EL HECHO FUE DENUNCIADO EN SEDE POLICIAL

Repudiable robo en la Capilla San Francisco de Asís

Un equipo de sonido, instrumentos musicales, una computadora y una bicicleta fueron sustraídos de la iglesia situada en el barrio homónimo de esta ciudad. Además, los autores del hecho se llevaron varios alimentos del comedor donde semanalmente almuerzan unos sesenta chicos. El ilícito se produjo en las primeras horas del día de ayer.

Una reja de una ventana que fue forzada, el lugar por donde los autores de este hecho ingresaron al Salón de Usos Múltiples de la iglesia. Del comedor, los delincuentes se llevaron varios alimentos que están destinados a los chicos. Y de la Sacristía de la Capilla, sustrajeron una bicicleta, un equipo de sonido, instrumentos musicales y una computadora. Además del robo, provocaron un gran desorden y destrozos en diferentes lugares de la iglesia situada en el Barrio San Francisco de Asís de esta ciudad.
FOTOS: JOSÉ BERGER
Los alimentos que fueron sustraídos estaban en el freezer del sector donde funciona el comedor donde, sábado tras sábado, unos sesenta chicos almuerzan. El Padre Depascuale pidió a la comunidad que si ofrecen los elementos robados no los compren y avisen a la Policía.
<
>
Una reja de una ventana que fue forzada, el lugar por donde los autores de este hecho ingresaron al Salón de Usos Múltiples de la iglesia. Del comedor, los delincuentes se llevaron varios alimentos que están destinados a los chicos. Y de la Sacristía de la Capilla, sustrajeron una bicicleta, un equipo de sonido, instrumentos musicales y una computadora. Además del robo, provocaron un gran desorden y destrozos en diferentes lugares de la iglesia situada en el Barrio San Francisco de Asís de esta ciudad. FOTOS: JOSÉ BERGER

Impotencia, dolor y bronca. Palabras que se adaptan perfectamente, y que también fueron referidas por los damnificados, a un robo ocurrido durante las primeras horas del día de ayer en la Capilla San Francisco de Asís -ubicada en el barrio homónimo de esta ciudad- y en el comedor llamado “Juan Pablo II” que funciona en esa misma iglesia.

El hecho tiene consecuencias directas sobre quienes día a día y con mucha voluntad trabajan en ese lugar a favor de la comunidad. En este caso en particular, asistiendo a gran cantidad de chicos pertenecientes a esa barriada, a quienes -a causa de lo sucedido- les quitaron la comida que sábado tras sábado reciben, ya que en ese lugar actualmente concurren a almorzar unos sesenta niños y niñas aproximadamente, según lo dijo ayer al hablar con este diario el Padre José Luis Depascuale.

El sacerdote también conocido como Padre “Kelly”, además de Vicario General de la Diócesis de Azul y Párroco de la Catedral, es el responsable de la Capilla donde ayer se produjo este repudiable robo que después el mismo sacerdote denunció en la Seccional Primera local perteneciente a la Policía bonaerense.

Forzaron una reja y rompieron la alarma

Fue la portera del Colegio San Francisco de Asís, una vez que ayer a la mañana concurrió al establecimiento educativo, quien descubrió la existencia del robo en la iglesia y en el comedor.

Una reja que fue forzada y levantada les posibilitó a los autores de este ilícito ingresar desde una ventana al Salón de Usos Múltiples.

Desde ahí, se dirigieron hasta el comedor. Y después, a la Sacristía de la iglesia, que está situada en Falucho entre Cabo González y Calle 99 de este medio.

En la Sacristía del templo parroquial, los delincuentes se apoderaron de diferentes elementos considerados de suma importancia para el pulso de la iglesia.

Una consola de sonido, dos guitarras criollas, una computadora y una bicicleta -que según el Padre “Kelly” contó “es nueva y nos la habían donado para sortear el próximo Día del Niño”– fueron los elementos sustraídos.

Y a eso se sumaron comestibles de diferente tipo, que fueron tomados por los ladrones del freezer que está en el comedor de la iglesia.

Un lugar donde comen decenas de chicos

De esos alimentos son destinatarios, sábado tras sábado, esos alrededor de sesenta chicos que van a almorzar a la Capilla.

Además de esos elementos que fueron sustraídos, se sumó como otro hecho totalmente repudiable de lo que fue este robo los daños causados por los delincuentes, quienes para evitar ser descubiertos rompieron el sistema de alarma que estaba instalado en el lugar.

“Esa central de la alarma, ni bien ingresaron por el Salón de Usos Múltiples, la rompieron para evitar que se activara”, señaló el sacerdote en la charla mantenida ayer con este diario para dar cuenta de lo ocurrido.

“Hicimos mucho esfuerzo desde la Capilla para comprar el equipo de sonido y todas las otras cosas que se llevaron. Las guitarras las usábamos para tocar en la iglesia y también para enseñarle música a los chicos”, comentó el Padre “Kelly”.

El dato

“Ya nos han robado alguna otra vez y las cosas después nos hemos enterado que las han vendido. Por eso ahora apelamos a los medios para que si a los vecinos les ofrecen estas cosas que nos sustrajeron no las compren, nos avisen y así podemos recuperar estos elementos”, dijo también ayer el Padre “Kelly”.

 

¡Deja un Comentario!

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *