AJEDREZ

Reyes, caballos, torres y alfiles: un juego de chicos

 

Si bien este es un deporte para gente más grande y con un mayor poder de concentración, en la Escuela Municipal hay varios niños que están dando sus primeros pasos en esta disciplina y son el futuro del ajedrez de Azul. EL TIEMPO dialogó con tres de estas nuevas promesas para conocer como la reina y los peones pasaron a ser parte de su niñez. 

Alexis Alcaza, Santiago Seminara y Mateo Navarro tres de las promesas del ajedrez azuleño.FOTOS: NICOLÁS MURCIA. En la Escuela Municipal de Ajedrez, Alexis, Santiago y Mateo -junto a otros chicos- aprenden sobre este deporte.
<
>
Alexis Alcaza, Santiago Seminara y Mateo Navarro tres de las promesas del ajedrez azuleño.FOTOS: NICOLÁS MURCIA.

Se podría decir que el ajedrez es un juego para personas más grandes, porque en este deporte en el que se necesita silencio, concentración en la partida, algo que sería muy difícil lograr en un chico que ronda los 7 años de edad.

Pero últimamente muchos chicos se están acercando al ajedrez y Azul en este no es excepción. En la Escuela Municipal hay cuatro chicos que se llevan el título de “promesas” y de seguir serán muy bueno jugadores.

En esta institución municipal, donde concurres aproximadamente 45 alumnos,  sobresalen por su juego y por los resultados que consiguieron en su corta carrera; ellos son Alexis Alcaza, Santiago Seminara, Mateo Navarro y Lucas Sarachu.

Alexis Alcaza resultó quinto en su primer torneo regional que se jugó en Tandil; en su segundo certamen, uno de los más fuerte de la región jugado en Sierras Bayas, se quedó con el título de manera invicta de su categoría, al ganar las nueve partidas en las que jugó.

Santiago Seminara es el más chico del grupo con 6 años recién cumplidos, debutó en el torneo CODAI de Olavarria, se destaca por su estilo de juego y que va puliendo día a día. Su bisabuelo Julio Ronchetti fue un pionero del ajedrez de Azul.

Mateo Navarro, de 7 años, aún no debutó en torneos oficiales pero se espera mucho de el por su juego pausado y meditado, lo practica habitualmente con su abuelo y eso se ve reflejado en su juego.

Lucas Sarachu salió sexto en Rauch, el año pasado ganó el Prix del centro jugado en esta ciudad. Tiene tan sólo 7 años, y se destaca por su juego meditado por tal motivo es una de las grandes promesas del ajedrez de Azul.

EL TIEMPO se acercó a la Escuela Municipal de Ajedrez para dialogar con ellos –estaba ausente Lucas Sarachu- y conocer como se acertaron a esta disciplina y los planes que tienen en corto plazo, porque todavía son muy chicos para pensar a largo plazo, y que es lo que más le gusta de este deporte.

Sobre sus inicios en el deporte, Santiago Seminara comentó que “yo empecé porque mi mamá quería que moviera las piezas”. En tanto, Alexis Alcaza agregó que “mi papá me enseñó desde chiquito y aprendí con los movimientos de las piezas”. Por su parte, Mateo Navarro señaló que “para pensar, mi abuelo me enseño a los 3 años y que eso me sirviera para pensar en la escuela”.

En cuanto a como son las clases, los niños dijo que “acá es muy distinto en los torneos, porque nos divertimos, jugamos y el profesor es muy bueno; además, a nosotros nos gusta este lugar y la pasamos muy bien”. “Vamos aprender hasta que seamos grandes”, sentenciaron los niños.

En lo que se refiere a su participación en los torneos, Mateo Seminara señaló que “me gusta jugar los torneos porque me divierto mucho”, Alexis Alcaza agregó que “me gusta mucho ir a los torneos, ganar trofeos y nunca faltaría a un certamen”.

Pero no sólo es ajedrez la vida de estos chicos, sino que también realizan otras actividades o deportes, Alexis Alcaza comentó que “hago atletismo y juego al fútbol”, por su parte Mateo Navarro señaló que “me dedico a reciclar y de esta manera cuidar el Medio Ambiente”.

Ellos son el presente y sobre todo el futuro del ajedrez en Azul y con su inocencia y simpleza le dan un matiz especial a este deporte que se caracteriza por la seriedad y concentración. Son una nueva camada que se va acercando a los tableros y ahora dependerá de su pasión y de los mayores que marquen el camino para que sigan participando y formando parte del ajedrez zonal.

 

¡Deja un Comentario!

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *