REINSERCIÓN


La “campaña del ladrillo” que motoriza el Obispado tiene otros fines más allá de la consabida construcción de viviendas para ser entregadas a mujeres en situación de calle y con hijos. Las obras de edificación están a cargo de personas que buscan reinsertarse en el mundo laboral. De los cuatro albañiles, tres vienen de estar presos purgando condena por distintos delitos.

¡Deja un Comentario!

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *