Regionales

Regionales

Cannabis medicinal: denuncian accionar sistemático de fiscal contra cultivadores

27 de enero de 2020

"Sentimos que es una constante persecución a los cultivadores ya que es el mismo fiscal que ya había mandado a allanar a dos jóvenes, Sergio ?Pidu? Mauceri y Milena Kenf, de la Asociación Cannabis Terapéutico Pigüé quien manda a allanar a esta señora", expresó Aimara Rea, quien es abogada del Colectivo La Semilla. 



Rea recordó que "en su momento quisimos ayudar a estos chicos como en el caso de Araceli Rea, mi hermana, en La Plata, que salió muy bien, y nos dijeron que este fiscal tiene la mente muy cerrada y que iba a ser contra producente la actividad que queríamos desempeñar". 



Sobre este nuevo caso ocurrido en Darregueira, Rea señaló que desde las organizaciones están tratando ayudar a Isabel, la damnificada. "La idea es poder brindar esas herramientas para que la defensa sea a través del derecho a la salud porque para nosotros no es un tema de seguridad", subrayó. 



En primera persona



Por su parte, Isabel, la vecina de Darregueira a quien le allanaron la casa, contó en un video difundido a través de las redes sociales que tiene una lesión cervical con hernia de disco y cultiva cannabis estrictamente con fines medicinales. "El martes llegaron con una orden de allanamiento de Bahía Blanca, empezaron a romper ventanas, las puertas, me llevaron las plantas y la medicina que tenía fabricada y me destrozaron media casa", expresó. "Se supone que alguien me denunció", añadió la mujer, quien en ese momento no estaba en la vivienda, pero sí sus hijos, a quienes requisaron y desnudaron, de acuerdo a su relato. 



"Se llevaron todo lo electrónico, computadora, tablet, celulares, fue todo muy triste, sobre todo el abuso sobre mis hijos", contó consternada.  "Lo que tenía era todo para uso medicinal, tinta, aceite, cogollos en el freezer para hacer pomada, estoy destruida", remarcó. 



Isabel, además, con la voz quebrada, expresó en el video el cambio para su salud y su calidad de vida que significó comenzar a utilizar aceite de cannabis. "Sé lo que es sufrir de dolor, tomaba tres pastillas de morfina por día, tres de antiepilépticos que no me dejaban ni hablar, y cuatro gotitas de cannabis por día me devolvieron una vida digna", confió la mujer. (DIB) AR



 




Comparte tu opinión, dejanos tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales.