EN LA CIUDAD DE AZUL

Representantes técnicos de la CEAL garantizaron “potabilidad” del agua

El ingeniero de la CEAL que apuntó que en Azul los valores de flúor promedian 1,5 y “está comprobado que tóxico es a partir de los 5 puntos y a partir de los 2 puntos es perjudicial para los dientes, por las manchas”.
<
>
El ingeniero de la CEAL que apuntó que en Azul los valores de flúor promedian 1,5 y “está comprobado que tóxico es a partir de los 5 puntos y a partir de los 2 puntos es perjudicial para los dientes, por las manchas”.

Ante el alerta que provocó en la población la información que circuló a través de las redes que ponían en duda que el agua sea apta para el consumo humano, el ingeniero Alejandro Laperne y el contador Sebastián Sabattini, desmintieron categóricamente que sea así e informaron que los valores de flúor en Azul están dentro de los parámetros que estipula el Código Alimentario Argentino. 

Ante la información que se viralizó a través de las redes sociales y que puso en duda que el agua de Azul sea apta para el consumo humano, CEAL Agua salió el viernes pasado a aclarar a la población, para su tranquilidad, que el agua de la ciudad es potable.

Ante lo sensible que resulta este tema para la población, este medio habló ayer con el ingeniero Alejandro Laperne, jefe de Proyectos de Planeamiento de CEAL Agua; y con el contador Sebastián Sabattini, también de esta dependencia de la Cooperativa Eléctrica de Azul Limitada.

Los representantes de la concesionaria del servicio local hicieron aclaraciones y brindaron precisiones de suma importancia respecto de la situación actual en relación con la calidad del agua en la ciudad.

En primer lugar aseguraron que el agua que se extrae de las napas subterráneas y se distribuye para el consumo a través de la red domiciliaria “es potable” y “cumple con los parámetros establecidos en el Código Alimentario Argentino”.

Informaron que, en función de eso, se realizan controles  bacteriológicos y fisicoquímicos de forma permanente tanto en el  proceso de extracción como en el de distribución, garantizando así la potabilidad del agua.

Especificaron además que “se  trabaja  en  paralelo  con  laboratorios  externos  que  analizan contra muestras de las muestras propias tomadas por CEAL Agua, asegurando un doble control”.

Los fluoruros –

Luego de las consideraciones generales los voceros fueron al punto en cuestión que son los fluoruros, palabra nueva para la mayoría de la población. En relación con el parámetro de fluoruros en el agua, aclararon que “el valor hallado en el agua del Palacio del Departamento Judicial de esta ciudad no implica un riesgo alguno para la salud, ya que son menores al valor máximo establecido en el Código Alimentario Argentino y considerablemente inferiores a valores toxicológicos”.

También consignaron que en el análisis realizado, se evaluaron diferentes parámetros como pH, Sulfatos, Cloruros, Dureza, Nitratos y Nitritos, “estando todos ellos dentro de los límites admisibles”.

Con respecto a los fluoruros, puntualizaron también que “se tomó como parámetro de referencia un rango inferior al que establece el Código Alimentario Argentino para las temperaturas medias de esta región”.

Además pusieron el acento en los efectos de brindar un mejor servicio del que se presta, a fin de despejar todo tipo de dudas. “Estamos trabajando permanentemente en proyectos de inversiones, contemplando obras de perforación de nuevos pozos de extracción, mejoramiento y realización de redes de impulsión que permitirán una distribución homogénea del agua proveniente de diferentes pozos y así seguir trabajando en pos de una mejora contínua en la calidad del agua en nuestra ciudad”, enfatizaron.

Los rangos permitidos –

Para clarificar la cuestión, el ingeniero experto en el tema resaltó que “para sea tóxica la presencia de flúor en el agua tiene que ser de más de 5 puntos, y hoy estamos en un promedio de 1,5”.

Laperne indicó que de acuerdo con la temperatura de la zona, se permite hasta 1,7 y, en este estudio en cuestión, dio 1,6.

Además, especificó no dato que no es menor y es que “hay un rango mínimo y máximo porque tampoco puede haber de menos”.

Subrayó, a modo de conclusión y garantizando la potabilidad de agua, que “en el caso del flúor está comprobado que tóxico es a partir de los 5 puntos y a partir de los 2 puntos es perjudicial para los dientes, por las manchas”.

EL DATO

El Dr. Ramiro Berdiñas, el médico que firmó el informe elevado al presidente de la Cámara de Apelación en el Civil y Comercial, Dr. Víctor Peralta Reyes, también perita para la CEAL.

“ESTAMOS CUMPLIENDO CON TODAS LAS NORMATIVAS”

 

El contador de la CEAL, Sebastián Sabattini, habló ayer con este diario.
<
>
El contador de la CEAL, Sebastián Sabattini, habló ayer con este diario.

 “La población tiene que saber que el parámetro de flúor, para que tenga toxicidad, tiene que ser de más de 5 puntos y ese rango se fue bajando. Para seguir disminuyendo ese valor, hay que seguir haciendo inversiones y los organismos regulatorios van dando plazos para hacer eso”.

Lo subrayó el contador de la CEAL, Sebastián Sabattini, para luego expresar: “la gente se tiene que quedar tranquila que el valor actual en la ciudad no representa ningún perjuicio para la salud”.

Opinó al mismo tiempo que las personas que han viralizado este tema, “han sido muy irresponsables”.

“Lamentablemente esto ha llevado a una conmoción que no tiene asidero”, manifestó, apuntando al mismo tiempo que “se tomó una muestra en un edificio en particular y eso no quiere decir que en toda la ciudad tenga ese rango”.

Enfatizó e insistió en que “la gente tiene que estar tranquila porque CEAL Agua tiene un departamento, un laboratorio con dos ingenieros químicos y además de las muestras que tomamos nosotros, toman muestras dos laboratorios privados, o sea que estamos cumpliendo con todas las normativas”.

“EL AGUA ES APTA PARA EL CONSUMO”

El ingeniero Alejandro Laperne ratificó enfáticamente que “el agua es apta para el consumo”.

A su vez, explicó respecto del estudio que se hizo de muestras pertenecientes al Poder Judicial, que “hay que hacer la contraprueba” ya que “no se basaron en los mismos parámetros que nosotros nos regimos”.

Como dato adicional detalló que “la producción de agua está distribuida en 21 perforaciones; nosotros sacamos agua subterránea, que no tiene problemas bacteriológicos. Sí tiene cada pozo diferentes parámetros físico químicos, es decir diferentes rangos de flúor por ejemplo, y hay una interconexión entre los mismos”.

En este momento, según lo informó el ingeniero que se desempeña en el área de Planeamiento de CEAL Agua, están trabajando en nuevas perforaciones y en terminar con las vinculaciones entre los pozos en el marco de las inversiones que están planificadas.

¡Deja un Comentario!

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *