Refacciones y feria en la Escuela N° 504

Se llevará a cabo un encuentro ferial en la sede de la institución local con el objetivo de poder concretar el mejoramiento de las paredes del hall de entrada y algunos salones. La misma será el viernes y se reciben donaciones hasta mañana.

Integrantes de la Asociación Cooperadora están seleccionando los artículos de la feria que se realizará este viernes.  


La Escuela N° 504 “Cooperativa Las Abejas” está organizando una feria con el objetivo de llevar adelante serie de obras que son necesarias en su sede de Av. Piazza y Comercio. En este sentido, el frente histórico un grupo de albañiles estaba trabajando con el cortafierro y la masa para poder acondicionar las paredes.
Del revoque original sólo quedaba un sector y el resto era sólo la pared de ladrillo. La intención es poder hacer el recubrimiento nuevo con el fin de brindar un mejor aspecto, cuidar el edificio y brindar una mayor seguridad a los niños y jóvenes que asisten a la institución de lunes a viernes.
En esta primera etapa, y con un gran esfuerzo del equipo de la cooperadora, comenzó esta obra y la feria servirá para poder seguir con el plan que mejora que tienen en el edificio.
En una recorrida superficial por la escuela se pudieron ver las distintas áreas de trabajo de los chicos en donde se encontraban abocados a las distintas materias pero también el trabajo en los talleres de carpintería, huerta y el mantenimiento del gallinero. Todo esto es insumo de aprendizaje para ellos pero al mismo tiempo la posibilidad de conocer un oficio que les pueda brindar una salida laboral.
Para conocer más detalles, este medio dialogó con una docente e integrante de la Asociación Cooperadora de la Escuela, Jorgelina Costa, quien explicó en un principio que la feria comenzará a las 9 y durará hasta las 16 este viernes 13 en la SUM de la institución (Av. Piazza 1225).
En esa oportunidad se venderán una serie de artículos “en donde todo lo recaudado servirá para mejorar las instalaciones de la escuela”. En este momento harán foco “en las paredes que están bastante deterioradas y por eso necesitan un arreglo urgente”.
En este marco, explicó que “tenemos muchos productos que van desde ropa, zapatos, electrodomésticos, máquinas de escribir, impresoras, artículos del hogar y muchas cosas más”. Todo esto fue donado por personas de las comunidad “por eso hay mucha variedad por eso hay cosas para distintos gustos, edades y necesidades”.
Esta es una escuela de doble jornada. Los chicos entran a las 8.30 horas y se retiran a las 16 horas en toman tres comidas: desayuno, almuerzo y merienda. En el primer lapso de tiempo “se trabajan las áreas curriculares como en cualquier otra institución especial. Pero en horas de la tarde, al ser una escuela cooperativa, trabajamos en distintos proyectos que tienen que ver con los distintos talleres en donde adquieren distintas habilidades y capacidades”.
Uno de los proyectos que más prendió entre los chicos fue la confección “de sillones de patio realizados con pallets, que también fueron insumo para seguir comprando cosas en para la institución ya que fueron vendidos en ferias”.
Es así que esto “entusiasma a los chicos y muchas veces nos terminan enseñando ellos a nosotros sobre determinadas cuestiones”. Todos los alumnos, cuya edad van desde los 6 a los 14 años, “forman parte de los talleres y a veces algunos prefieren dedicarse a uno más que a otro y eso los motiva. Por ejemplo, a muchos les gusta estar en el invernáculo cultivando las plantas de acuerdo a la estación”.

Los trabajos de refacción ya están en marcha en el hall de la institución y necesitan de la ayuda de la comunidad para poder terminarlos.


Trabajo constante
El arreglo de las paredes surge como una necesidad impostergable: “es difícil poder mantener el edificio ya que tiene muchos años”. Las habitaciones que se están arreglando son el hall de entrada, los pasillos, las partes sociales y algunos salones “y poco a poco poder arreglar todo lo que necesitamos. Esta feria se hace como una alternativa de ingreso de dinero a la institución que nos viene muy bien para poder costear los gastos que son altos como toda construcción”.
En este sentido, explicitó que “todo el dinero que entra sirve para costear distintas cosas y ahora no podíamos dejar esto para más adelante. La mano de obra y los materiales son muy grandes por eso la cooperadora está con mucha energía tratando de resolver este tema”.
Asimismo, desde la institución “nos sentimos muy apoyados. Tanto papás, docentes y la comunidad en general se suman siempre a las propuestas que iniciamos porque se ven las cosas que hacemos”.
A modo de ejemplo, Costa indicó que “se construyó el Salón de Usos Múltiples con la ayuda de la cooperadora y eso significó un gran cambio para la vida cotidiana de los chicos y la institución. Antes no podían hacer gimnasia cuando llovía o hacía frío y ahora en este lugar tienen el espacio necesario para poder hacerlo y no se privan de una actividad”.
La escuela tiene varios proyectos que se realizan a lo largo del año con distintas finalidades “en donde todas son para poder mejorar la calidad en la escuela y que los chicos puedan estar mucho mejor y aprender mejor”.
Para esta feria aún se encuentran recolectando todo tipo de artículos y muebles “que los pueden traer hasta la institución como fecha límite el jueves que serán atendidos por integrantes de la cooperadora”.

¡Deja un Comentario!

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *