RECUPERARON UNA MOTO ROBADA Y DOS JÓVENES FUERON DETENIDOS

<
>

Actuaciones llevadas a cabo recientemente por policías del Comando de Patrullas en esta ciudad derivaron en el hallazgo de una moto que registraba pedido de secuestro, después de que el vehículo ahora recuperado fuera sustraído durante el mes de abril del año pasado, informaron ayer voceros de seguridad.

Además, de acuerdo con lo señalado desde esa dependencia policial, dos jóvenes fueron detenidos en momentos que “en estado de ebriedad se hallaban provocando disturbios en la vía pública”, tras una serie de incidentes ocurridos el viernes por la noche en un barrio de esta ciudad.

Durante ese hecho fue hallada e incautada picadura de marihuana en poder de uno de los detenidos. Y dos policías del Comando de Patrullas habían sufrido lesiones leves en momentos que hacían efectivas las medidas cautelares, ya que varios menores les arrojaron piedras durante los incidentes, que tuvieron como escenario el Barrio Pedro Burgos.

El hallazgo de la moto se produjo el pasado viernes. Marca Suzuki AX 100, el rodado registraba un pedido de secuestro activo desde el 8 de abril del año pasado, día en que en sede policial había sido denunciada como sustraído.

El sumario penal iniciado por la sustracción de esa motocicleta había sido caratulado como hurto de motovehículo dejado en la vía pública.

Se instruye desde la UFI 6 departamental que está a cargo del fiscal Guillermo Vaticano.

Incidentesy detenidos

También el pasado viernes, policías tuvieron que concurrir al Barrio Pedro Burgos, a causa de unos incidentes que se estaban registrando en ese sector de la ciudad.

En el lugar detuvieron a dos jóvenes, los cuales fueron identificados como Miguel Ángel Santillán, de 22 años; y Franco Carlos Mario Castillo, de 20 años y con actual domicilio en Junín.

Según lo señalado, ambos se encontraban “en estado de ebriedad” y provocaban “disturbios en la vía pública, incentivando a la pelea”, lo que dio lugar a que se les iniciaran infracciones contravencionales y que en el hecho tomara intervención uno de los dos juzgados correccionales con sede en los Tribunales de Azul.

En poder de uno de los jóvenes que fue detenido la Policía incautó marihuana, por lo que también se le inició un sumario penal por una infracción a la Ley de Estupefacientes.

Los incidentes se agravaron cuando los policías se llevaron arrestados a ambos jóvenes, ocasión en la cual -según se informó- dos efectivos de seguridad resultaron con lesiones leves, “luego de que varios menores de edad comenzaron a arrojar piedras con hondas, tratando así de entorpecer el accionar policial”.

 

¡Deja un Comentario!

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *