REUNIÓN CLAVE EN LA SEDE CENTRAL DE FABRICACIONES MILITARES

Representantes técnicos de los fabriqueros viajan a escuchar la devolución que hará el Interventor Riva


Por Augusto Meyer – ameyer@diarioeltiempo.com.ar
Los referentes de los obreros cesanteados son autores del plan que el Intendente Municipal le entregó en mano al vicejefe de Gabinete Gustavo Lopetegui, en Casa Rosada. EL TIEMPO tuvo acceso a ese proyecto, donde se hace una pormenorizada descripción del potencial que tiene la fábrica de pólvoras y explosivos de cara a su posible reapertura. La iniciativa cuenta con proyecciones financieras que demostrarían que es posible revertir el déficit con el que venía operando el emprendimiento que está camino a la Boca de las Sierras, y hasta dar ganancia. Hoy se cumple un mes desde que se detuvo la producción. –
Esta semana asoma como clave de cara al planteo que se hizo al Gobierno de la Nación pidiendo la reapertura de la Fábrica Militar de Pólvoras y Explosivos de Azul. Es que, entre el miércoles y el viernes próximos, en horario a confirmar, representantes técnicos de los trabajadores de FANAZUL irán a la sede central de la Dirección General de Fabricaciones Militares para escuchar la devolución que el Interventor del área tiene para hacerles por el plan que se presentó para dar marcha atrás con la decisión ya conocida de cerrar la planta que está camino a la Boca de las Sierras. Será el segundo cara a cara con el Ingeniero Luis Riva de obreros de la fábrica que, hace exactamente un mes, dejó de producir, y a poco menos de dos semanas de la fecha pautada como reinicio de operaciones pero con una dotación de personal sensiblemente menor: los 220 contratados a los cuales –según se anunció- no se les renovará el vínculo laboral.
Será, pues, un cónclave decisivo en la sede de FM, sita en Avenida Cabildo 62, luego de aquella primera reunión donde el Ingeniero Riva recibió a la comitiva azuleña con una ratificación del anuncio del cierre de FANAZUL y, luego de la intervención de integrantes del Comité de Crisis se logró que, al menos, quede una luz de esperanza para una mesa de trabajo técnica donde se pudiera analizar en profundidad alguna salida alternativa al desmantelamiento.
Un par de semanas después, por iniciativa del Intendente Municipal y a través de una gestión del secretario de Asuntos Municipales de la Gobernación bonaerense, Alex Campbell, se logró que el vicejefe de Gabinete Gustavo Lopetegui reciba a Hernán Bertellys y al citado funcionario vidalista.
En ese encuentro, si bien el jefe comunal pudo hacer entrega de un plan elaborado por trabajadores técnicos de FANAZUL, faltó una representación de los obreros para explicar y defender el proyecto.
Se acordó, entonces, ir a una tercera reunión en la sede central de FM donde el Ingeniero Riva –presente en el cónclave que se realizó en la Casa Rosada- recibirá a los autores de la iniciativa y les hará una devolución; es decir, dará una respuesta al proyecto que procura impedir el cierre. Las “fichas” de los trabajadores cesanteados y también del Ejecutivo Municipal están puestas en que el funcionario que responde al ministro de Defensa Oscar Aguad, vea con buenos ojos la iniciativa y acepte ir hacia una reapertura de la fábrica con el nuevo formato que se ha diseñado a tal efecto.
El primer objetivo trazado desde Azul es revertir el cierre de la fábrica; la segunda meta es reiniciar la producción, aun cuando fuese con menor cantidad de personal y bajo condiciones laborales a acordar entre las partes, manteniendo la vara alta en lo que hace a las condiciones de seguridad porque se trabaja nada menos que con explosivos.

El plan técnico de los fabriqueros

Bajo el título “Motivos para la continuidad inmediata de la fábrica” los técnicos que elaboraron el proyecto que tienen bajo análisis el vicejefe de Gabinete y el Interventor de Fabricaciones Militares, se presenta la propuesta que incluye desde consideraciones técnicas propias de la fabricación de explosivos, a una ponderación de la rentabilidad que tendrían la comercialización de estos productos.
El trabajo comienza recordando y resaltando que FANAZUL es “la única planta productora de TNT en Fabricaciones Militares y en América Latina” y que, mientras que Polonia y Alemania en la comunidad Europea, y EEUU para uso militar, “asemejan la calidad de nuestro producto”, el de “China es de inferior calidad”. La aclaración viene a cuenta de que explosivos de ese país asiático ingresan en Argentina para su uso en la actividad minera.
La información disponible, aseguran los técnicos, demuestra una demanda mundial creciente de TNT para el período 2017-2025.
Otro punto destacado –y que diferencia a la fábrica azuleña de las otras plantas de FM- es que nuestro Partido camina a una expansión real y concreta del desarrollo de la actividad minera, motivado esto último por la construcción de la autovía de la Ruta Nacional N° 3. Aquí cabe señalar que la demanda de piedra para la obra pública de esa carretera no será inmediata, pero se estima que dentro de año o año y medio, se necesitará una fuerte provisión de piedra y, por ende, crecerá la compra de material explosivo para su extracción.
“La proyección es abastecer de explosivos para obtener 1.000.000 de toneladas mensuales de áridos”, señala el proyecto, que añade: “se requerirá en el curso del 2018/2019 una provisión ascendente de hasta 200 toneladas al mes de explosivos”.
En igual sentido se señala la posibilidad de que personal de la fábrica trabaje en el servicio de voladura que requerirán las canteras que se están instalando, y otras que llegarán en los próximos meses.
“Actualmente bajo el paraguas de FM el personal puede realizar esta actividad siendo muy difícil en forma privada por la requisitoria de la ANMAC para la habilitación (necesidad de calificar el personal, predio, polvorines, etc.)”, sostuvieron los autores del proyecto, que por otro lado recordaron el contrato con Minera Santa Cruz se encuentra “vigente y en ejecución”.

Una veta interesante y necesaria

Los técnicos que elaboraron el plan que analizan el vicejefe de Gabinete y el Interventor de la Dirección General de Fabricaciones Militares marcaron un ítem que no es menor. Está referido al proceso de “desmilitarización”, labor que los fabriqueros venían realizando y que proponen continuar y profundizar.
Según hicieron constar, a partir del convenio oportunamente firmado con la Armada Argentina se venía realizando el desarme y descarga de municiones de artillería acumuladas tanto en instalaciones del Arsenal Naval Azopardo como de la Base Naval Puerto Belgrano, sita en el Partido bonaerense de Coronel Rosales. En tal sentido se efectuaban tareas de “destrucción por voladura” –trabajo reservado a personal calificado- en virtud de los acuerdos ya firmados.
A párrafo seguido, los responsables del diseño de la iniciativa sopesaron la necesaria “ecuación económica” que se impone hacer de cara a lo que, se espera, sea la ansiada reapertura de estas líneas de trabajo en FANAZUL.
“Del análisis de la documentación surge una clara subutilización del recurso humano y de las instalaciones hasta límites dramáticos del 17%, lo cual significa que la sola puesta en régimen de la producción arrojaría números incontrastables para la continuidad de la fábrica”, señaló el proyecto.

La producción, en números

El proyecto enumera aspectos referidos al volumen de la producción que se venía haciendo en FANAZUL. “En los últimos años la planta de TNT ha operado en un 20% de la capacidad efectiva (210 ton/año), produciéndose una merma importante en la productividad de la mano de obra”, señalan y agregan: “Consideramos que, con políticas de venta acordes al mercado internacional, se puede llevar la producción a valores de utilización cercanos al 80%, siendo uno de los objetivos primarios de FM Azul”.
En la misma línea dijeron que “cuando el precio de venta es favorable se vende a países limítrofes, como Brasil, donde se han realizado ventas por más de 260 ton/año”.
También indicaron que “si bien los costos de fabricación no permiten un valor de venta competitivo en relación al TNT de origen Chino (que es comercializado en Sudamérica, básicamente ingresando por Chile pero con el limitante que las compras deben ser de miles de toneladas), la opción de ventas en cantidades menores nos proporciona una ventaja competitiva. Pudiendo lograr acuerdos de precios con alguno de estos clientes históricos se podrán estimar ventas de 2 ó 3 embarques anuales, siendo cada embarque de 22 ton.”.

Producir sin contaminar

El trabajo de los técnicos intenta refutar una aseveración del Interventor de la DGFM, Luis Riva, quien se refirió a la supuesta contaminación que generaría la planta de producción.
“Para la contaminación del aire existen los equipos apropiados que tratan los efluentes (torres de absorción). La contaminación del agua cuenta con un sistema de destilación de ácido que permite recuperar los líquidos residuales. Además, se encuentra instalada una nueva unidad de tratamiento instalada, a la cual sólo le resta la puesta en marcha (está paga). Respecto de la contaminación del suelo, en este caso diferentes entes en Argentina puede proveer soluciones de saneamiento necesario”, se puntualizó en el proyecto.

Cargas de demolición

La carga de demolición es una producción complementaria –e interesante de mantener y profundizar en la visión de los técnicos de FM Azul- que se realiza de acuerdo con las especificaciones solicitadas por las Fuerzas Armadas. Sobre este punto, el plan que se presentó a las autoridades nacionales indica que FANAZUL “tiene capacidad para producir en diversos formatos y gramajes”, siendo imprescindible una correcta y efectiva forma de comercialización.
“Resulta necesario entablar negociación-convenio con las diferentes fuerzas para establecer una proyección en el tiempo”, se indicó. Seguidamente se enumeraron los productos que se producen y las perspectivas que se abren ante la nueva etapa que se procura establecer.
MASTER MIX: La empresa no vende volúmenes importantes, siendo un objetivo recuperar terreno en el mercado (compradores en Bolivia, Perú y Ecuador).
GELAMÓN (dinamitas): Es el principal explosivo de venta de FM Azul. La capacidad efectiva está al 50%, siendo posible alcanzar valores del 80-90% con políticas de venta acorde con el mercado (mejorar precio y financiamiento). La DGFM es el único productor a nivel nacional.
NAGO (ANFO): La capacidad de producción de la planta es de 2.000tn. al año. Opera al 30%, “por lo que es posible pensar en abastecer a empresas de gran envergadura”. La venta se ha mantenido prácticamente constante en los últimos años, pero igualmente se realizan acciones tendientes al aumento de la demanda de los agentes de voladura.
EXUL-C (Emulsión encartuchada): Se utiliza a cielo abierto y en minas subterráneas, siendo el producto indicado en pozos con presencia de agua. FM Azul puede envasar cartuchos con diámetros desde 32mm a 120mm. La capacidad de producción de la planta es de 660tn./año. Trabaja al 17%. En el último semestre se abrió mercado en las provincias de Córdoba y san Juan, y en el Litoral. Se marcó en este punto la necesidad de trabajar junto con la Cámara de Pequeños Empresarios Mineros de Olavarría, plazos de pagos acordes al mercado minero regional y firma del Convenio para llevar adelante el Proyecto Santa Bárbara, apto para la extracción de mineral (principalmente dolomita), perteneciente a Fábrica Militar Azul; alcanzando las 150 ton/año en la etapa inicial.
BOOSTERS: Los principales clientes son Mina Gualcamayo e YPF. Se negocia con la petrolera la venta de 50.000 Booster para exploración sismográfica en Argentina y Bolivia. Inicialmente se estiman 15.000 Boosters sísmicos para 2018. La producción estándar es de 230, 450, 900 y 2.000kg. pudiendo ser adaptable al requerimiento del cliente.

Servicios accesorios

En el plan elevado al vicejefe de Gabinete y, por su intermedio, al interventor de la DGFM, se hizo constar la capacidad de FANAZUL para efectuar servicios adicionales, a saber:
Destrucción de explosivos y materiales pirotécnicos: La FM Azul cuenta con un predio alejado de centros urbanos, donde se realizan las destrucciones solicitadas por terceros, y avaladas por el ANMaC (ex Renar). Asimismo “se dispone del personal técnico idóneo y los equipos de apoyo para tal servicio, autobomba y ambulancia. Estos factores han posicionado a la FM Azul como una de las organizaciones que más destrucciones realiza, citando como clientes a ENAEX, Halliburton, Baker Hughes, Air Liquide; además, se han realizado destrucciones para Juzgados”.
Gammagrafía: El sector cuenta con un técnico y equipos autorizados por la ARN (Autoridad de Regulación Nuclear), por lo que se ofrece el servicio a diferentes organismos. El servicio cuenta con la certificación de Normas de Calidad ISO 9001.

VENTAJAS COMPARATIVAS

El trabajo resalta –lo que no es poco- las ventajas comparativas que la fábrica militar de pólvoras y explosivos de Azul tiene respecto de otros asentamientos de FM para las tareas de riesgo que se impone realizar. “FM Azul cuenta con el equipamiento, el lugar físico, el personal idóneo y experimentado para la realización de la desmilitarización y la destrucción. En cuanto a lugar de ejecución, FM Azul es el lugar propicio por la lejanía a cualquier centro urbano. Además de contar con las medidas de seguridad y la gestión necesaria. FM Azul tiene los antecedentes comprobables y necesarios para la realización de esta actividad por haber desarrollado en otras oportunidades tareas para el Ejército, como también la destrucción de explosivos a empresas privadas”, se indicó.
“La planificación realizada en su momento para realizar esta tarea –en alusión a la desmilitarización- implicaba 3 años debido a la cantidad de munición en existencia. Este tiempo puede ser modificado en cuanto se pueden evaluar diferentes alternativas de trabajo de acuerdo a las necesidades de la Fuerza. En cuanto al costeo se han realizado trabajos para dimensionar el valor que esto implica. La facturación equivalente por la realización del trabajo durante el 2018 se estima en $20.000.000”, agregó el informe.

PROVISIÓN A LAS CANTERAS

Este diario ha dado cuenta de la instalación progresiva de canteras en el distrito de Azul. Concretamente se publicó la entrevista que se realizó en el denominado Polo Minero con uno de los empresarios que está en plena etapa de asentamiento en el establecimiento rural La Chiquita, cerca de la Presa La Isidora.
Ese aspecto fue considerado en el proyecto que se elevó para pedir la reapertura de FANAZUL, de cara a la provisión de explosivos que la fábrica podría hacer con el foco de esos emprendimientos. “Hay 4 nuevos emprendimientos  que iniciarán su fase de producción en el 1er semestre de 2018. Se han mantenido reuniones con los privados, Intendencia de Azul y FM Azul. Existe un compromiso formal en el cual se establece que la satisfacción de la demanda de explosivos la realizará FM Azul, a partir de la firma de carta de intención lograda a partir de la intervención de la Intendencia. De esta manera se comercializarían 80/100tn. de explosivo mensual, con una facturación aproximada de $46.000.000”, se mencionó y aclaró que hay otros cuatro emprendimientos mineros en etapa “de habilitación”.
“En principio se requiere emulsión encartuchada, tratándose de una de las líneas productivas actuales y en funcionamiento. Posteriormente se requerirá de emulsión bombeable, para lo cual se cuenta con la línea instalada y se requiere la compra de un camión de 8tn., con una inversión aproximada de $11.000.000”, se explicó en el plan.
“En paralelo –especificó- se deberán continuar realizando gestiones comerciales que logren captar otras canteras zonales, para poder colocar el 100% del material producido, teniendo en cuenta que los costos que se pueden lograr resultan competitivos. Junto con la venta del explosivo y el servicio, se comercializarán accesorios de voladura, los cuales tienen un margen de contribución/ganancia que favorece al equilibrio económico, mejorando el retorno de la inversión”.

PROVISIÓN A LA MINERA SANTA CRUZ

Respecto del abastecimiento a la Minera Santa Cruz, se indicó que “se realiza por contrato compra de Gelamón, ANFO, Booster y accesorios de voladura”.
“Es de conocimiento que la mina prefiere la compra en Azul en cuanto a flete (a cargo del cliente), que resulta de menor valor por las distancias en comparación con el abastecimiento de FM Villa María. Este contracto actual implica $60.000.000 aproximadamente (con el cumplimiento del 75%, el resto lo está abasteciendo VM de acuerdo a lo determinado por la sede central)”, se detalló.

FACTURACIÓN Y DOTACIÓN DE PERSONAL

Las tres propuestas/contratos vigentes, señalaron los técnicos que le dieron forma al proyecto para reabrir FANAZUL, “equivalen a una facturación de $126.000.000, el doble de la facturación actual y se trata de cuestiones realizables en el corto tiempo”.
“De acuerdo a este esquema –explicaron- el personal requerido es de 130 personas, esta cantidad será condicionada al esquema de trabajo de la desmilitarización. Esta cantidad de personal, sumado a las ventas logrables en el corto plazo, generan un estado de resultado cercano al equilibrio, existiendo adicionalmente políticas de ahorro que pueden mejorar los valores calculados”.
 
 

¡Deja un Comentario!

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *