RECUPERADAS


Dos motos que habían sido robadas semanas atrás. A uno de los rodados la Policía lo recuperó en Azul. Al otro, en Olavarría.
FOTOS: DESTACAMENTO BALNEARIO AZUL/PBA


Policías del Destacamento Balneario recuperaron dos motocicletas que figuraban con sendos pedidos activos de secuestro, teniendo en cuenta que se trataba de vehículos que semanas atrás habían sido sustraídos en esta ciudad.
Mientras que una de las motos fue recuperada en Azul, la otra fue hallada en Olavarría, durante un procedimiento conjunto realizado por efectivos del Destacamento Balneario y de la Seccional Segunda y de la Local con sede en la vecina ciudad.
Tareas de investigación llevadas a cabo por los efectivos del Destacamento local derivaron el pasado martes en el hallazgo de una motocicleta marca Corven de 110 cc de color negra.
Esa moto, según lo señalado ayer por los voceros de seguridad, “había sido sustraída en esta ciudad el día 22 de enero de 2018”.
Cuando se cotejaron los números de motor y de cuadro por el sistema informático de la Policía surgió que sobre dicho vehículo, efectivamente, recaía ese ya mencionado pedido de secuestro que estaba vigente desde el pasado 22 de enero, ocasión en que la moto había sido sustraída.
Una causa penal caratulada como hurto de ciclomotor se está instruyendo con relación a ese hecho, sumario que -de acuerdo con lo informado- se tramita a través de la UFI 2 departamental que está a cargo de la fiscal Laura Margaretic.
Ese mismo martes que pasó, en Olavarría se produjo el hallazgo y posterior secuestro de otra motocicleta que también había sido robada en Azul tiempo antes.
En ese procedimiento intervinieron policías del Destacamento Balneario y de la Seccional Segunda y de la Local de la vecina ciudad.
La moto fue hallada en una vivienda ubicada en la calle Hipólito Yrigoyen de Olavarría y estaba en poder de un joven de 26 años, según lo informado.
El vehículo es marca Honda, modelo Twister y de 250 cc. Al momento del hallazgo, no tenía dominio colocado.
Registraba un pedido de secuestro desde el 6 de febrero pasado, luego de que en esa fecha se había radicado una denuncia en sede policial en Azul por su sustracción, lo que dio lugar al inicio de un sumario penal que se tramita desde la UFI 6 que está a cargo de la fiscal Karina Gennuso.
 
 

¡Deja un Comentario!

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *