LIBERTAD, IGUALDAD, FRATERNIDAD

Reflexiones sobre el lema de la Revolución Francesa

Por Alain Chedeville

“Libertad, Igualdad, Fraternidad”, tal es el lema de la República francesa, proveniente de la revolución de 1789, de la que se conmemora hoy, 14 de julio, otro aniversario.

Simple cobertura moral para unos, ideal republicano para otros, nunca ha dejado a nadie indiferente.

La primera palabra, la Libertad, es definida así en la Declaración de los Derechos del Hombre y del Ciudadano de 1793: “La libertad es el poder que pertenece al hombre de hacer todo lo que no va en desmedro de los derechos del otro; tiene como principio la naturaleza; como regla la justicia; como salvaguarda la ley; su límite moral está en esta máxima: No hagas al otro lo querés que te hagan a vos”.

El segundo término, la Igualdad es definido así: “Todos los hombres son iguales por naturaleza ante la ley”. Según la Declaración,  “la igualdad consiste en el hecho de que la ley es la misma para todos, ora proteja, ora castigue. La igualdad no admite ninguna distinción de nacimiento, ninguna herencia de poder”.

Tercer elemento del lema de la República, la Fraternidad, es así definido en esta misma Declaración: “No hagan al otro lo que no quisieran que les hagan; hagan constantemente a los otros el bien que quisieran recibir”.

El gran poeta Víctor Hugo publicó en 1875 un libro intitulado “El derecho y la ley” en el que escribe: “Libertad, Igualdad, Fraternidad… son los tres peldaños del umbral supremo. La libertad es el derecho; la igualdad es el hecho; la fraternidad es el verbo. Todo lo humano está allí…”

¡Deja un Comentario!

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *