DURANTE EL PASADO FIN DE SEMANA

Robaron la caja fuerte en una casa consignataria de hacienda

 

El episodio delictivo se produjo en “Ganadera Azul SRL”, que tiene sus oficinas en Belgrano entre Rauch y España. Uno de los socios de la firma comercial contó ayer detalles del hecho. Según dijo, en el interior de la caja había unos 20.000 pesos en efectivo, cheques y documentación. La caja fuerte, de hierro, pesa alrededor de 300 kilos, por lo que se cree que fueron varios los delincuentes que la sustrajeron.

 

El robo, según se cree, se produjo en horas de la noche del pasado domingo. Al día siguiente, cuando los socios y demás empleados de la firma concurrieron a la consignataria, ubicada en Belgrano entre Rauch y España, tuvieron que llamar a un cerrajero para que abriera la puerta. Los delincuentes ingresaron a la casa consignataria por la parte de atrás. Para llevarse la caja fuerte, la retiraron por el frente de la propiedad, sin que ningún vecino pudiera observar el accionar delictivo ni escuchar ruidos que llamaran la atención.
FOTOS: NACHO CORREA
<
>
El robo, según se cree, se produjo en horas de la noche del pasado domingo. Al día siguiente, cuando los socios y demás empleados de la firma concurrieron a la consignataria, ubicada en Belgrano entre Rauch y España, tuvieron que llamar a un cerrajero para que abriera la puerta.

Delincuentes se llevaron una caja fuerte de hierro que pesa aproximadamente unos 300 kilos y en cuyo interior había documentación, cheques y alrededor de 20.000 pesos. El robo se registró durante el pasado fin de semana en una casa consignataria de ganado de esta ciudad, hecho que fue denunciado en sede policial una vez que anteayer fue descubierto por los responsables de la firma comercial.

“Ganadera Azul SRL”, la consignataria de hacienda que está ubicada en Belgrano entre Rauch y España, fue el lugar donde se produjo el ilícito que ahora se investiga en formato de una causa penal desde una fiscalía local.

Ayer Julio Ruiz, uno de los socios de la firma comercial, en diálogo con EL TIEMPO brindó detalles sobre el ilícito, al que calificó como “un robo que no deja de ser raro” teniendo en cuenta las especiales características que tuvo.

Según Ruiz, al episodio delictivo lo descubrieron el pasado lunes por la mañana, cuando llegaron a las oficinas y tuvieron que llamar a un cerrajero “porque no podíamos abrir la puerta”.

Una vez que ingresaron al local, comprobaron que en el interior de la consignataria todas las oficinas presentaban un gran desorden provocado por los delincuentes, quienes además se llevaron esa pesada y antigua caja fuerte de metal con toda la documentación, cheques y el dinero que en su interior tenía.

“El lunes, cuando vinimos, encontramos que habían robado y que se llevaron la caja fuerte”, dijo Ruiz ayer en la charla mantenida con este diario.

Según explicó, los delincuentes ingresaron por un patio a la propiedad donde funciona la consignataria de hacienda, lugar al que llegaron desde los techos.

Una vez en ese patio, utilizando unas barretas forzaron la reja de atrás y después rompieron una puerta de madera”.

Todo el accionar delictivo se vio favorecido porque en las oficinas no hay alarma ni tampoco cámaras de seguridad.

“Una sola persona no se la pudo haber llevado”

De acuerdo con su versión de lo sucedido, Ruiz concluyó que por lo pesada de la caja fuerte “una sola persona no se la pudo haber llevado”.

Más allá del perjuicio económico que el episodio delictivo tuvo para la firma comercial dedicada a la comercialización de ganado y que desde hace diez años está ubicada en su sede de la calle Belgrano, Ruiz –de 58 años- sostuvo que “fue mas el daño que nos hicieron por lo que se llevaron, ya que teníamos mucha documentación relacionada con nuestra actividad en la caja fuerte. Había contratos, estatutos, títulos de propiedad y varios documentos más”.

Además de toda esa documentación, de vital importancia para los negocios que habitualmente se hacen a través de esa casa consignataria de hacienda, en el interior de la caja fuerte había unos 20.000 pesos y algunos cheques, según se menciona en la denuncia que por lo sucedido fue radicada en la sede de la comisaría primera local.

“Ese dinero era la caja chica de la consignataria. Una cifra más o menos así era la que había en el interior de la caja fuerte”, señaló también uno de los socios de la firma comercial dedicada a la comercialización de ganado.

 “El robo es muy raro” 

“El robo es muy raro”, expresó Ruiz en otro tramo de la charla mantenida con este diario ayer al referirse a lo sucedido durante el pasado fin de semana.

El sábado y domingo, como habitualmente ocurre, la casa consignataria de hacienda permaneció cerrada.

Ese gran desorden que los delincuentes provocaron en las oficinas de la consignataria estuvo relacionado a que buscaron en varios lugares la llave para abrir la caja fuerte.

“El escritorio estaba todo dado vuelta. Buscaron la llave de la caja hasta en el último rincón, cajón, estante o caja para no llevársela. Pero como no la encontraron, se terminaron llevando la caja fuerte”, agregó al respecto.

Desde su punto de vista, “se necesitan, como mínimo, cuatro personas para mover la caja fuerte, que pesa más de trescientos kilos”.

A pesar del lugar donde la casa consignataria de ganado está ubicada, nadie pudo observar a los delincuentes ni escuchó los ruidos provocados al momento que se estaba llevando a cabo el ilícito.

Además -indicó Ruiz- “la única cámara que había está enfrente y no anda”.

La caja fuerte fue retirada por la puerta principal del comercio dedicado a la comercialización de ganado.

“Se fueron por adelante, ya que encontraron una llave de repuesto que tenemos en un cajón y abrieron esa puerta para salir con la caja”.

El dato llamativo es que cuando el lunes pasado fueron a la consignataria, tuvo que ser llamado un cerrajero para que abriera, ya que uno de los autores de este robo dejó cerrada “sólo con una vuelta de llave” y del lado de adentro la puerta por donde sacaron la caja fuerte.

Eso implicó que la llave que los ladrones hallaron dentro de las oficinas quedara puesta del lado de adentro, lo que hacía imposible abrir la puerta desde afuera.

Según cree Ruiz, al dejar de la manera antes mencionada cerrada la puerta principal de la consignataria, uno de los autores del robo “se fue por atrás, por el mismo lugar por donde habían ingresado, después de que la caja fuerte fue sacada por la puerta de adelante. Para mí, uno de los ladrones se ha ido de vuelta por el techo para poder dejar las llaves así”.

“De un lado tenemos un terreno baldío y del otro viven unas personas mayores, pero ellas no oyeron nada. Nosotros pensamos que el robo fue durante el partido de fútbol de Argentina-Chile el domingo por la noche. Me inclino por pensar que fue en ese momento, porque es raro que nadie haya visto nada. Igual, de afuera uno no se daba cuenta que habían robado porque a la puerta la cerraron con llave, a propósito, con media vuelta, para que no se pudiese entrar. Por más que hubiésemos pasado después del robo, nadie se hubiera dado cuenta porque la puerta estaba cerrada y las persianas bajas”, señaló también con relación a lo sucedido.

Y en cuanto al accionar de los ladrones, indicó que “fueron específicamente a buscar esa caja fuerte que se llevaron”.

El dato

Una vez que el pasado lunes el robo fue descubierto, al lugar fueron convocados peritos de Policía Científica, para buscar rastros y otros elementos que sirvan para identificar a los autores de este ilícito. Según Ruiz mencionó ayer, los peritos “encontraron rastros de pisadas en la pared por donde los ladrones bajaron desde el techo al patio” de la consignataria. Tras la denuncia radicada por el robo en la Seccional Primera, en la causa penal que se está instruyendo interviene la UFI 6 que está a cargo del Dr. Luis Surget.

 

 

 

¡Deja un Comentario!

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *