercio del Azul. Además de ejercer su profesión también ocupó cargos en el club Alumni Azuleño, y en otras entidades siempre mostrando su calidez como ser humano y excelente persona.

Estos valores lo hicieron público los miembros de AECA en el momento en que le entregaron una plaqueta recordatoria.

Para el profesional del derecho el reconocimiento es mutuo. El también tiene que reconocerle al gremio porque toda su actividad profesional se vinculó con el sindicato, desde que se recibió prácticamente esta vinculado a él. Y uno cuando está vinculado aprende mucho de su tarea profesional y en el conocimiento jurídico.

Agregando que en sus inicios en el gremio como asesor hasta su incorporación en forma orgánica durante la conducción de Eduardo Ferrarello lo único que recibió del sindicato fueron satisfacciones, el gusto de tener amigos, ha sido siempre acompañado en toda su actuación, nunca se ha tenido un problema con ninguno de los dirigentes.

Ha sido un sindicato de lujo, agregó, que siempre se ha dedicado a defender a los afiliados y a los empleados de comercio incluso no afiliados, sin fijarse en ningún tipo de bandería. Por eso se  puede tener tanta afinidad con este sindicato donde nunca se persiguió ni se excluyó a nadie.

El AECA se preocupó siempre por las leyes laborales. Y su desarrollo como laboralista encontró la base en toda la actividad que pudo realizar en empleados de comercio.

Finalizó diciendo que espera seguir trabajando para el crecimiento del sindicato que ya se ve cómo se desarrolla, cómo va ampliando los servicios, cómo se preocupa por los obreros y esa es la finalidad que uno ha tenido en la vida: ser justo y que se aplique la ley con justicia para los más débiles.

Estas palabras exteriorizan una personalidad que se ha mantenido durante  mas de medio siglo. Por eso es gratificante para un profesional del derecho recibir este reconocimiento por parte de un sindicato como es AECA.

¡Deja un Comentario!

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *