EN MOMENTOS QUE NO HABÍA NADIE

Robaron en la casa de un contratista rural

El episodio delictivo, que después fue denunciado en sede policial, se produjo el pasado lunes en horas de la tarde en una vivienda ubicada en la calle España entre Mitre y Belgrano. Al menos un sujeto rompió la puerta de una patada para ingresar. Dinero en efectivo, cheques, joyas y una consola de juegos fueron los elementos sustraídos durante este robo.

El robo ocurrió cuando en la casa no había nadie, entre las 17.30 y las 21.15 horas del lunes último. La puerta principal de la vivienda fue destrozada a patadas para que, después, al menos un delincuente ingresara a cometer el ilícito.
NICOLÁS MURCIA
<
>
El robo ocurrió cuando en la casa no había nadie, entre las 17.30 y las 21.15 horas del lunes último. La puerta principal de la vivienda fue destrozada a patadas para que, después, al menos un delincuente ingresara a cometer el ilícito. NICOLÁS MURCIA

 

Una casa situada en la calle España de esta ciudad se convirtió el pasado lunes por la tarde en escenario de un robo, después de que al menos un sujeto ingresó por la fuerza a la propiedad en momentos que no había nadie.

Una vez descubierto, el episodio delictivo fue denunciado en sede policial por el damnificado: un contratista rural de 69 años llamado Héctor Omar Marsiglia, quien ayer en diálogo con este diario se refirió al ilícito ocurrido en su vivienda.

Diez mil pesos en efectivo, chequeras, una consola de juegos y joyas fueron los elementos sustraídos durante este hecho por el que ahora, tras la denuncia radicada en la comisaría primera local, se está instruyendo en sede judicial -la UFI 13, a cargo del fiscal Javier Barda- un sumario penal caratulado como robo.

“El robo fue el pasado lunes, el día feriado”, comenzó diciendo ayer Marsiglia en la charla que mantuvo con este diario.

“Con mi mujer habíamos ido a la casa de mi mamá. Salimos como a las cinco y media. Cuando regresamos a las nueve y cuarto de la noche nos encontramos con la puerta de la casa destrozada y con un gran desorden en toda la casa”, indicó también el damnificado por este ilícito.

Teniendo en cuenta que el robo se produjo en un horario donde en la zona donde está ubicada la casa, España entre Avenida Mitre y Belgrano, hay mucho movimiento, Marsiglia señaló que hubo vecinos que escucharon ruidos.

“Ellos sintieron como una explosión muy fuerte -que, según se estima, se produjo cuando la puerta de la vivienda fue violentada- pero creyeron que había sido un choque y no sospecharon en absoluto que estaban robando en mi casa”.

“Cuando volvimos nos encontramos con todo destrozado”, contó también el contratista rural, lo que hizo que instantes después policías fueran convocados al lugar para comenzar con las primeras averiguaciones.

El damnificado por este robo señaló que también fueron a su casa efectivos de Policía Científica, quienes tomaron diferentes rastros para tratar de identificar a los autores de este hecho, en el marco de ese sumario penal que ahora se está instruyendo.

Sobre la manera en que al menos un sujeto ingresó a su domicilio, Marsiglia comparó a lo sucedido el lunes en su casa con lo que el pasado sábado había ocurrido en la vivienda de la madre de Alejandro Irigoyen, adonde dos delincuentes también entraron con fines de robo después de romper a patadas una puerta de madera.

Tal lo que ya se informara, después de que la madre del ex concejal –una jubilada que tiene 85 años- regresó de misa, se encontró en la propiedad, situada en De Paula entre Bolívar y 9 de Julio, con ambos delincuentes, quienes la agredieron.

Los gritos de auxilio de la víctima de lo que fue ese robo ocurrido en horas de la noche del pasado sábado permitieron, instantes más tarde, que la Policía aprehendiera a ambos autores de ese hecho, aunque no sucedió así el pasado lunes en el domicilio del contratista rural.

En este caso, al menos un sujeto rompió a patadas la puerta de madera de la casa donde vive Marsiglia y su familia, “a la cual hicieron pedazos”, según el hombre expresó.

Después se cometió el ilícito, que incluyó las sustracciones de los elementos anteriormente referidos, para lo cual los autores del hecho provocaron un gran desorden y varios destrozos en los diferentes ambientes de la propiedad a los que accedieron en busca de dinero y de otros elementos de valor de los cuales apoderarse de manera ilegítima.

“Revolvieron toda la cosa e hicieron un lío bárbaro. Hasta quisieron llevarse un plasma enorme que está en la cocina, pero no pudieron”, agregó el contratista rural.

Al ser consultado sobre si los autores del hecho contaban con algún dato previo que les hiciera creer que en la casa iban a encontrar una gran cantidad de dinero, Marsiglia sostuvo que el robo “fue al boleo”.

“Tal vez ellos pensaban que iba a ser sí, que acá iban a encontrar mucha plata. Pero la realidad es que eso no es así. Sólo se llevaron lo mínimo, entre lo cual había parte de lo que es mi jubilación. Por el trabajo que nosotros realizamos, que nos dedicamos al campo, el dinero nunca queda en la casa”, agregó finalmente.

El dato

Marsiglia contó que el del lunes pasado es el primer robo de estas características en su casa que lo tiene como damnificado. “Ahora ya está. Esto nos cayó como un balde agua fría. Hoy estamos viendo que le puede pasar a cualquiera una cosa así. Lo que está pasando en Azul es terrible. Habrá que empezar a pensar de otra manera”, agregó al aludir a la implementación de diferentes medidas de seguridad tendientes a proteger su propiedad y sus bienes.

¡Deja un Comentario!

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *