INVESTIGACIONES CON RESULTADOS POSITIVOS

Recuperaron un cuatriciclo, dos motos y otros elementos que están vinculados con varios robos

Dos de los presuntos autores de esos ilícitos ya están identificados, informaron ayer voceros policiales ligados a las investigaciones de esos hechos. Uno de los robos se produjo el pasado domingo en un departamento del Barrio Pedro Burgos. Otro de los ilícitos investigados, la sustracción del cuatriciclo, se había registrado en una casa del Barrio del Carmen.

 

 

Un cuatriciclo. El viernes 26 de febrero había sido sustraído del interior de una casa que está en Leyría entre General Paz y Falucho. La Policía lo recuperó en poder de un vecino que dijo haberlo comprado de buena fe. Y también identificó al presunto autor del ilícito. SECCIONAL PRIMERA AZUL/PBA
<
>
Un cuatriciclo. El viernes 26 de febrero había sido sustraído del interior de una casa que está en Leyría entre General Paz y Falucho. La Policía lo recuperó en poder de un vecino que dijo haberlo comprado de buena fe. Y también identificó al presunto autor del ilícito. SECCIONAL PRIMERA AZUL/PBA

 

Un cuatriciclo, dos motos y otros elementos vinculados con robos ocurridos en esta ciudad fueron recuperados por personal policial que investiga esos episodios delictivos, hechos cuyos presuntos autores en dos de los casos -según señalaron ayer voceros de seguridad- ya están identificados.

Personal del Servicio Externo de la comisaría primera local tomó intervención en las investigaciones.

Por uno de esos hechos, había sido recuperado un cuatriciclo que el pasado 26 de febrero una mujer denunció que fue sustraído de su propiedad, ubicada en la calle Leyría del Barrio del Carmen.

Por el caso se está instruyendo un sumario penal caratulado como hurto de motovehículo, con intervención de la UFI 13 que está a cargo del Dr. Palomares.

La denuncia por la sustracción del cuatriciclo se había recibido en sede policial el pasado 26 de febrero.

La damnificada por el hurto del rodado, una mujer llamada Gabriela Ruiz y que tiene 41 años, había denunciado que en las primeras horas de ese día el cuatriciclo había sido sustraído de su vivienda, situada en la ya mencionada calle Leyría, entre General Paz y Falucho.

El cuatriciclo, marca Motomel y de 110 cc, había sido hurtado poco antes de la hora dos del pasado viernes 26 de febrero, en momentos que la mujer estaba en su casa y escuchó ruidos que provenían de la parte delantera de la vivienda, lugar donde estaba estacionado el rodado “en una entrada tipo porche”, según se detalló en la denuncia radicada por el ilícito en sede policial.

Con el pedido de secuestro vigente del cuatriciclo, personal policial logró establecer que estaba en una casa situada en la calle Lamadrid de Villa Piazza Norte.

Cuando policías se entrevistaron con el sujeto que tenía en su poder el rodado, éste señaló que lo había comprado de buena fe, aunque al ser informado sobre la procedencia ilícita del vehículo lo entregó a los agentes que habían  concurrido a su vivienda.

Su versión y otros testimonios colectados por los investigadores sirvieron para identificar a quien sería el autor de la sustracción del rodado: un joven de 25 años al que la Policía luego notificó de la existencia de una causa penal donde figura como imputado del hurto del cuatriciclo, dijeron ayer fuentes policiales.

 

Dos motos y otros elementos

 

Asimismo, la investigación por la sustracción de un ciclomotor derivó en el hallazgo del vehículo, como así también de otros elementos de procedencia ilícita que personal policial recuperó.

Esa investigación se había iniciado después de una denuncia que en la comisaría primera local se recibió el pasado domingo 28 de febrero.

La causa penal que por ese caso se había iniciado fue caratulada en principio como hurto de ciclomotor, también con intervención de la UFI 13 que está a cargo del Dr. Luis Palomares.

En la denuncia recibida en sede policial, una enfermera indicó que el pasado domingo una moto marca Guerrero había sido sustraída del departamento en el que vive, ubicado en el Monoblock III del Barrio Pedro Burgos.

El ilícito había ocurrido entre las 14.30 y las 21 de ese día. Y después la damnificada, llamada Andrea Verónica Rodríguez y de 41 años, amplió la denuncia por lo sucedido, ya que además de la moto le habían sido sustraídos otros elementos.

Los autores del hecho habían ingresado por la ventana de la cocina del departamento donde la mujer vive, sin ejercer violencia alguna.

Y también formaron parte de lo que fue este hurto las sustracciones de una guitarra criolla, un equipo de música tipo “chanchita”, un par de zapatillas, una mochila, una amoladora, un cuchillo criollo, una caja de herramientas, una llave de ignición de una moto, una de un auto y su tarjeta verde y tres llaves de vivienda.

Efectivos policiales del Servicio Externo de la comisaría primera identificaron a un joven de 18 años como el presunto autor del ilícito, domiciliado también en el Barrio Pedro Burgos, “el cual ya se encuentra sospechado en diversos hechos delictuales ocurridos en la jurisdicción”, señalaron ayer voceros de seguridad.

Al concurrir al departamento de ese barrio donde el joven vive, los investigadores hallaron la moto que le había sido sustraída a la mujer, la cual estaba sin sus cachas de plástico.

Asimismo, en el lugar se encontró una moto más que registraba pedido activo de secuestro  por haber sido robada.

Junto con el hallazgo de los motovehículos, en el departamento del joven sospechado de cometer el hurto materia de investigación se encontraron los demás elementos que le habían sido sustraídos a la mujer que el pasado domingo denunciara en la comisaría primera el ilícito del que resultó damnificada.

Y al hallazgo de esos elementos mencionados se sumaron otros que también serían de procedencia ilícita: un cajón con varias herramientas, un televisor, un ventilador de pie y autopartes de motos, por lo que después de incautados se iniciaron actuaciones en el marco de una causa penal caratulada como averiguación de ilícito, con intervención de la UFI 2 que está a cargo de la fiscal Laura Margaretic.

 

El dato

Con relación a la otra moto incautada en el domicilio del sospechado por el hurto en el Barrio Pedro Burgos, se informó que es marca Dayang y es propiedad de una mujer llamada Eugenia Cecilia Elena Romero, quien el 21 de julio del año pasado denunció que el vehículo le había sido robado.

 

¡Deja un Comentario!

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *