EN EL ACAMPE Y LUEGO, DURANTE UN CÓNCLAVE EN LA SEDE GREMIAL

Reunidos en Azul, secretarios generales de ATE de toda la provincia le dieron un fuerte respaldo a la lucha fabriquera

 

Pasado el mediodía, los fabriqueros compartieron una choripaneada con los secretarios generales que llegaron desde las sesenta delegaciones bonaerenses. NICOLÁS MURCIA


Por Augusto Meyer
ameyer@diarioeltiempo.com.ar
Representantes de las sesenta delegaciones regionales llegaron a la ciudad para acompañar las acciones que se llevan adelante con el propósito de lograr la reapertura de la fábrica militar de pólvoras y explosivos, y que esta semana se traducirán –al menos- en cortes de ruta y movilizaciones. En tanto según anunció el delegado de los trabajadores Juan Cacace, a partir de hoy no tendrán participación en las reuniones del Comité de Crisis. Se tensan las relaciones con un Ejecutivo que, al decir de los obreros y sus representantes sindicales, jamás estuvo a la altura de las circunstancias. 
Los principales referentes sindicales de la Asociación Trabajadores del Estado de la provincia de Buenos Aires estuvieron ayer en Azul para debatir las acciones a seguir en torno de la lucha que pretende lograr la reapertura de la Fábrica Militar de Pólvoras y Explosivos de Azul y, fundamentalmente, para brindar un fuerte y explícito apoyo a la lucha que vienen llevando adelante los fabriqueros. El respaldo de los sesenta secretarios generales de ATE de las distintas delegaciones distribuidas en territorio bonaerense se hicieron visibles inicialmente en el acampe que se desarrolla en torno del Palacio Comunal, donde EL TIEMPO pudo tomar contacto con algunos de estos referentes gremiales.
El encuentro, al decir de todos los entrevistados, tuvo el carácter de inédito en la provincia, ya que nunca antes habían llegado a esta ciudad para reunirse a debatir en torno de una cadena de situaciones que se vienen dando en distintos organismos de los estados municipales, provinciales y nacionales.
También se consideró a la crisis de FANAZUL como un emblema de lucha, siendo este caso tomado como ejemplo en otras ciudades y  provincias. Hasta se indicó que hay jefes comunales de la región que temen un efecto contagio en materia de conflictos sindicales que pueden llegar a surgir en la medida que se produzcan nuevas cesantías de empleados estatales.

Juan Manuel Cacace en el momento que –entre otras cuestiones- somete a la decisión de la asamblea el dejar de ir a las reuniones del Comité de Crisis. La moción fue aprobada. JOSÉ BERGER


Fuera del Comité de Crisis
En la asamblea que se realizó en el acampe, en presencia de varios de los secretarios generales que arribaron a la ciudad, el delegado de los fabriqueros Juan Manuel Cacace tenía algo para anunciar. Primero –como corresponde- lo hizo de cara a los obreros y, luego, lo transmitió –en vivo y en directo- por los micrófonos de este diario.
“Sabemos que no es una buena noticia. No es el Comité en sí el problema sino las decisiones que toma el Intendente. Nos preocupa que no haya soluciones concretas a los problemas que tenemos. A nosotros nos correspondía haber estado en la mesa a la que se sentó el Intendente cuando tuvo la reunión la semana pasada (en Casa Rosada), expresó.
El representante de los trabajadores no hizo más de confirmar que dejarán de asistir a las reuniones del Comité de Crisis, encuentros que se vienen llevando a cabo en el despacho del jefe comunal, en más de un caso en ausencia del propio Hernán Bertellys.
“No le corresponde al Intendente de Azul estar sentado en esa mesa solo. Hubiera estado bueno que fuera acompañado. Se lo pedimos hace dos años, se lo reiteramos meses después y claramente no está a la altura de las circunstancias para sentarse él a definir nuestro futuro. Alex Campbell es un funcionario que es encargado de Asuntos Municipales; no estamos discutiendo con funcionarios de primera línea. Estamos discutiendo con terceras, cuartas o quintas líneas que lo único que hacen es generar más incertidumbre, es provocar que cada reunión que genera esperanzas en los trabajadores luego se transforma en desesperación”, señaló.
Si bien agradeció los ofrecimientos que han tenido los fabriqueros para ser tenidos en cuenta como operarios en una empresa como EFASA, Cacace dijo que les estén dando por perdida una guerra, que es lograr la reapertura de la fábrica que está camino a la Boca de las Sierras.
“Nos están dando como trabajadores desvinculados de FANAZUL. Los trabajadores de FANAZUL acompañamos el proceso de EFASA cuando estuvo complicada, pero no le pedimos a los compañeros de EFASA que se vinieran a anotar a FANAZUL. Ellos querían cuidar su fuente de trabajo. Lo mismo sucedió con el frigorífico. Los acompañamos, les llevamos alimentos, pero en ningún momento les dijimos que se den por vencidos y que se vengan a trabajar con nosotros. Lo que queremos es recuperar nuestra fábrica”, ratificó.
Amplió la idea al señalar: “Estamos lejos de retirarnos de esto. Somos protagonistas de una lucha que está dando mucho que hablar. Nombrás FANAZUL en una estación de servicio fuera de Azul y te preguntan ¿qué pasa con la fábrica? Estamos generando identidad, y en momentos donde el Gobierno parece que quiere arrasar con los trabajadores estamos generando identidad de clase”.
Cacace es uno de los tantos que sostiene que la dirigencia política local, salvo honrosas excepciones, no está a la altura de las circunstancias.
“Cada uno es dueño y esclavo de sus palabras. Acá hay mucha gente que no puede resistir una nota ni un video por cosas que ha dicho y hecho. La incoherencia refleja a gran parte del arco político local y no escapa a lo que es la provincia y la nación. Acá hay funcionarios que han compartido palco con Mauricio Macri en Boca Juniors, como Agustín Carús; tenemos a Adrián Pérez en el Gobierno Nacional y a Fabián Perechodnik, como secretario general de la Gobernadora. Nosotros, los trabajadores, sea cual fuere el resultado de nuestra lucha, vamos a poder mirarnos a la cara uno con otro porque estamos haciendo lo que hay que hacer. Hay muchos políticos que cuando pasan por acá lo hacen escribiendo mensajes en el teléfono porque no son capaces de mirarnos a la cara y decirnos ‘no estamos haciendo nada por ustedes’”, indicó.
Tras reconocer la existencia de funcionarios “de paso”, que no son de la ciudad, dijo: “A todos los funcionarios les tiene que quedar algo claro; nosotros no amenazamos. Los trabajadores prometemos y cumplimos. Si la fábrica FANAZUL se cierra primero que va a contar con la complicidad de todos los funcionarios políticos que están en este momento. lo segundo es que, si la fábrica efectivamente se cierra, ellos se van a tener que ir con la fábrica porque no van a poder quedarse. Desde el lado obrero es el acontecimiento más triste que haya sufrido la ciudad”.
Fuerte acompañamiento en la ciudad 

María Cristina Melián (Olavarría).


María Cristina Melián, secretaria general de ATE Olavarría, dijo: “Nosotros venimos acompañando a los chicos desde los primeros cortes que hicieron. No es nada lindo quedarse sin trabajo pero nosotros sabíamos desde el principio que este no era un gobierno popular y que, por el contrario, iba a estar contra los trabajadores. Lamentablemente la decisión está tomada pero no hay que bajar los brazos; integramos una organización combativa que siempre está en la lucha y es la única que sale a reclamar los derechos de los trabajadores. Fue importante la caravana que se hizo la semana pasada. Lo lamentable es que el Intendente Bertellys entró solo a la reunión, sin ningún compañero de FANAZUL, y tiene a los trabajadores al lado de su despacho y no se acerca pero sí fue a Buenos Aires o al corte de ruta para la foto; no para solucionar problemas”.
La dirigente sostuvo que no han podido tomar contacto con el senador provincial olavarriense Dalton Jáuregui y que tampoco pudieron ubicar al legislador alguno de los veinte trabajadores de la vecina ciudad que se desempeñaban en FANAZUL.

Fernando Pérez (Zárate).


A su turno Fernando Pérez, secretario General de ATE Zárate, sostuvo que “además de los despidos que los compañeros estatales venimos sufriendo a nivel nacional, provincial y municipal, se agrega en este caso el cierre. Los estatales estamos sufriendo el embate de este Gobierno que viene por el ajuste y trae paritarias con tope, pérdida de los derechos y una reforma previsional a la baja; a todo esto se le agrega despidos y, cuando lo considera pertinente, reprime y mata a los trabajadores. Venimos a traer el saludo solidario de los trabajadores estatales de Zárate, que también estamos sufriendo despidos”.
El gremialista advirtió que “no le encontramos explicaciones al cierre de FANAZUL. Las explicaciones las va a tener que dar el Estado. En el área del Ministerio de Defensa veíamos que hasta la muerte de los 44 tripulantes del ARA San Juan iba a ser utilizado políticamente por este Gobierno para despedir y ajustar. Esperemos que todo esto pare acá porque en Zárate tenemos una base naval con 80 trabajadores, personal civil de las Fuerzas Armadas, que también están muy expectantes de lo que pueda pasar”.
Pérez recordó que “este Gobierno, ni bien asumió, nos puso el mote de ‘ñoquis’ a los trabajadores estatales pero ellos mismos, hoy, están reemplazando nuestros puestos de trabajo con los familiares suyos por sueldos exuberantes que no se condicen con la realidad del Estado. Esto va a continuar; si entre los trabajadores no somos solidarios, va a ser difícil la pelea”.

María Mercedes Cabeza (Sec. de Prensa ATE Provincia).


“Realidad provincial compleja”
María Mercedes Cabeza, secretaria de prensa de ATE provincia y trabajadora de SENASA, coincidió con que “tenemos 220 trabajadores despedidos de FANAZUL y vemos una realidad provincial compleja porque hay despidos por todos lados”. “Venimos de una lucha muy álgida en la Unidad Ejecutora Provincial con los trabajadores de la educación y tenemos varios ministerios con despidos, entre ellos el Ministerio de Trabajo, sumado a otras medidas de protesta que estamos llevando adelante como el IPS (Instituto de Previsión Social) que está hasta las 13 sin atención al público en contra de la reforma previsional porque se ha dicho durante el fin de semana que tienen intención de tratarlo este año. Me imagino un año muy complejo. Mi sector, que es SENASA, va a tener que resistir privatizaciones; ya aparece la figura del Director Técnico, que son veterinarios que contratan las empresas para hacer controles a las mismas empresas; eso haría que quienes deberían ser controlados van a ejercer el control. Algo de eso se dio en los años 90’ y a mediados de esa misma década apareció la fiebre aftosa, con el consiguiente cierre de los mercados, incluyendo el de la Unión Europea que es el mercado más grande que tenemos. El Gobierno quiere bajar el gasto público sin medir las consecuencias”.
La joven gremialista indicó que “nosotros habíamos hecho un cateo de dónde el Gobierno podía avanzar con recortes y Fabricaciones estaba sufriendo el vaciamiento desde hacía rato, con lo cual pensamos que podía ser más allá que nos parecía una irresponsabilidad”, para luego describir las precarias condiciones laborales de la que ella misma es víctima.
“Yo hace quince años que trabajo en SENASA y hace quince años que soy contratada. No es un caso aislado el de Fabricaciones; los trabajadores nacionales tenemos ese problema. Es un proceso que se viene dando desde hace más de diez años, con lo cual queda claro que no es responsabilidad sólo de este gobierno. En la provincia de Buenos Aires pasa lo mismo. Con la nueva Ley Laboral están propiciando el blanqueo de trabajadores en condiciones paupérrimas, con lo cual queda claro que el Estado avanza con esa postura de contrataciones sin estabilidad. Este no es un año electoral y el presidente tendría que empezar a gestionar y dejar de gobernar como si fuera una campaña política”, concluyó Cabeza.
A su lado, Carlos Alvarado de ATE-SENASA de Azul, lamentó que el año pasado referentes locales y nacionales de Cambiemos dijeran que “no iba a pasar nada” con FANAZUL “y hoy nos encontramos con estos compañeros sin laburo y la fábrica cerrada”.
“El sábado escuchaba que decían que el frigorífico iba a tomar gente. Nosotros, desde SENASA, estamos denunciando que hay falta de controles en todos lados. Cuando la Comunidad Europea se encuentre en marzo con todo este quilombo, ¿qué van a exportar? Hay que ser responsable con lo que uno sale a decir. Los muchachos no tienen laburo, están mal. Es una situación bastante engorrosa la que se viene para Azul y este año va a ser peor de lo que fue el que se fue”, consideró Alvarado.
El panorama en la costa atlántica
Beatriz Garrido es secretaria General de la seccional regional ATE de Mar de Ajó-La Costa. Ayer estuvo en Azul para acompañar la lucha de los fabriqueros. En diálogo con este diario lamentó que “situaciones como la de Azul la tenemos en todos lados”.
“Hoy estamos solidarizándonos con los compañeros de FANAZUL y nosotros en Mar de Ajó le estamos dando la pelea a los compañeros de Casinos. Hay un decreto firmado de que cierran los casinos de Necochea, Valeria del Mar y Mar de Ajó. Se habla de reubicar a los compañeros en el Casino de Pinamar pero entre Mar de Ajó y Pinamar hay setenta kilómetros. Es una situación muy difícil por el horario que trabaja casinos, de 21 a las 2 o 3 de la madrugada y es una ruta difícil. El casino de Mar de Ajó no da ningún tipo de pérdida y desde su inauguración, hace muchos años, jamás se puso una moneda para mejorar su aspecto, que no es el mejor”, señaló.
Leandro Sangonet, quien es delegado gremial de los trabajadores de casinos –sector del cual dependen casi 3.000 familias, 60 de ellas en Mar de Ajó- indicó que la provincia de Buenos Aires se les ríe en la cara cuando se plantea la situación de desarraigo de trabajadores que podrían ser reubicados.
“Nos preocupa la gestión de la Gobernación de cerrar estamentos estatales y beneficiar a los privados. En Mar de Ajó cierra el casi y tiene un bingo a tres cuadras y toda la explotación que genera el Estado se la transfiere al privado. El Gobierno quiere hacernos quedar como inútiles a los estatales. Hacen un vaciamiento sistemático durante dos años y ahora actúan diciendo que no somos productivos. Eso es una mentira total. La Gobernadora dice que va a atacar el juego clandestino y la ludopatía (adicción a los juegos de azar) y desde el juego tradicional nosotros tenemos tres veces menos de ludopatía que las tragamonedas. En el bingo de Mar de Ajó se anunció el decreto y al otro día cambiaron las máquinas. Es claro lo que está pasando. Hay que visibilizar la situación para que la comunidad la conozca”, agregó.
Realidades similares
Por su parte Leandro Olmedo, secretario General de la seccional Florencio Varela, comentó que “traemos el acompañamiento al pueblo de Azul porque entendemos lo que significa esta fábrica en el espacio de la provincia para trabajadores que durante años han logrado arremeter contra todos los gobiernos y supieron mantener el funcionamiento de la planta”.

Un instante de la reunión que ayer, pasadas las 15, mantuvieron en la sede local de ATE los secretarios generales de las sesenta seccionales de la provincia.


“Nosotros rechazamos este cierre porque hay tanto subsidio dando vuelta a empresas que son amigas del Gobierno…Hoy parecería que hay un olvido de toda la materia prima que se tenía que poner en esta fábrica para que pueda producir. No sólo acompañamos sino que estamos acá al lado de la gente, del vecino y del pueblo de Azul. Hay un solo método para luchar contra todo esto, porque estamos en democracia y nosotros elegimos la democracia. No queremos venir a romper esto sino que más que nada necesitamos el acompañamiento del pueblo de Azul, con mucho más esfuerzo y más ganas”, enfatizó.
Juan Apostol Martínez, secretario General de la seccional Ayacucho, dejó sus sensaciones de cara al acampe de los fabriqueros.
“Vinimos a la marcha del jueves de la semana pasada y hoy (por ayer) también estamos presentes porque vemos la situación de los compañeros. Hemos resuelto que no sólo hay que luchar por los 254 compañeros que están trabajando en la fábrica sino sumar a las familias; son alrededor de mil personas que a su vez le generan movimiento a la despensa de barrio, a la panadería, etc. La pelea que dan los fabriqueros me parece fantástica y veo que es importante la solidaridad de la gente de Azul, no sólo expresada con el hecho de marchar sino por el aplaudir al paso de los manifestantes. Ojalá la sociedad se siga concientizando a punto de exigirle al Intendente que se ponga al frente de todo esto”, explicó.
“Esto es el puntapié inicial –agregó Martínez-. Azul hoy es una pantalla que muchos están mirando. Incluso hay intendentes de la zona que temen un efecto contagio. Esta lucha de los compañeros de FANAZUL a nosotros, como municipales, nos fortalece, nos marca un camino. Y también nos parece importante reinvindicar el rol del sindicalismo. Uno como trabajador siempre cree en algún gremio. Por eso nosotros elegimos estar donde estamos, que es ATE, donde somos todos iguales”.
Otras voces sindicales
En el mismo acampe, Eduardo Bercovich, secretario Adjunto de ATE local, dio cuenta de la concentración en esta ciudad de “las 60 seccionales” participando de “una jornada histórica para el Consejo Directivo Provincial” en la coordinación de las medidas a implementarse el miércoles y jueves, con cortes de ruta y movilizaciones. Y presentó a Carlos Díaz, secretario Adjunto de ATE provincia, quien ratificó que “nos vamos a reunir para ratificar lo que han planteado los compañeros de FANAZUL en asamblea para el próximo miércoles y jueves y profundizar el plan de acción que desde ATE venimos desarrollando desde el mes de diciembre contra las reformas que impulsan el presidente Macri y la Gobernadora Vidal y con cientos de trabajadores en las calles reclamando por su fuente laboral”.
“Desde la ciudad de Azul reclamamos una vez más la urgente intervención de la Gobernadora María Eugenia Vidal en el conflicto por la reapertura de FANAZUL. Han sido infructuosas hasta ahora las gestiones realizadas ante el Intendente del distrito y de la propia Gobernadora mediante su secretario de Asuntos Municipales Alex Campbell, que la semana pasada se comprometió con los trabajadores de FANAZUL a recibirlos y hasta hoy no hemos tenido confirmación de ese compromiso. (Campbell) Me manifestó a mí en forma personal que era el encomendado por Vidal para intervenir en el conflicto de FANAZUL”, agregó Díaz.
Por su lado María Teresa Romero, de ATE Nación, adelantó que “la conducción nacional se reúne el 6 de febrero para comenzar un plan de lucha mucho más profundo porque tenemos una fábrica cerrada como FANAZUL; tenemos a miles de despedidos en todo el país y hay muchos lugares donde se deja cesante a la gente y no trasciende. Hay que obligar a este Gobierno a que cambie su política”.
“No puede ser de que haya tomado la decisión de que la política es el ajuste, el achique y el destruir la industria nacional. Si seguimos poniendo la plata para fortalecer la política nacional o compramos afuera, es una decisión política. ATE ha decidido que va a dar todas esas peleas. Primero porque para eso estamos; es nuestro deber y nuestra obligación. No hay otra política de este Gobierno que no sea descargar sobre los trabajadores toda la fiesta que pudo haber habido antes y que puede haber ahora. Al pueblo lo hambrean; siempre es la misma política y estamos cansados”, afirmó.
“LOS ÁNIMOS ESTÁN MUY CALDEADOS”

NICOLÁS MURCIA


El pastor evangélico Jonatan Sotelo lamentó que la dilación de una decisión en torno de FANAZUL, al margen del resultado que esto tenga -la ansiada reapertura o el cierre definitivo del emprendimiento-, hace que los ánimos estén “muy caldeados”.
“Las perspectivas están puestas en lo que es la posible reunión, esta semana (entre miércoles y jueves), y con qué interlocutores, para detallar el proyecto que el Intendente les presentó la semana pasada”, dijo el Pastor.
Indicó que se mantiene la incertidumbre en torno de las condiciones de seguridad de la planta, al mencionar que “el juez federal (de feria Bernardo Bidel, de Necochea) ha establecido que no hay problemas con los explosivos, que pueden estar estacionados dos años, sin tener ninguna fundamentación concreta sobre el tema, en especial con el verano que estamos teniendo con altas temperaturas. La mínima negligencia o el mínimo incidente no encontrará a gente capacitada para responder a ese asunto.
Otro punto, enumeró el entrevistado, “es el humor político que se hay en la ciudad”.
“Hoy (por ayer) se amaneció con el Municipio totalmente cerrado; se dice que hubo algunas diferencias entre los trabajadores y la comuna (trascendió que Hernán Bertellys supuestamente la emprendió a puntapiés contra algunos conos que estaban en el ingreso a la comuna). En el Comité de Crisis no se habló sobre eso, pero sí volveremos a tener la Municipalidad cerrada por el ingreso principal, teniendo el personal que ingresar por una puerta lateral. Como representante de la Iglesia Evangélica digo que es muy importante que más allá de los colores políticos y las fundamentaciones que cada uno pueda tener, lo importante es que no nos desunamos en este objetivo central que es la reapertura de FANAZUL”.
También lamentó que se haya pasado de una primera reunión, aquella en Fabricaciones Militares con Luis Riva, con saldo relativamente positivo, a una segunda en la Casa Rosada donde los entendidos en el tema FANAZUL no pudieron ni siquiera estar sentados a la misma mesa que sí estuvo Bertellys.
“La primera reunión descubrió que si el pueblo está unido, cada uno de los sectores que integramos el Comité de Crisis hizo lo suyo frente a Riva, el interventor, quien pasó de decir que la fábrica estaba cerrada a ‘que se abra una mesa técnica de diálogo’, lo cual trajo muchas esperanzas. Como el Comité de Crisis, junto con el Ejecutivo local, quiso ‘sortearlo’ e ir a tocar la Jefatura de Gabinete, Riva –ofendido por el ‘desplante’- automáticamente salió a decir ‘se cerró la fábrica’. De ahí que luego envió la carta diciendo que ‘estaba cerrada’ toda posibilidad de reapertura. No se pudo estar con gente que conoce acompañando al Intendente ante Gustavo Lopetegui, quien tampoco es especialista en la cuestión, y sí estuvo Riva. Eso generó desánimo; el día viernes no se presentó prácticamente nadie en el Comité de Crisis. Hoy (por ayer) volvimos, pero Dardo López, del Centro Empresario; el párroco de la Catedral Rafael Díaz y algunos representantes gremiales, anunciaron que no acudirán más. Yo creo que sigue siendo importante estar en el Comité de Crisis porque cada uno da su opinión, su estrategia y eso va aunando criterios para poder poner las energías en la reunión que anhelamos que sea el día miércoles porque los ánimos están muy caldeados”, concluyó.
 
 

¡Deja un Comentario!

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *