RECUPERARON DOS MOTOCICLETAS Y UN VARÓN Y UNA MUJER FUERON APREHENDIDOS POR  “DESOBEDIENCIA”

 

 

Actuaciones policiales llevadas a cabo en esta ciudad días atrás habían derivado en que fueran recuperadas dos motocicletas robadas. También, en que un varón y una mujer fueran arrestados, en el marco de dos causas penales donde ambos fueron procesados por el delito de desobediencia, según lo informado por voceros de la Seccional Primera local.

De acuerdo con lo referido, una causa penal caratulada como “presunto encubrimiento” se había iniciado después de que efectivos de la Policía Local, contando con la colaboración de personal de la Seccional Primera, recuperaran una motocicleta que era robada.

El vehículo fue incautado el lunes que pasó en horas de la tarde, en San Martín entre Rauch y España, durante un procedimiento vehicular.

Los efectivos de seguridad habían interceptado al conductor de una motocicleta marca Motomel de 110 cc, rodado que era conducido por un joven que no llevaba casco colocado, según lo informado.

Al observar la presencia policial, el sujeto dejó abandonado el rodado y huyó a pie, por lo que después no pudo ser localizado por los efectivos de seguridad.

Los policías cotejaron por vía informática los datos del rodado, arrojando como resultado que se trataba de una motocicleta que registraba un pedido de secuestro activo desde el 8 de diciembre del año pasado, día en que fuera denunciada en sede policial como sustraída por una mujer a la que voceros de seguridad identificaron como Melanie Abigail Sequeira.

Por la sustracción de la motocicleta, luego de la denuncia realizada meses atrás por la damnificada, se había iniciado un sumario penal a través de la UFI 2 que está a cargo de la fiscal Laura Margaretic.

Anteayer, además, otra motocicleta de procedencia ilícita había sido incautada por personal policial, en el marco de una causa que se instruye desde la UFI 13 con sede en los Tribunales de Azul y está a cargo del fiscal Javier Barda.

Según lo señalado, el rodado registraba un pedido de secuestro activo desde el 12 de diciembre del año pasado, ocasión en la que le había sido robada a un vecino al que los efectivos policiales identificaron como Aníbal Ricardo Basile.

El rodado fue recuperado en momentos que se llevaba a cabo ese ya mencionado operativo de interceptación vehicular en San Martín entre Rauch y España.

Acusado de un “presunto encubrimiento” quedó el joven que guiaba la motocicleta que después fue incautada, a quien voceros de seguridad identificaron como Julián Alejandro Rajoy, de 18 años de edad.

La moto en cuestión, marca Motomel y de 110 cc, registraba un pedido de secuestro activo en el marco de una causa penal caratulada como robo.

Al joven que la conducía, además, se le labró una infracción de tránsito, actuación por la que después se le dio intervención al Juzgado de Faltas de la comuna, ya que carecía de la documentación obligatoria para circular en ese vehículo que, según se determinó, era de procedencia ilícita.

 

Aprehendidos por “desobediencia”

 

También, pero durante el domingo que pasó, procedimientos realizados por personal policial finalizaron con las aprehensiones de una mujer y de un varón, a quienes se les iniciaron sendos sumarios penales por el delito de desobediencia, de acuerdo con lo informado.

La mujer que resultara aprehendida fue identificada por la Policía como Mariana Giselle Pesch, de 26 años de edad.

Policías del Comando de Patrullas llevaron a cabo la medida cautelar, después de que los efectivos de seguridad habían concurrido a una vivienda situada en Tandil y Primero de Mayo.

En ese lugar había sido informada a la Policía la presencia de la mujer, sobre quien pesaba una “prohibición de acercamiento mutua” hacia un varón que se convirtió en el denunciante de la situación.

Al constatar los efectivos de seguridad la vigencia de dicha medida cautelar, posteriormente la joven fue arrestada.

Ese mismo domingo, por otro caso de “desobediencia”, policías de la Local aprehendieron también a un joven que andaba en moto por la zona céntrica.

Esa medida cautelar recayó sobre un azuleño al que los voceros de seguridad identificaron como Jonathan Joaquín López, de 18 años de edad.

Había sido arrestado en Yrigoyen entre De Paula y Burgos en horas de la tarde del ya mencionado domingo que pasó.

Su aprehensión se produjo después de que, por la calle ya mencionada,  “circulaba en ciclomotor, realizando contra explosiones y sin casco colocado”.

El joven había quedado acusado del delito desobediencia por no detenerse en un principio ante la orden policial para que lo hiciera, ocasión durante la cual “realizó maniobras peligrosas evasivas”, según lo informado por la Policía.

Esa misma situación implicó que le fuera incautado el ciclomotor en el que circulaba.

 

¡Deja un Comentario!

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *