Restituyeron a sus familiares el cráneo y el poncho de Don Cipriano Catriel

Un hecho histórico para la comunidad de Azul. Ayer la Dirección Nacional de Parques Nacional y el Instituto Nacional de Asuntos Indígenas (INAI) les restituyó el cráneo y el poncho de Don Cipriano Catriel para que lo tenga definitivamente su familia.

Parte de la familia González Catriel, autoridades del Ejecutivo y Deliberante en el despacho del Intendente Hernán Bertellys después del recibimiento y emotivo acto.


Ayer el concejal Marcos Turón, el ex concejal Omar Seoane y parte de la familia González Catriel viajaron a Capital donde la Dirección Nacional de Parques Nacional y el Instituto Nacional de Asuntos Indígenas (INAI) les restituya el cráneo de Don Cipriano Catriel y el poncho para que lo tenga definitivamente su familia.
De esta manera Seoane dialogó con EL TIEMPO antes de llegar a Azul para después reunirse con el Intendente Hernán Bertellys y demás autoridades del Ejecutivo y Deliberante.
De esta manera en horas de la tarde contó que “estoy muy contento porque después de tanto tiempo se hizo la restitución del poncho original y del cráneo de Cipriano Catriel. Vuelve a descansar ´en paz y en libertad` como lo dice la comunidad. Realmente fue un hecho en que se venía trabajando con toda la familia, con la comunidad Cacique Catriel de las Pampas porque precisamente los restos estaban en el Museo de la Patagonia”.
“Ahora la idea es ponernos a trabajar en lo que va a hacer el verdadero descanso de Don Cipriano Catriel junto con los restos de los seis restos que pudimos lograr recuperar el pasado año en lo que es hoy la Plaza de los Pueblos Originarios”, señaló Seoane.
En cuanto al poncho en principio quedará en custodia de parte de los familiares. “Después o estarán en el Museo Squirru o en un centro cultural que habrá para ello el cual llevará el nombre de Marta Pignatelli en su casa”.
Es importante destacar que esta petición la hizo Matilde Catriel y Marta Pignatelli Catriel en el año 1999. Casi 20 años después, la familia recibió lo que es suyo.
La llegada a Azul
Aproximadamente a alas 21 horas llegó la familia González Catriel junto a Marcos Turón y Seoane quienes fueron recibidos por el Intendente Hernán Bertellys, el secretario de Gestión y Gabinete Alejandro Vieyra, su esposa Lucrecia Egger, el presidente del Concejo Deliberante, Pedro Sottile, el subsecretario de Gabinete y Gobierno Walter Surget, el Director de dirección de Cultura Daniel Galizio y el coordinador del Archivo del Museo Squirru, Gabriel Eilers.
A medida que fueron bajando de la combi, la primera en llegar fue Delia después, Norma González Catriel y quien llevaba el cráneo bisnietos de Don Cipriano, y Raúl tataranieto del Cacique.
Posteriormente sobre la mesa del despacho del Intendente, se desplegó el poncho y después se expuso el cráneo.
Bertellys expresó, entre otras cosas, que “es un momento muy emotivo tener en su tierra al gran Cacique Catriel. Recién recordaba a Marta Catriel y su hermana que pudieron lograr este objetivo tan preciado para toda la pampa”.
“Hoy tenemos en la tierra azuleña sus restos y poncho emblemático”, añadió.
A su turno Delia González “vivimos una emoción tremenda porque al principio no era para nosotros, sino para Tapalqué hasta que después tuvimos internas familiares  y finalmente se solucionó todo. Nosotros somos su familia”.
Por último Raúl se dirigió al Intendente a quien le dijo que “queremos expresar nuestro agradecimiento por habernos prestado el móvil para trasladarnos. Además lo queremos comprometer para que esto tenga un final feliz, así cómo se comenzó en un principio a gestionar el deposito de los otros restos, queremos que nos de una mano para ver dónde vamos a colocar este cráneo”.
A lo que Bertellys respondió “compromiso más que asumido de toda la comunidad azuleña que me toca representar. Vamos hacer algo rápidamente así podemos rendirle homenaje a Cipriano Catriel”. 
Tanto Omar Seoane y Marcos Turón, al igual que la familia González Catriel fueron felicitados por el Intendente y aplaudidos por los presentes por todo con mucha emoción.
 

¡Deja un Comentario!

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *