ROAS cumplió 70 años de existencia

En el año 1945 cuatro vecinos de esta ciudad se juntaron para dedicarse a la venta de vehículos automotores, especialmente de la marca Ford. Decidieron ponerle como nombre las últimas letras de sus apellidos, por eso se llamó ROAS.

La empresa continuó en su tarea, tiene una relación ininterrumpida con la fábrica desde los comienzos hasta nuestros días, integra ACARA (Asociación de Concesionarios de la República Argentina) donde realiza acciones para beneficio de la comunidad.

Para que ese vínculo comercial prospere, dijo el gerente de Operación de Ventas de Ford Argentina, hay valores que son comunes y que tienen que ver con el respeto, la confianza, la integridad y la forma de hacer negocios. También tiene que ver con la capacidad de equipo que hizo ROAS. A lo largo de siete décadas las cosas fueron cambiando, el país cambió, los autos no son los mismos, las concesionarias, las formas de comunicarse y las expectativas de los clientes claramente también cambiaron. Ford y ROAS están en constante crecimiento para alcanzar y hasta superar esas expectativas.

Otro gerente de Ford Argentina destacó el arraigo que una concesionaria como ROAS tiene en su comunidad. Nos emociona mucho ir a las ciudades, ver el logo de Ford y lo que la gente siente por el concesionario de la localidad. Cuando se ve público, se palpa alegría, emotividad, acompañamiento, se da cuenta de que son todos amigos, dijo. Eso lo construye el concesionario con su equipo de gente, trabajando día a día y brindando lo mejor.

Por último destacó y valoró que formen parte de la conducción de la concesionaria integrantes de la tercera generación. Se quiere continuidad y es de desear tener muchas concesionarias más con este desempeño y esta performance.

Se trabaja dentro de Ford por los recursos humanos y se les transmite lo mismo a los concesionarios: tener un paso generacional y que esto continúe, finalizó.

La empresa en sus comienzos fue dirigida por Noel Layús, después siguió Mario Julio Layús, luego en el 2002 comenzó a trabajar Juana Layús y dos años después se incorporó Mario Julio Layús (h); ambos forman la tercera generación en el directorio de ROAS.

En este sentido existe un hecho destacable para esta empresa azuleña, que es una de las 65 concesionarias oficiales de la marca Ford que están distribuidas en el país. En 1998 se expandió a Olavarría. Este año se estará inaugurando una sucursal de 1.300 metros cuadrados con equipamiento nuevo y con un espacio de postventa que triplica lo que se tiene en la actualidad, y con puestos de venta en Bolívar y Tres Arroyos. Seis personas vinculadas con la empresa están cumpliendo 50 años en la firma. Ellos son: Lidia Mandrini, Camilo Granel, José Gandolfo, Víctor Scardilli, Daniel Scarcella y Mario Julio Layús.

Hoy la empresa genera fuente de trabajo a aproximadamente 80 personas, es decir más del doble que se tenía en la época de crisis en el año 2002.

Henry Ford decía: se podrá caer la empresa, se podrá incendiar pero mi gente me ayuda a reconstruirla de inmediato. Y los directivos de ROAS tomando estas palabras reconocen el valor humano de las personas que forman parte del plantel de la concesionaria. Se podrá tener capital e instalaciones pero, si no tienen la gente que la moviliza, no sirve.

Para orgullo de los azuleños ROAS cumplió 70 años de existencia, no sólo como empresa sino con responsabilidad social y espíritu solidario.

¡Deja un Comentario!

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *